Cómo pedir un presupuesto por servicios editoriales (II)

Mariana Eguaras julio 28, 2017 @ 9:31AM

Por el 15 Sep, 2014 | 6 comentarios

 

Este artículo es continuación de la entrada anterior Cómo pedir un presupuesto por servicios editoriales (I).

El planteamiento para una y otra entrada es el mismo: al momento de pedir un presupuesto por servicios editoriales es necesario conocer los modi operandi del sector.

Con esto se evita el intercambio de varios correos electrónicos antes de ofrecer un presupuesto real y ajustado al proyecto, aparte del ahorro de tiempo y trabajo (innecesarios).

Cuanto más detallada sea la solicitud de un presupuesto más rápido se obtendrá una respuesta y las tarifas por los servicios que se piden.

En la primera parte comenté los aspectos a considerar sobre la corrección, la traducción, la maquetación, el diseño de cubierta e interiores y las distintas modales de edición o formatos en los que puede derivar una obra.

A la lista de diez puntos ya expuestos llega el undécimo: el “cajón de sastre” o la “caja de Pandora”, donde caben una multitud y variedad de servicios asociados, de una u otra forma, a los servicios editoriales tradicionales.

 

Presupuesto

11. Para otros servicios: como la lista es larga me limitaré a aquellos que más se solicitan:

— Creación de cuenta en las plataformas de autopublicación: crear una cuenta en una plataforma significa, entre otras cosas, dar datos personales y financieros a quien realiza el trámite.

Algunas preguntas para hacerse son: ¿en qué plataforma? ¿En cuántas plataformas? ¿Quieres que el libro esté publicado en todas ellas o solo en las más relevantes?

¿Solo abrir cuenta o también administrarla por un determinado tiempo? Las actualizaciones, si las hubiere, ¿quién las realizaría? ¿Deben presupuestarse?

 

— Carga de archivos en las plataformas de autopublicación: hay que considerar que cada plataforma tiene su propio sistema de publicación, que algunas funcionan mejor que otras, y que algunos pasos requieren especificaciones técnicas.

Para Amazon es suficiente un archivo Word para generar el interior del libro, pero para Smashwords y Apple es imprescindible un EPUB validado, sin errores.

En CreateSpace y Amazon KDP pasa algo similar con la cubierta y el interior. Dicho lo dicho, pregúntate: ¿podré hacerlo por mí mismo? ¿Cuento con tiempo para hacerlo? ¿Sé validar un EPUB?

Si encuentro un error en la validación, ¿cómo lo soluciono? ¿Por qué hay errores en EPUB que no se manifiestan en un archivo MOBI? ¿Qué características tiene una cubierta para impresión?

 

— Carga de metadatos en las plataformas de autopublicación: en la mayoría de las plataformas es muy fácil incluir los metadatos de un libro y su autor. Como ser: título, subtítulo, idiomas, categorías o materias, sinopsis, biografía, etc., pero hay que hacerlo, y una a una (porque cada plataforma tiene su procedimiento).

Entonces, ¿quién se encargará de completar los datos del libro y demás informaciones que son requeridas?

Si quieres imprimir tu libro bajo demanda en Casa del Libro ¿sabes cómo completar el Excel que envían y es obligatorio?

 

— Gestión de ISBN y Depósito legal: es necesario indicar si se desean estos servicios y la gestión de los mismos.

Debes saber que el ISBN tiene un precio de entre 45 € y 80 € (esta última tarifa incluye “datos ricos”) y se cobra por gestionar el mismo (solicitud, completar formularios, establecer las materias IBIC, seguimiento del trámites, etc.).

Lo mismo con el Depósito legal que, aunque es gratuito, la gestión no lo es.

 

— Redes sociales de lectura: por lo menos hay unas quince redes sociales de lectura donde vale la pena crear la ficha de un libro y de su autor para promocionar la obra, más otras quince si se desea aumentar la visibilidad.

Aunque se tenga todo el material a mano (resumen, sinopsis, biografía del autor, imágenes, muestra del libro, etc.) es un servicio que requiere de tiempo y, al igual que con las plataformas de autopublicación, cada red tiene su intríngulis y varias de ellas solo están disponibles en inglés.

 

Estrategia o plan de marketing: aunque a priori pueda parecer un gasto innecesario no lo es.

Por el contrario, es una herramienta vital para saber qué hacer, cuándo hacerlo, evaluar el mercado de forma objetiva, analizar el producto y a la competencia, establecer las líneas de acción, y un extenso etcétera.

Es la herramienta para timonear la comunicación y promoción de un libro. ¿Tienes una estrategia de marketing para tu libro o vas al voleo “a ver qué pasa”?

 

Para finalizar, me permito algunas sugerencias más:

  • Aparte de lo anterior, siempre es esencial contar con una muestra de la obra original, por ejemplo, del primer capítulo. Ello ayuda a evaluar el tipo de corrección necesaria (algunas obras necesitan solo una corrección ortotipográfica y otras ser reescritas), a analizar las posibles variantes de maquetación y diseño, y a definir qué recursos y herramientas serán necesarias para su producción.
  • He calculado que en el noventa por cien de los casos las imágenes que se obtienen de una página web no sirven para impresión. No existe magia alguna por la cual una imagen en PNG a 72 dpi pueda transformarse en formato TIF a 300 dpi y mantenga calidad, ni Photoshop es capaz de realizar este milagro. Si tu obra está destinada a transformarse en un libro impreso obtén imágenes con calidad suficiente desde el inicio (para saber la calidad de una imagen: Cómo remuestrear imágenes de pantalla para impresión).
  • Cuanto más complejo sea el contenido de la obra más caras serán las tarifas por la sencilla razón de que lleva más trabajo editar, componer, rehacer, adaptar, etc. todo ese material. Más modalidades de edición, ídem criterio.
  • Intenta no solicitar un presupuesto para tener una idea de cuánto puede salir: para eso puedes recurrir a múltiples páginas web que publican sus tarifas y con ellas te haces una idea del precio de cada uno de los servicios. Si pides un presupuesto por servicios editoriales ten en consideración el tiempo empleado por quien lo realiza.
  • Sé concreto, por favor, y no pidas las mil y una combinaciones posibles de impresión; reduce las alternativas. Si así y todo necesitas hacerlo intenta encontrar el modo menos enrevesado de expresar lo que quieres (evita correos como este). Si quieres precios orientativos sobre impresión, utiliza las calculadoras que muchas imprentas ofrecen en sus páginas web.
  • Indica fechas y/o plazos: informa para cuándo necesitas el trabajo terminado y pregunta si es posible. Un libro no se hace en dos días y lo mejor es trabajar con un calendario editorial. Recuerda también que los presupuestos tienen una fecha de validez.
  • Si el presupuesto no lo puedes asumir —por el motivo que sea— no respondas con tópicos del estilo “déjeme que estudie su presupuesto durante unos días y ya le contactaré” o “Me lo estoy pensando”. Se nota a la legua —y algún kilómetro más— que te ha parecido caro y no puedes asumirlo. Siendo sincero, por mi parte, corres el riesgo de que reduzca el presupuesto y realice el mismo trabajo por menos dinero, siempre que el proyecto me interese.
  • Me enseñaron que agradecer es de buena educación, así que siempre da las gracias a quien te ha enviado un presupuesto. Esa persona ha dedicado tiempo a elaborarlo, un tiempo que el ochenta por cien de las veces es infructífero y, por otro lado, es un modo de indicarle que has recibido las tarifas (por cierto, aún espero respuesta del correo de la imagen…)

Y al final, por las dudas, siempre queda bien incorporar las frases “Si necesita más información no dude en preguntar” 😉

 

Cómo pedir presupuesto por servicios relacionados a los servicios editoriales

 

He escrito estas entradas con el deseo de te ayuden a pedir un presupuesto por servicios editoriales de la mejor manera posible. Ahorrarás tiempo tú y se lo ahorrarás a quien te envíe las tarifas.

    6 Comentarios

  1. Gracias por tan valiosa información, por cierto el número de ISBN es necesario este registro si publico en Amazon??? Tiene alguna repercusión no obtenerlo? Saludos

    Mhonyka

    16 septiembre, 2014

    • El ISBN no es obligatorio,aunque puede ser que en alguna tienda online lo exija para vender el libro (por ejemplo Tagus). Si no tienes un ISBN, Amazon asigna al libro un ASIN (un código creado por Amazon para identificar sus productos). Saludos.

      Mariana Eguaras

      16 septiembre, 2014

  2. Soy escritor y quisiera saber qué redes sociales de lectura le parecen más meritorias a Ud. para promocionar mi libro. Saludos cordiales.

    J. J. Pérez Puig

    20 septiembre, 2014

  3. De nuevo, Mariana, felicitarte por tu capacidad de convertir en transparente lo que a mí, particularmente, que estoy al otro lado de la edición y de la publicación me parece engañoso y difícil de interpretar la letra pequeña. Ya confié en ti una vez y estoy segura de que no será la única. Gracias por tu sinceridad. Abrazo

    Carme Barba

    25 septiembre, 2014

Trackbacks/Pingbacks

  1. PaperBlog - Cómo pedir un presupuesto por servicios editoriales (II) El planteamiento para una y otra entrada es el mismo: al…
  2. Cerlalc - Gestión económica del proyecto editorial Lecturas e informes complementarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *