La fórcola es una parte de la góndola veneciana donde el gondolero apoya la pértiga para maniobrar. Cada fórcola se talla en una pieza de madera aprovechando la curvatura natural del árbol —que por lo general es nogal, pero también puede ser arce, manzano, peral o cerezo—.

La principal característica de la fórcola es que no hay dos iguales, todas son originales, talladas a mano y de forma artesana.

Al amparo de este concepto, Javier Jiménez fundó hace casi una década Fórcola ediciones: “Así concibo el oficio de editor: no hay dos libros iguales, cada uno es editado con mimo y cuidado artesanos”.

Una editorial donde podemos encontrar obras que hablan sobre libros, de literatura, de lectura y demás menesteres relacionados con el mundo de la edición y la circulación de libros.

Hace ya un tiempo que tenía pendiente escribir sobre algunos de los títulos que publica Fórcola y que son de especial relevancia para este blog (no reseño títulos que no tengan alguna relación con los libros o procesos vinculados a ellos), como ya lo hice con la revista Texturas y la colección Tipos Móviles o Libros sobre Libros.

Mi selección de libros de Fórcola

Logo Fórcola edicionesTres de las cinco colecciones de Fórcola abarcan títulos relacionados con el universo del libro, como ensayos sobre literatura y lectura, además de textos curiosos para el lector bibliómano: Señales, Periplos y Singlatura.

Destaco algunos títulos que llaman mi atención por tratarse específicamente de ejemplares que abordan temas sobre los que me interesa leer y atañen a este blog.

La selección es totalmente arbitraria y subjetiva, así que mejor visita el catálogo completo de Fórcola —de ochenta títulos— para conocer más títulos.

Elogio del texto digital. Claves para interpretar el nuevo paradigma, de José Manuel Lucía. Un análisis de la sociedad de la información y el conocimiento, de la sociedad digital actual y su relación con la industria cultural y editorial. Un texto para intentar comprender las nuevas formas de crear, acceder y consumir la cultura, para abordar la sociedad digital sin miedos, una sociedad donde autores, editores, libreros y bibliotecarios deberán reflexionar sobre cuál será su nuevo papel en este contexto. “La mejor forma de predecir el futuro es inventándolo”.

Hijos de Babel. Reflexiones sobre el oficio de traductor en el siglo xxi, de varios autores. Con el propósito de desterrar la invisibilidad del traductor, este título es una oportunidad para conocer las inquietudes y reflexiones de catorce traductores en activo sobre su labor profesional.

Libros y libreros en la Antigüedad, de Alfonso Reyes. Un recorrido por el mundo de los libros en la antigüedad, que explora el día a día de la edición, la compra y la lectura de los libros en Grecia y Roma, como también las peculiaridades de los primeros libreros y editores, y la idiosincrasia de las primeras bibliotecas.

Los enemigos de los libros. Contra la biblioclastia, la ignorancia y otras bibliopatías, de William Blades. En las páginas de este libro encontraremos a los enemigos de los libros, que no son pocos, perfectamente identificados por el impresor y bibliómano británico William Blades. El autor sostiene que además de los elementos naturales existen otros enemigos intangibles y dañinos, como la ignorancia y el fanatismo. Entre ellas destacan las mañas y malas artes de los bibliópatas, la torpeza de los encuadernadores y la avaricia de vendedores y coleccionistas.

Los primeros libros de la Humanidad. El mundo antes de la imprenta y el libro electrónico, de Fernando Báez. Tras varios años de trabajo, esta exhaustiva y documentada obra constituye una crónica de los cinco mil años que transcurrieron desde las primeras escrituras hasta la aparición de la imprenta y su ejército de tipos móviles, un extenso período en el que el libro fue hecho realmente de forma artesana: a mano.

Si quieres… lee. Contra la obligación de leer y otras utopías lectoras, de Juan Domingo Argüelles. Según el autor, leemos para aportar un elemento de placer, alegría o felicidad a nuestras vidas. “Los lectores no se fabrican en serie. La lectura es un enorme fracaso en la escuela y la universidad porque hemos hecho obligación del placer. La lectura es otra cosa: no adorar los libros por ser libros (papeles pintados), sino porque son provocadores de todos nuestros sentidos”.

Tocar los libros, de Jesús Marchamalo. Una recopilación de anécdotas sobre cómo las bibliotecas definen a sus dueños y los libros; un relato divertido y ameno sobre cómo los libros poseen esa sorprendente capacidad de colonizar los/nuestros espacios. Este «forcolín» acaba de presentarse con una nueva edición ampliada y ya he comenzado a señalar frases de sus páginas que me parecen geniales.

En Fórcola también encontrarás libros sobre (no de) la escritora brasileña Clarice Lispector; el escritor, guionista y fotógrafo mexicano Juan Rulfo; los escritores españoles Pío Baroja y Antonio Muñoz Molina; el crítico Julián Marías; el novelista inglés Charles Dickens, el historietista belga George Remi (conocido com Hergé y padre del personaje Tintín)  y el escritor argentino Julio Cortázar, entre otros. La editorial también tiene publicado un libro sobre Julio Verne y otros de Julio Verne, obras menos conocidas de este famoso escritor.

Algunos títulos de Fórcola ediciones

Quiero resaltar especialmente un par de cuestiones sobre la producción de los libros de la editorial Fórcola: una es que también publica varios de sus títulos en digital y lo hace sin DRM.

La otra es la inclusión de todos los nombres de los profesionales que intervienen en la edición de un libro. Así, en la página legal de los títulos de Fórcola encontramos el nombre de la persona que ha realizado la corrección del libro, el del diseñador, el del maquetador, quién se ha encargado de la producción, etc. Un reconocimiento explícito a los profesionales que ayudan a parir un libro y que también es una forma de mimar y cuidar la edición.