Por qué el formato PDF es mejor que el EPUB

Mariana Eguaras marzo 21, 2016 @ 11:25PM

Por el 21 Mar, 2016 | 20 comentarios

 

Una de las primeras entradas de este blog abordaba por qué no se editaban publicaciones en formato PDF. Entre las noticias que leo en la semana encontré un escrito en The Digital Reader titulado Four Reasons PDFs Are Better Than Epub. Si bien el artículo original habla de cuatro razones, la tercera, sobre EPUB 3, solo su autor, Nate Hoffelder, entiende qué ha querido decir o bien yo no la he interpretado…

En la entrada de hace casi cinco años retomaba, a su vez, una que escribió Bernat Ruiz donde desglosaba y argumentaba de manera concreta qué habría sucedido si las editoriales hubieran considerado al PDF como algo más que un mero “archivo de imprenta”.

Bernat planteaba cuestiones como el ahorro de costes en la producción de libros digitales, la facilidad en la curva de aprendizaje para producir dichos contenidos, y el precio competitivo que podrían haber tenido los libros digitales en si hubieran sido distribuidos y vendidos en PDF, entre otras tesis.

El artículo de The Digital Reader insta a que se pregunte a cualquiera sobre edición digital y postula que todos contestarán que esta pasa por el EPUB. Sin embargo, apremia a desoír a la propaganda y que nos demos cuenta de que hay mejores formatos que EPUB, como el formato PDF.

 

3 argumentos de por qué el formato PDF sería mejor que el EPUB

Las tres principales razones que esgrime Nate Hoffelder —sostiene que hay muchas más— son las siguientes:

1. Los archivos PDF pueden visualizarse en cualquier plataforma: reta al lector a que intente utilizar por primera vez un ordenador y leer un archivo EPUB en él; no podrá. Y cuando necesite buscar los manuales de ayuda en caso de fallo, estos estarán en PDF. Sostiene que cualquier dispositivo puede leer un PDF, no así un EPUB. Concluye que si un dispositivo no puede leer el formato PDF tampoco podrá leer un archivo EPUB.

2. Los archivos PDF pueden hacerse con cualquier “cosa”: no solo pueden realizarse PDF con la opción de impresión o exportación que viene incluida de los programas informáticos, sino también, por ejemplo, mediante los servicios disponibles en la nube. Hoffelder dice que cualquier herramientas trae por defecto incrustada la opción de transformar el archivo original en PDF.

3. Compatibilidad y accesibilidad: el autor pregunta: ¿alguna vez ha tratado de convertir un EPUB de, por ejemplo, el formato propietario de Apple al formato propietario de Kobo? Nunca trate de extraer el contenido de un diseño de un EPUB fijo (fixed layout ).

Por qué el formato PDF es mejor que el EPUB

Desde mi punto de vista, las razones son un tanto endebles; no las percibo como argumentos de peso para afirmar que el PDF es mejor que el EPUB. Y eso que soy una defensora del uso PDF en determinadas circunstancias.

1. Los PDF pueden visualizarse en cualquier plataforma… que permita ver PDF. Claro, del mismo modo que el EPUB puede visualizarse en cualquier plataforma que soporte la lectura de EPUB. Es cierto que existen más aplicaciones, soportes y softwares que permiten la lectura de PDF, pero creo que solo se debe a una cuestión de longevidad: el formato PDF es más viejo que el EPUB y, por tanto, se comenzaron a desarrollar tecnologías adaptadas para el PDF más temprano que para el EPUB.

2. Los PDF pueden hacerse con cualquier aplicación… que permita crear PDF. Es similar al caso anterior. Por defecto, no todas las aplicaciones y programas permiten la creación de PDF. Por lo general, es necesario descargar algún plugin, script, aplicación o programa extra que faculte la exportación a PDF o impresión en PDF. Si no es el caso, y la opción viene por defecto, considero que también se debe a que el PDF es más antiguo y por ello más tecnologías lo incorporan como un archivo de salida.

Por otro lado, cada vez más encontramos en la Red cientos de conversores a EPUB que pueden utilizarse online o como extensión en los navegadores.

3. Tanto los PDF como los EPUB pueden ser compatibles y accesibles: cada formato tiene sus limitaciones y no todos los formatos sirven para todo. ¿Quién querría convertir un EPUB de Apple en un EPUB de Kobo cuando existe un estándar EPUB que puede utilizarse en todas las plataformas? Si bien Hoffelder hace mención a EPUB de maquetación fija (fixed layout ) también existe un estándar para este tipo de archivos.

El International Digital Publishing Forum (IDPF) fue quien desarrolló el EPUB, un formato estándar gratuito que se diseñó para visualizar libros. El EPUB3 fue adoptado en 2011 por varias empresas (entre ellas, las mencionadas Apple y Kobo) y ofrece enriquecer más aún los libros que las versiones anteriores, permitiendo que este tipo de archivo se adapte también a publicaciones como cómics, libros técnicos, tesis y enciclopedias.

