Imágenes para impresión versus imágenes para pantalla

Mariana Eguaras Abril 5, 2016 @ 10:10AM

Por el 1 Sep, 2014 | 6 comentarios

 

Un gran porcentaje de las imágenes que podemos encontrar en Internet no son aptas para su uso en impresión. Esto es algo que los autores deben tener muy en cuenta al momento de seleccionar imágenes para un libro, sea para la imagen de cubierta como también para las imágenes del interior de la obra.

Es habitual recibir una solicitud de presupuesto y que en el detalle que el autor hace de su obra indique que el libro posee X cantidad de imágenes. Al momento de indagar sobre el origen de las mismas, alrededor de un noventa por cien de las veces, se señala que las imágenes provienen de Internet.

El problema con las imágenes para pantalla es que no cuentan con la calidad suficiente para ser impresas y garantizar la correcta visualización de las mismas sobre el papel una vez impresas. Incluso cuando se envíe a la imprenta un PDF de alta calidad o la impresión sea bajo demanda, es necesario corroborar la calidad de las imágenes; si no lo haces te arriesgas a que las imágenes salgan pixeladas, borrosas.

Por tanto, si quieres que tu libro sea impreso obtén imágenes con calidad de impresión suficiente desde el inicio, a medida que escribes y desarrollas el libro. Concluir la escritura de una obra y luego enterarte que tienes que conseguir imágenes en alta resolución o modificar el contenido de la obra (porque no las encuentras o existen con calidad) no solo insume muchísimo tiempo sino que además es frustrante.

Navegando en distintas páginas de Internet podemos encontrar imágenes con calidad suficiente para ser utilizadas en libros impresos (por ejemplo, en Flickr). Sin embargo, antes será necesario conocer si cumple con el tamaño que se desea,  redimensionar la imagen, remuestrearlay adaptarla a los requerimientos de impresión.

Las imágenes, al igual que una obra literaria, científica o de cualquier tipo, también posee derechos de autor. Pide permiso al autor de la fotografía para publicarla en tu libro, consigna el copyright de la imagen y recuerda que gratuito no es sinónimo de libre de derechos o de dominio público.

Para no ahondar en aspectos teóricos —no es el objetivo de esta entrada— y con el ánimo de hacer este artículo práctico, me limitaré a enumerar las diferencias y características que debe tener cada tipo de imagen, en especial, las imágenes para impresión, que son las que suelen ofrecer inconvenientes al producir un libro impreso. Al final de este artículo encuentras enlaces de interés sobre temas relacionados a las imágenes para impresión o para pantalla.

La información de esta entrada está centrada en las imágenes para impresión de un libro, por lo que las características de las imágenes para otro tipo de impresión (serigrafía, flexografía, tampografía, sobre vinilo, etc.) pueden ser distintas.

Si tienes dudas sobre el tipo de impresión para una pieza gráfica específica, siempre debes consultar al impresor, él te sabrá guiar y ofrecer consejos y sugerencias para producir una pieza de forma adecuada y sacar el máximo partido al trabajo final.

Las diferencias fundamentales entre las imágenes para pantalla —aquellas que vemos en páginas web, blogs y libros digitales— y las imágenes para impresión en un libro en papel radican en la resolución, el tamaño, el tipo de archivo y los canales de color.

Cuadro comparativo - Imágenes para impresión versus imágenes para pantalla

Cuadro comparativo de requerimientos técnicos para imágenes para impresión y para pantalla.

 

Enlaces de interés sobre…

Formatos de archivo:

Canales de color:

Resolución:

 

    6 comentarios

  1. Hola Mariana, esto que comentas es interesante porque exige cumplir una serie de requisitos básicos. Voy a ampliarte un poco esta entrada 🙂
    EN DIGITAL:
    Trabajamos en sintesis sustractiva, es decir en RGB. En ese sentido podemos trabajar con menos megas.
    – La resolución: si bien 72 dpi son válidos siempre, hay casos en los que si se desea trabajar con más calidad se aplican valores de 96.
    – Tamaño de imagen: el motivo de trabajar con dimensiones grandes es para poder escalar la imagen sin perder calidad (en una imagen de 200×200 original para una caja de imagen de 300×300 tenemos que ampliar dicha imagen, eso exige que se añadan pixeles y por este motivo encontramos los famosos “pixelados”.
    EN IMPRESION:
    Se trabaja con sintesis aditiva, esto es por CMYK, esto nos va a aumentar el peso del archivo considerablemente.
    1º La mayoría de imágenes que obtengamos tendrán que ser convertidas a CMYK (vienen en RGB).
    2º Habrá que hacer una división de canales (uno por cada plancha, que pueden ser 1,2,3,4,5,6…)

    – Resolución: Si bien es verdad que se ha estandarizado el uso del 300 dpi, hay muchos casos en los que no es necesario usar tantos. Hay una fórmula que funciona muy bien y es Res. Entrada= Lineatura x Factor de Calidad (Esta varía si la imagen la tratamos en Corel, PS, o si por el contrario la escaneamos en cuyo caso hay que añadir el cociente Dimensiones del original entre dimensiones que queremos en la resolución. Si tenemos el dato de la lineatura de salida es preferible usar dicha fórmula. (No soy un maestro pero es lo que dicen en muchos manuales)
    – Hay cuestiones muy interesantes para lograr reducir la cantidad de tinta que se usa, se trata de las técnicas UCR y GCR que hay que tener muy en cuenta a la hora de hacer tiradas por el ahorro que pueden suponer.

    Espero que pueda servir, un saludo.

    Miguel Alvarez

    3 Septiembre, 2014

    • Gracias, Miguel, por ampliar la información. Como te has dado cuenta, la entrada es básica y contiene requerimientos mínimos estándares; unos requerimientos que si se cumplen hacen que las imágenes sirvan para imprimir. Esta y otra entradas las publico, entre otras cosas, para facilitarme el trabajo diario y ahorrar repetir explicaciones; así, cuando alguien me solicita un presupuesto puedo indicar con la URL de la entrada las características necesarias de las imágenes. Los siguientes artículos son también en este sentido 😉

      Mariana Eguaras

      3 Septiembre, 2014

  2. hola Mariana buenisimo post, me cayo bien en estos dias porque estoy trabaando con imagenes pero queria preguntarte, se puede tomar una imagen cualquiera del internet para realizar la portada de un libro??? por ejemplo que no sepas quien es el autor se puede tomar prestada sin repercursiones???

    Lizmarie calvo

    13 Septiembre, 2014

    • Hola, Lizmarie. Por “tomar” se puede tomar cualquier imagen, pero no es lo que corresponde; además, te arriesgas a que un futuro el autor de la fotografía reclame royalties sobre la imagen. Considera que todo “lo que se toma prestado” en algún momento debe devolverse 😉 , en eso consiste un préstamo.
      Lo mejor es que compres una imagen (en un banco de imágenes, a un fotógrafo, etc.) o que pidas autorización (por escrito) a su autor para que te permita utilizarla en la cubierta de un libro, e incluye su nombre (el copyright) en la página de créditos o legal del libro. Que una imagen esté disponible en Internet no es sinónimo de gratuidad ni de falta de autoría. Saludos.

      Mariana Eguaras

      13 Septiembre, 2014

  3. Hola

    Gracias por brindar esta información, ha sido muy útil para una imagen que usaré.
    Por otra parte quisiera pedir tu ayuda para un caso en particular, cómo puedo editar una imagen a blanco y negro (se trata de un dibujo). Lo que quiero es imprimir esa imagen en una hoja de color pero sin el fondo blanco. ¿Necesito algún programa de edición?
    Saludos

    Francisco Cruz

    10 Noviembre, 2015

    • Hola, Francisco:

      Necesitas editar la fotografía en un programa como Photoshop o Gimp y quitarle el fondo. Luego, guardar la imagen con un formato que permita mantener el fondo calado (por ejemplo, JPG no sirve porque al guardar volvería el fondo blanco).

      Existe este servicio online que remueve los fondos de las imágenes, pero no sé con qué calidad: Clipping Magic.

      Saludos.

      Mariana Eguaras

      11 Noviembre, 2015

Trackbacks/Pingbacks

  1. El problema de las imágenes en los eBooks para Kindle - […] es una medida relevante cuando se van a imprimir las imágenes digitales, como se explica en esta entrada de…
  2. Gabriella Literaria - Recortes de la semana. De lectores que vuelan, cántabros, alcohol, militares lloricas, comparaciones odiosas e idiomas que se desvanecen.…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *