Apreciado autor:

No voy a leer tu libro.

Observo desde hace un tiempo que me envías mensajes a través de distintas redes, en especial mediante Twitter, para que lea el libro que has publicado, dé mi opinión sobre él o ayude a promocionarlo.

Te lo diré desde el principio: no voy a leer tu libro. Y, es más, te diré por qué.

Ya comenté anteriormente que una pregunta o duda la contesto con gusto, pero no realizo servicios gratuitos por aquellas tareas a las que me dedico profesionalmente; es decir, aquellas labores de las que vivo y que me dan de comer.

Si quieres saber más te invito a visitar Compartir conocimiento sí, trabajar gratis no: la delgada línea de la consultoría.

Advierto que en Twitter tienes diferentes formas de actuar:

  • Tuiteas un enlace a tu libro y al final agregas mi usuario y, en algunos casos, también el de otras personas.
  • Me pides que reseñe tu libro u opine sobre él.
  • Solicitas el RT de un tuit donde está el enlace a tu libro.
  • Requieres que ayude a promocionar tu libro, tu relato, etc.
  • Me citas y, a continuación, pones el título y el enlace a una entrada a tu blog o a tu libro.
  • Asocias mi usuario de Twitter con hashtag relacionados con tu libro.
  • Si eres un seguidor o contacto, y conversamos aunque sea de vez en cuando, seguro iré al enlace que me indicas y veré qué  puedo hacer algo por ti (seguidores, suscriptores a mi blog y contactos pueden dar fe de ello).

Si realizas algunas de las acciones anteriores y no sé quién eres, ni lo que escribes y nunca he establecido contacto alguno contigo, por lo menos ten la deferencia de seguirme.

Si no me sigues y no interactuamos, entenderé que solo te interesa mi perfil porque puede aportar seguidores al tuyo o porque buscas publicidad. ¿No me sigue y tienes el morro de pedirme que lea, reseñe, opine o promocione tu libro?

Los RT

No me pidas RT de tu obra cuando no te conozco, no he leído tu libro ni has intercambiado un solo mensaje conmigo; es cansino y produce el efecto contrario al que buscas.

Pedir un RT está bien para apoyar una causa, una donación, no para hacer publicidad de un producto o una marca; de este modo, te transformas en un vendedor de feria (con todos mis respetos a ellos).

Recuerda que no estás en una feria sino en una red de conversación online. Nadie va a leer tu libro porque grites más fuerte o lo repitas hasta la extenuación.

Querido autor, por mi parte, que sepas que tal vez una dejo pasar, aunque lo más probable es que te silencie; pero a la segunda acción de este tipo te bloqueo.

Además, corres con el riesgo de que te reporte como spam si te pones muy pesado, porque algunas veces en días consecutivos me envías más de cinco o seis tuits.

Sugerencias para interactuar en Twitter

Permíteneme que te aconseje hacer los siguientes ejercicios para interactuar de la mejor forma posible en Twitter:

  • Echa un vistazo a la innumerable información que existe en Internet sobre cómo escribir un tuit y luego hazlo, no a la inversa.
  • Escribe sin faltas de ortografía y con un mínimo de sentido. No olvides que dices que eres escritor.
  • Interiorízate con las abreviaturas que se utilizan. Aquí tienes un enlace bien completo: Las 45 abreviaturas más comunes en Twitter y otras redes sociales.
  • No repitas, tuit sí tuit no, “Soy escritor y he escrito tres libros”. Sinceramente, puedes llegar a hacer un poco el ridículo.
  • Evita frases trilladas del estilo “no podrás parar de leerla”, o recomendar tú mismo la lectura de tu libro; pierdes credibilidad.
  • Si te dan un premio ¡felicitaciones! Pero no me lo comuniques varias veces con cientos de tuits; con uno me basta, nos damos por enterados, gracias.
  • Y no me envíes bendiciones a diario, me considero bendecida desde el primer mensaje. Por favor, déjalo estar…

Los mensajes por correo electrónico

Por email también me escribes y verás que agradezco que lo hagas; porque te has tomado el trabajo de hacerlo y de considerarme para evaluar lo que escribes.

Pero no te ofendas ni cabrees cuando en la respuesta te pregunto si quieres recibir las tarifas por mis servicios.

Si tú no valoras tu trabajo no es problema mío, yo sí valoro el mío, y el de los demás. Vuelvo a repetirlo: no voy a leer tu libro, ni opinar sobre él, gratis, así porque sí: mi tiempo y conocimiento tienen un precio y unas tarifas.

Tampoco tomes a mal si a la frase “Me vendría bien una crítica, una opinión o reseña de mi libro”. Yo puedo responderte con frases del estilo: “Me vendría bien ganar la lotería”. ¿Entiendes por dónde voy?

Como autor, además, debes ser consciente de que caben tres posibilidades: que lo que escribes es muy bueno y te lo has currado con ganas; que lo que escribes es bueno pero puede necesitar algunas revisión para mejorarlo o, simplemente, tu libro es un verdadero tostón y es mejor que te dediques a otra profesión.

Si lees esta carta y te sientes identificado con alguna parte de ella, por favor, léela de nuevo, más tranquilo, y analiza lo que expongo.

No pretendo tener razón ni imponer una visión, solo expresarte que algunas veces tus acciones resultan un tanto cansinas de tan reiteradas.

Sí, es cierto, hay días que el calor me exaspera… Que pases un feliz verano.

No insistas con mensajes como estos: no voy a leer tu libro

Algunos ejemplos de mensajes que envían los autores, en Twitter.

(Tenía pensado no incluir ejemplos concretos, pero he pensado que si a ti no te importa nombrarme, a mí tampoco debería).