 

Aunque en los comentarios de la noticia en inglés Hoffelder afirme que el artículo es una broma y que no esperaba que nadie se lo tomara en serio, ello no quita que plantee ciertos puntos para el debate. Solo hay que ver la cantidad de comentarios que posee el artículo y el feedback de los internautas.

Para mí, ningún formato es mejor que el otro. Simplemente, cada uno posee diferentes funcionalidades y uno se adaptan mejor a un soporte o entorno que el otro. Encontrar el más conveniente para una u otra publicación descansa en las decisiones editoriales y comerciales del productor y en los gustos del consumidor.

Leo tanto en PDF como en EPUB y a veces me resulta más cómo un formato que el otro, dependiendo del dispositivo donde lo lea o del tipo de libro. Tú, lector, ¿eres de PDF o de EPUB? ¿O de ambos?

    20 comentarios

  1. Interesante. Yo era muy fan de los PDFs, sobre todo antes de conocer la variedad de formatos que hay ahora. Después me decanté por los que admitía mi Kindle, que es un modelo viejito, pero ahora que se actualizó y los PDFs admiten funciones de subrayado, notas y búsqueda en el diccionario, he redescubierto mi amor por ellos.

    Lo que me gusta es que el texto se ve como si fuera la página de un libro; si se da el caso de que incluye notas al pie y cosas por el estilo, me parece que el PDF es más cómodo. Al menos, según mi limitada experiencia.

    Saludos!!

    Denise

    22 marzo, 2016

    • Gracias por darnos tu opinión, Denise.

      A mí, si se trata de una novela, prefiero el EPUB porque además puedo leerla en el móvil o la tableta adaptando el tamaño de letra. Sin embargo, si se trata de material de trabajo prefiero el PDF.

      Saludos.

      Mariana Eguaras

      22 marzo, 2016

  2. Hola Mariana,
    Ahí está la cuestión, que si tienes que leer en una pantalla pequeña, el PDF no sirve. La experiencia del usuario es pésima. Y es ahí donde radica la fuerza del EPUB.
    Un abrazo y me encanta seguirte.
    Ana

    Ana

    22 marzo, 2016

    • Es cierto, leer un PDF en un móvil, por más grande que este sea, es complicadísimo. Prefiero las aplicaciones de lectura o transformar previamente el contenido en un EPUB. Hay libros con los que he trabajado, destinados solo a ser impresos, que lo que he hecho es convertir el texto a EPUB para leerlos —ya no por trabajo sino para disfrute personal— en el e-reader o la tableta.

      Gracias por leer y comentar, Ana. Un abrazo.

      Mariana Eguaras

      22 marzo, 2016

      • ¿Pero a quién se le ocurre leer una novela o un ensayo en un móvil?????????

        Ángel Lacort

        28 marzo, 2016

        • A mí, por ejemplo. Puedo leer sin problemas parte de cualquier libro digital en el móvil 🙂

          Mariana Eguaras

          28 marzo, 2016

  3. Desde hace ya bastante tiempo, y por el nomadismo de mi trabajo, me he acostumbrado a llevar muy poco en papel. Casi todo lo leo en pdf —aunque en casa me sigue gustando disfrutar de un libro en papel—, y, por costumbre, es el formato que prefiero. Pero ya he tenido alguna experiencia con EPUB y no me disgusta, a pesar de lo que nos cuesta a los humanos cambiar de hábitos.

    Torpeyvago

    22 marzo, 2016

    • Si el libro tiene solo texto, sin duda, prefiero EPUB, o PDF si no está disponible en otro formato, pero no en papel (he cambiado el hábito en pocos años y hasta me resulta incómodo el libro en papel para leer). Los libros en papel que leo, miro o consulto son aquellos donde los elementos gráficos o las fotografías son vitales: libros de diseño gráfico, diseño editorial, tipografías, ilustraciones, fotografía, etc.

      Mariana Eguaras

      22 marzo, 2016

      • Hola, Mariana: No consigo entender porqué esa redundancia de «libro de papel»… Una cosa es un libro y otra todo tipo de aparatos (ordenadores, tabletas, móviles, relojes,pantallas plegables,etc.), en los que se pueden leer textos diversos, pero ninguno de esos aparatos son libros… Salvo que los fabriquen de solomillo o anchoas en escabeche…
        Saludos.

        Ángel Lacort

        28 marzo, 2016

        • Hola, Ángel:

          Hay libros impresos y libros digitales: el contenido es el mismo, la diferencia está en el formato. Por ello, cuando en este blog lees “libro en papel” hace referencia al primero de los formatos. Ordenadores, tabletas, móviles, etc. son soportes de lectura, no libros. Esto lo expliqué en Terminología básica sobre edición digital

          Saludos.

          Mariana Eguaras

          28 marzo, 2016

  4. Cuando en 2014 empecé a pasar mis libros a ebook, la mayoría de plataformas de venta pedían subirlos en EPUB. Entonces me instalé el Calibre para convertirlos. Pero el resultado, después de comprobarlos con Adobe Digital Editions, era horrible: frases descolocadas, saltos de página… Decidí ponerme las pilas e hice un curso de Word 2013. Ahora puedo afirmar que, si has construido bien tu archivo.docx, el EPUB queda perfecto. No hay que retocar casi nada.

    CARME LAFAY

    22 marzo, 2016

    • Efectivamente, si un documento de Word se trabaja con determinados requisitos el EPUB resultante es más que decente, siempre que se trate de solo texto o texto con muy pocas imágenes (nada de florituras ni elementos “extraños”).

      Adobe Digital Editions es un pelmazo. Hay veces que convierto a EPUB para leer en el e-reader y otras, la mayoría, a MOBI, con este procedimiento, ya que la aplicación de lectura de Kindle la tengo instalada en la tableta, el ordenador y el móvil.

      Mariana Eguaras

      22 marzo, 2016

  5. Creo que PDF o ePub es una discusión del 2010, si vemos el consumo de contenido en móviles. Si es digital, el PDF solo beneficia al que genera el contenido. Un contenido que no esté en htmal, ya no es digital. El concepto libro se difumina, creo, cada día más. El futuro está en las Apps, ni en el PDD, ni en el ePub.

    Miguel

    22 marzo, 2016

    • Es cierto que la tendencia es al HTML (se plantearon algunas cuestiones sobre esto en el Congreso del Libro Electrónico), pero mientras llega el futuro, con las apps, en el presente seguimos con estos formatos 😉 Creo que queda un largo camino por recorrer aún.

      Gracias por comentar, Miguel.

      Mariana Eguaras

      23 marzo, 2016

  6. Hay que tener en cuenta que el EPUB no es más que HTML. Es decir, los archivos de contenido están en HTML.
    Lo que hace el estándar EPUB es añadir una serie de archivos adicionales en XML, que permiten definir la estructura y las relaciones entre los distintos archivos de contenido en HTML (más los posibles recursos en JPEG, mp3 o mp3, avi, etc. y algunos aspectos de “comportamiento”).
    Pero, al final, lo que se muestra es HTML. Y la experiencia del usuario va a depender de qué tan potente sea el motor de “rendering” de la plataforma en que estemos leyendo.
    Los problemas de los entornos de lectura de EPUB, actualmente, tienen mucha relación con los problemas de incompatibilidades de los navegadores de Internet de hace diez años.

    Jesús Peraita

    28 marzo, 2016

    • Es cierto, Jesús. De hecho, si a un EPUB se le cambia la extensión a ZIP puede “destriparse” el libro digital.

      En el último Congreso del Libro Electrónico se llegó a plantear en algunas conversaciones cuál será el futuro del EPUB: por qué no utilizar directamente HTML considerando que el EPUB también es HTML.

      El problema del HTML yo lo veo en que se necesita conexión permanente a Internet para acceder a cualquier contenido que esté en este formato, no así con el EPUB.

      Mariana Eguaras

      28 marzo, 2016

      • Bueno Mariana, eso no es del todo cierto. Muchas Apps se nutren de html5, y se pueden leer on y offline.

        Miguel

        28 marzo, 2016

        • Leo lo que dices y lo primero que me viene a la cabeza es Pocket, que yo leo sin necesidad de estar online. 😛

          Mariana Eguaras

          28 marzo, 2016

  7. Estoy de acuerdo con tus con clusiones, porque son similares a las mias. Tu cierre de: “Leo tanto en PDF como en EPUB y a veces me resulta más cómo un formato que el otro, dependiendo del dispositivo donde lo lea o del tipo de libro. Tú, lector, ¿eres de PDF o de EPUB? ¿O de ambos?” es el definitivo.

    Yo utilizo el formato PDF para visualizar libros y documentos en mi portátil e incluso en mi táblet de 10″ así como para intercambio de documentos. Ya sabes lo que puede implicar enviar un documento en una versión de Word incompatible con la que el otro tiene, o peor aún en formato de OpenOffice si el otro no dispone de ese programa.

    Pero el PDF es intragable si lo quiero leer en mi dispositivo lector de libros electrónicos de 8″, mucho peor en uno de 6″, simplemente porque la página es fija y solo se puede ampliar hasta un límite mínimo. En muchas ocasione me resulta ilegible. En estos casos me voy por el EPUB con los ojos cerrados, por todas sus ventajas.

    Hoy en día es tan sencillo descargarse un lector gratuito de libros electrónicos, o versiones completas por precios tan irrisorios como un euro, de igual manera que te descargas el Adobe Reader o el Foxit Reader. En la eStore de Google hay docenas de ellos y muy buenos.

    De modo que ese artículo ha tenido que ser una simple broma, no hay otra manera de entenderlo porque no soporta el menor análisis crítico.

    J.Alfredo Díaz

    12 abril, 2016

    • Seguramente el artículo sea una broma, pero toda broma tiene algún viso de no serlo al cien por cien 😉 Gustos y ojos hay para todo, como los colores.

      Gracias, Alfredo, por pasarte por aquí y comentar.

      Mariana Eguaras

      12 abril, 2016

Trackbacks/Pingbacks

  1. Por qué el formato PDF es mejor que el E... - […] ¿Es más conveniente el formato PDF que el EPUB? Uno no es mejor que otro: cada uno de adapta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *