“Editorial” no se relaciona solo con libros, sino con contenidos

Mariana Eguaras septiembre 27, 2016 @ 1:28PM

Por el 8 Dic, 2014 | 9 comentarios

 

Tradicionalmente, si mencionamos u oímos editorial, mundo editorial, sector editorial, etcétera editorial, asociamos estas expresiones a los libros, pero lo editorial, en estos tiempos modernos, va mucho más allá.

Allende las definiciones que el DRAE arroja para la palabra editorial, esta se relaciona con los contenidos, y los contenidos no se circunscriben exclusivamente a los libros y a lo impreso.

Por tanto, creo interesante exponer algunas ideas para ampliar la visión que tenemos de lo editorial.

Si hablamos de contenido, este puede ser plasmado en distintos formatos y soportes, no solo en formato libro y en soporte impreso. Editorial abarca diferentes tipos de publicaciones además de libros:

  • Las revistas o magacines: que ofrecen contenidos temáticos, artículos y reportajes dirigidos a todo público o el abordaje de noticias desarrolladas de manera más amplia. Por lo general, tienen una periodicidad semanal o mensual y pueden ser revistas impresas o digitales.
  • Los periódicos: un tipo de publicación que se edita y distribuye con regularidad cuyos contenidos principales lo conforman hechos noticiosos. También se lo denomina “diario” y, al igual que las revistas, puede ser impreso y digital.
  • Las piezas gráficas: esta es una expresión que se utiliza en el diseño gráfico para nombrar a diferentes composiciones visuales, como ser catálogos, folletos, dípticos, trípticos, carteles, roll up, papelería comercial, presentaciones, etc. Cada una de estas piezas necesita de una curación de contenidos, de un tratamiento editorial, y no solo del texto sino también de aspecto visual. Aunque se les continúe denominando piezas gráficas también pueden ser digitales, como la aplicación de la identidad visual de un blog o página web mediante la creación de imágenes para el propio sitio, para las redes sociales y el diseño de newsletters o banners, entre otros.
  • Los textos digitales: hago referencia a los textos que se escriben para soportes digitales —aunque el texto es una obra que puede plasmarse en distintos soportes—, como ser un blog o página web, pero también a contenidos para una aplicación móvil o para la ayuda o tutorial incorporado en un software.

Editorial es sinónimo de contenidos

También nos encontramos con la expresión línea editorial, que puede hacer referencia a:

  • Los corpus de una editorial: es uno de los aspectos por lo que se diferencia a una casa editora de otra. Rasgos característicos como los temas que publican, el tipo de publicación, el diseño editorial de sus libros y el tratamiento de los textos aportan una diferenciación que se sostiene en la línea editorial que se haya establecido en la empresa.
  • La política de un medio: hace referencia a la doctrina de un determinado medio para abordar los artículos o las noticias y suele expresarse de manera más cabal en el editorial de ese medio, sea un periódico, una revista o una emisora de radio, etc.
  • A los contenidos de un blog y cómo se abordan: la definición de una línea editorial para un blog o página web permite hacer foco en una propuesta de valor para los lectores, de forma clara y periódica. No importa si el blog es sobre lavarropas, coches o libros, también aquí la línea editorial está relacionada con los contenidos.
  • A las publicaciones en redes sociales: qué temas compartir en las redes sociales y la selección de contenidos sobre esos temas constituyen también una política editorial. Por ejemplo, en las redes sociales que utilizo a diario comparto artículos sobre el sector editorial, la autopublicación, la edición digital y entradas sobre las publicaciones y libros, incluso he creado unos periódicos digitales que abordar estos temas y no otros.
  • Al marketing de una empresa: en especial a la línea editorial de una marca, que define de manera estratégica el carácter, la personalidad, el tono y el posicionamiento de los contenidos; todo orientado a obtener un compromiso por parte de los clientes o usuarios (engagement).

 

Por otro lado, si nos referimos a calendario editorial podemos aludir a:

  • Los contenidos de un blog: que consiste en una herramienta para organizar y programar los contenidos que volcamos en un blog y la orientación que le damos a esos contenidos.
  • Los contenidos de un sitio web: aunque este sea estático y no cuente con una actualización periódica como un blog, también necesita de un calendario. Al momento de crear el sitio se debe establecer su arquitectura, qué tipo de contenido tendrá y cómo será presentado, cuál será el orden de su construcción, etc. Más necesario se vuelve el calendario editorial si el sitio es bilingüe o trilingüe, ya que habrá más contenidos para organizar y gestionar.
  • Los procesos de edición de una publicación: este punto lo expliqué en una entrada anterior y consiste en listar cada uno de los servicios editoriales requeridos por un cliente y la asignación de una fecha de inicio y una de finalización.

 

Por todo lo dicho anteriormente, “lo editorial” se relaciona con los contenidos, en general. Cuando en alguna entrada o página de este sitio lees que ofrecemos servicios editoriales integrales, nos estamos refiriendo a que no solo trabajamos con libros, sino con cualquier tipo de contenidos, publicación o pieza comunicativa, impresa o digital, incluso con presentaciones en PowerPoint y documentos de Word. Nuestra intención, siempre, es ofrecer un servicio global donde el cliente pueda resolver sus necesidades de comunicación con un solo proveedor y a través de una atención personalizada.

 

“Editorial” no se relaciona solo con libros, sino con contenidos

Cuando oigas o hables de editorial, ¿a qué tipo de contenido estarás haciendo referencia? Recuerda que la clave está en el contenido y no en el formato o el soporte.

    9 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo contigo Mariana, editorial no es ni un concepto físico (papel), ni tampoco de producto sino de contenidos y su gestión. Es importante matizar esto porque hasta hace poco y debido al auge experimentado el producto más popular se había comido al significado real.

    Un saludo 🙂

    makertan

    8 diciembre, 2014

    • Esta entrada me pareció pertinente escribirla porque algunos clientes se sorprenden que ofrezca más servicios que “hacer un libro” y porque, en diferentes encuentros o charla, sale el tema y tengo que explicarlo. Y la gente es muy generosa y me da tema para las entradas 😉 ¡Saludos!

      Mariana Eguaras

      8 diciembre, 2014

  2. Hace 2 dias vi en un post que mencionaba que en 2015 subirán el IVA al 21 en los libros electrónicos, que implicará una media de 1,75€ creo de más por libro. El autor decia que es porque se considera material electrónico, no cultural (el libro impreso ¡sí!). Entonces cuando todos esos libros están en ordenadores en maquetándose ¿también son material electrónico solo?… yo pienso exactamente como en este articulo, no es tema soporte sino contenidos, y todos los contenidos escritos aportan en mayor o menor medida valor al patrimonio cultural de la humanidad; en este sentido no me siento cómodo con una tecnologia deshumanizada, que no protege los valores sociales sólo temas de consumo; pero espero se recupere conciencia sobre ello.

    Daniel

    9 diciembre, 2014

    • Hola, Daniel: Los ebooks ya tributan al 21 % en España a menos que se vendan en un soporte físico, que no es el caso porque se venden por descarga y esta acción no se considera producto sino servicios electrónico y por ello no puede aplicar IVA superreducido como el libro en papel. En esta entrada lo explico más y mejor: ¿Son posibles los ebooks con IVA del 4%?.
      Lo que ahora cambia, por normativa europea, es que a partir del año que viene los libros tributarán con el IVA del país de venta, no con el IVA del país donde esté radicada la empresa: caso Amazon, que no podrá tributar al 3 % con IVA de Luxemburgo si vende un libro digital en España.
      Para mí, ambos soportes de libro deberían tener el mismo tipo de IVA, pero el negocio editorial actual se sostiene sobre el papel y los lobbies quieren seguir viviendo del papel…
      Gracias por leerme y comentar.

      Mariana Eguaras

      9 diciembre, 2014

  3. Al margen del sentido específico que la palabra editorial tiene en la prensa, el término más bien cualifica a las empresas o servicios de finalidad básicamente mercantil (y a veces también cultural) que se dedican a realizar un proceso de tratamiento, transformación y a menudo optimización de textos, imágenenes o de ambos combinados, con el fin de facilitar su consumo e incluso de hacerlo agradable. Entiendo que no son los contenidos lo que distingue el término, sino lo que se hace con ellos.

    Silvia Senz

    10 diciembre, 2014

    • Son puntos de vista, Silvia; todos válidos, por supuesto. El mío ha quedado plasmado en la entrada y para mí la visión de lo editorial es más amplia. Muchas gracias por leerme y comentar.

      Mariana Eguaras

      10 diciembre, 2014

      • Creo que no has leído mi comentario, Mariana. Por supuesto que la visión de lo editorial es amplia, porque se refiere simplemente a la tarea de editar, que realiza un editor (de todo tipo de contenidos). Lo que quería precisar es que no hay que vincular el término editorial al objeto (contenidos) sino al verbo del que deriva (editar), que alude a lo que se hace con ellos. Una empresa o servicio editorial no es otra cosa que la que se dedica a transformar y combinar textos e imágenes en cualesquiera productos gráficos/visuales aptos para ser consumidos de la mejor manera posible.

        Silvia Senz

        10 diciembre, 2014

        • Al final todos trabajamos con los contenidos, por eso siempre me han gustado las artes gráficas, no solo unos crean los contenidos, otros los gestionan, diseñan en el contexto, aportan la imagen, etcétera, te diria que hasta el impresor los trata corregiendo un texto aunque no sea su misión (yo he tenido que arreglar errores ortográficos dentro de pdf’s cerrados en una imprenta, que el propio maquinista me indicó). Somos todos participes del contenido, creo que esta es la gracia a parte de la etimologia formal de la palabra. Y el peligro como dijo Einstein esta en el exceso de especialización en su siglo, esperemos que este nos nos perdamos en ello.

          Daniel

          10 diciembre, 2014

  4. Hace años que me dedico a las artes gráficas, empecé a maquetar cuando quark no tenia como competidor a indesign; justo cuando dejé mis estudios fue cuando me aficioné a la lecutura paradójicamente y desde entonces la lectura ha mejorado muuuuuchisimos aspectos de mi vida, mi padre era un gran deportista, fisioterapeuta muchos años y entrenador deportivo, jubilado del cuerpo de bomberos de barcelona; por culpa de el lei sobre esos temas de deporte y salud con devoción; mi madre me marco por el lado social, leía sobre otros temas y ella me dio curiosidad en saber sobre psicologia, ciencia,… asi que mi 2 designios de la fortuna fueron la influencia de unos padres mayores maravillosos que tuve hace un tiempo y la lectura (ya que mi lectura ha sido otra forma de viajar por ejemplo al hacerlo sobre otras culturas). El año pasado me llamaron para un departamento de producción en una editorial de idiomas y disfruté muchicimo, lamentablemente no pude quedar en plantilla incluso aunque el departamento iba justo de personal; pero es la bonita época que vivimos deprimente.
    Para mi lo editorial no es una simple función de editar un texto, es mucho más incluso que coordinar autores, pensar en ventas, confirmar traducciones, etcétera. Este año hice un postgrado de diseño tipográfico y esto que estoy explicando es algo tan íntimo que en la presentación de mi proyecto de tipo no lo supe explicar del todo bien; imagino porque lo hice con la ilusión que este sector siga evolucionando.
    No es que usar la palabra contenido tenga una explicación básicamente formal, es lo que implica detras y lo relaciono con lo cultural en el sentido de humano; yo poner datos de lo que paso en el titanica en la última semana y dejarlo registrado en el big data como una información más pero es la experiencia humana no solo datos…
    Queria comentar que recientemente se habla del Big Data y de los problemas que estan teniendo en gestionar unas inmensas cantidades de información con un reporte de gastos terrible; y por eso queria expresar la diferencia para mi entre información puramente y contenido; lo primero es como anotar un suceso puramente biografico, tal año se hundío el titánic en tal sitio y por tal motivo; pero no solo es un dato informativo es un suceso humanos; la mayoria de gente se interesa por ese suceso, por el aspecto cultural del motivo de tal fracaso naviero, la reflexión, de ahi que la información pase a tener un valor, y para mi la es cuando su misión es como contenido, sin el matiz humano es la misma información que llevaria un robot en un viaje espacial, podria que nadie lo supiera interpretar.

    Daniel Carreras

    10 diciembre, 2014

Trackbacks/Pingbacks

  1. Revista Jus - “Editorial” no se relaciona solo con libros, sino con contenidos Allende las definiciones que el DRAE arroja para la…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *