Impresión bajo demanda: experiencia personal con Autoprint.es

Mariana Eguaras agosto 2, 2016 @ 10:53AM

Por el 1 Nov, 2011 | 13 comments

 

AutoprintLa impresión bajo demanda (IBD) —también conocida como Print on Demand (PoD)— es aquélla que permite imprimir una determinada cantidad de ejemplares (por lo general, reducida) de una publicación con técnicas de impresión digital. De esta técnica eché mano en octubre y vaya en esta entrada mi experiencia.

Un cliente —a quien edité, diseñé y maqueté un libro— también solicitó que me hiciera cargo de la gestión de la impresión. Sólo deseaba una cantidad muy reducida de ejemplares (10), por lo que la impresión bajo demanda era la única alternativa económicamente viable.

 

Caso

Hice un sondeo por Internet de diferentes empresas que ofrecen el servicio de impresión bajo demanda y dos destacaron por el precio competitivo ofrecido: Logiprint y Autoprint. La página web de Logiprint arrojó un precio promedio por libro de 13,20€ y la de Autoprint de 12€.

No tenía referencias de estas empresas, no había trabajado con ellas anteriormente y no conocía la calidad de su trabajo. Finalmente me decanté por Autoprint, porque ofrece la impresión a partir de 12 ejemplares y Logiprint desde 25 copias, y el autor no deseaba tanta cantidad.

Las características del libro reflejadas en el presupuesto eran:

  • Libro en tapa blanda
  • Formato: A5 a sangre
  • Páginas: 72
  • Papel: Obra blanco 90 gr.
  • Color tapas: en cartulina estucada 300 grs.
  • Tinta interior: 1/1 negro
  • Tinta tapas: 4/0
  • Plastificado tapas: plastificada mate (1 cara)
  • Acabado: Sin acabados especiales
  • Encuadernado: Rústica fresada (encolado)
  • Tiraje: 12 ejemplares

 

Resultado: pros y contras

Llegaron los libros y debo confesar que me sorprendieron gratamente por:

  • La buena calidad de impresión (digital), tanto de la cubierta y contracubierta (en colores y con una imagen) como del interior (en negro y sólo con texto).
  • La excelente encuadernación que, aunque encolada y no cocida, posee una prolija terminación.
  • Si el pedido tiene un valor de más de 100€ los gastos de envío son gratis.
  • Buena disposición de la persona encargada de la parte técnica del trabajo para realizar algún ajuste de los archivos para la impresión.

Dos puntos en contra de Autoprint:

  • La atención al cliente es un tanto deficiente, hay que estar un poco sobre ellos para que respondan un correo o llamen por teléfono.
  • Si hay que realizar algún cambio en la prueba subida en la web, a la factura añaden un suplemento de 15€ por cambio del archivo original, y esto no está explicado en la página web de Autoprint ni lo informan previamente a la realización del pedido.

 

Conclusión

Buena experiencia con Autoprint y satisfacción con el trabajo realizado. La recomiendo, incluso considerando los puntos en contra que, sabiéndolos de antemano, son fácilmente gestionables.

 

    13 comentarios

  1. DUDA: La impresión bajo demanda, ¿se circunscribe unicamente al proceso digital? A partir de qué número de ejemplares ya no se considera una impresión bajo demanda. Quiero decir ¿una impresión de varios cientos de ejemplares, podrían realizarse en maquinas offset de pequeño formato y considerarse asimismo “IBD”? Saludos

    Pepe

    1 noviembre, 2011

  2. ¡Buenas e interesantes preguntas Pepe!

    Estaría muy bien que un impresor se pasara por aquí y pudiera responder esas preguntas correctamente.

    Tengo entendido que la IBD se ha asociado a la impresión digital y como traemos al castellano expresiones de otros idiomas, la hemos llamado así.

    Si se piensa con lógica, todo impresión es bajo demanda, porque alguien pide una determinada cantidad de ejemplares para imprimir, sean 10 ó 10 millones.

    En Libros y Bitios José Antonio Millán hace una descripción de la IBD que comparto y espero pueda a ayudarte a responder algunas de tus inquietudes http://jamillan.com/spaso.htm

    Un saludo y muchas gracias por leer mi blog ydejar tu comentario.

    Mariana Eguaras

    2 noviembre, 2011

  3. Hola,
    He descubierto hace poco tu blog y lo estoy releyendo a ratos y una vez más te felicito ¡no deja de sorprenderme tu trabajo!. Gracias.
    Pero en esta ocasión, creo que has cometido un error lo que has hecho es una impresión digital simple y llanamente que no tiene nada que ver con una IBD.
    El concepto de IBD es cuando el libro se imprime a petición del cliente final, del lector o intermediario y no del editor o autor.
    IBD e impresión digital son conceptos diferentes aunque en la práctica se confunden, tambien sería IBD una impresión de 500 ejemplares si esta se realiza con los pedidos en la mano.
    El IBD puro sería aquel en que un lector entra en la libreria que no tiene ningún libro en sus estanterías, pide un título y el librero envia el fichero a su espectacular máquina que en cuestión de unos pocos minutos “escupe” le libro pedido por el cliente.
    Creo también que es importante la diferenciación entre impresión digital e IBD ya que en digital también se pueden hacer tirajes convencionales de algunos miles de ejemplares, por ejemplo con datos variables.
    Un saludo y a seguir así

    javaz

    14 diciembre, 2011

  4. Muchísimas gracias por tu comentario Javaz y, especialmente, porque ayuda a clarificarme y esclarecer la información del post.

    Cuando escribí este post dudé de qué palabras emplear para no liarla con la terminología, pero la lié igual, ja! En su momento consulté la definición que ofrece Wikipedia sobre IBD, que dice: “es una metodología de publicación en la que se produce un número determinado de ejemplares en el momento de recibir un pedido”, y no encontraba diferencia con una impresión solicitada por el editor o cualquier persona que deseara imprimir una publicación y se lo pidiera a una imprenta, digital o no. Entiendo ahora que la gran diferencia radica “en el momento”, en el sentido de “ahora mismo”. Y el ejemplo que has puesto en el comentario es de lo más claro.

    Efectivamente, lo que escribo en el post hace referencia a una impresión digital, solicitada por Internet y que pasaron 10 días desde que efectué el pedido hasta que recibí los ejemplares. Por tanto, el factor tiempo que comentas, implícito en la IBD, está totalmente ausente en este trabajo.

    Gracias nuevamente por comentar y por tu aporte, y por animarme y leerme 🙂

    Mariana Eguaras

    15 diciembre, 2011

  5. Tal vez estemos rescatando un hilo demasiado antiguo pero nos ha parecido muy interesante que reflejaras en tu blog personal tu experiencia con una imprenta online, algo que, sin duda, ayuda mucho a nuestro sector.

    Esperamos que si en un futuro tienes la necesidad de realizar cualquier impreso cuentes con nuestra imprenta online TusFlyers y, quien sabe, quizá cuentes aquí tu extraordinaria experiencia con nosotros 🙂

    Un saludo María,
    Marcos.

    TusFlyers

    5 diciembre, 2012

    • Gracias por visitar mi blog y comentar Marcos. Tomo comentario es bienvenido aunque el post no sea actual, con lo globalizados que estamos compartir la información es importante y puede servir a otros.
      ¡Saludos!

      Mariana Eguaras

      5 diciembre, 2012

  6. Hola, Mariana. He aterrizado en este post de casualidad y al leerlo me ha gustado la forma en la que analizas las imprentas online de las que hablas. Aunque me temo que demasiado tarde, te dejo aquí la nuestra.
    http://www.lagranimprenta.es
    Un saludo.

    Ismael Rozalén

    15 marzo, 2014

  7. Hola Ismael. Gracias por dejar la página web de la la imprenta, trabajo habitualmente con imprentas digitales y offset y siempre está bien consultar opciones.

    Mariana Eguaras

    15 marzo, 2014

  8. Otro artículo de usted que me parece muy interesante, Mariana.
    Muy probablemente tenga que hacer imprimir yo varios libros más adelante, si las cosas salieren bien, e investigando imprentas en Buenos Aires y cerca, hallé una cuyos precios son aparentemente tan económicos que no lo puedo creer. La impresión de un centenar de libros de 200 páginas, de 14,8 por 21 cm. al precio de 36,5 pesos el centenar; y si fueran dólares o euros sería sumamente económico también. Yo no puedeo creer que los vendan tan baratos. ¿Qué piensa usted, Mariana? Y llegado el momento ¿cómo podría estar yo seguro de si esos precios son verdaderos o no antes de ser un cliente habitual? No imprimen menos de un centenar de ejemplares por vez. Abajo dejo enlace de la lista de precios de dicha imprenta, la cual está en el casco urbano de Buenos Aires, en un partido llamado “Vicente López”.
    Muchas gracias y un cordial saludo.
    Alejandro.
    http://www.laimprentadigital.com.ar/precios-libros.php

    Alejandro

    16 marzo, 2015

  9. Con respecto al comentario de mi nota inmediatamente anterior, ahora me doy cuenta de que ese precio de la imprenta es por cada ejemplar, encargando un centenar de los mismos. De todas formas, el precio es verdaderamente económico, si se tiene en cuenta los precios usurarios que cobran casi todas las imprentas, las cuales indican para cada ejemplar un precio de entre 15 y 20 dólares, y a veces más. Así no quedan posibilidades para que el cliente pueda vender sus libros, ya que casi no le quedaría una ganancia decente. ¡Saludos!

    Alejandro

    17 marzo, 2015

    • Hola, Alejandro. Disculpa que no haya respondido a tu comentario. El precio por ejemplar varía en función de los materiales y de la anatomía del libro: un libro con solapas será más caro que uno sin ellas, por ejemplo. Influyen varias variables para establecer el coste de un libro: el gramaje y tipo de papel interior y el de las cubiertas, recubrimientos de la cubierta, aprovechamiento de pliegos, el tipo de imprenta, etc., etc. Si de coste un libro sale 15-20 dólares me parece carísimo ya que el PVP suele ser entre 4 y 5 veces el coste. Saludos y gracias por visitar y comentar en el blog.

      Mariana Eguaras

      17 marzo, 2015

  10. Hola, Mariana

    Muy interesante tu blog. ¿Tienes algún post sobre autopublicación de comics? Me imagino que, aún siendo blanco y negro y muy pocos ejemplares, los precios se disparan respecto de un libro que sólo contiene texto.

    Nacho

    7 julio, 2015

    • Hola, Nacho. No he trabajado con cómics. Si en interior solo lleva tinta negra el libro no debe ser mas cara, ya que la plancha de color a aplicar es la misma. El encarecimiento viene por el lado del papel, que para un libro ilustrado se necesita papel ilustración o bien un papel obra pero de mayor gramaje que si fuera para una novela. Esto es por la cantidad de tinta a estampar. Saludos.

      Mariana Eguaras

      7 julio, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *