¿Maquetar publicaciones y libros en Word?

Por el 19 oct, 2011 | 39 comentarios

 

Sí, aunque suene raro, parezca descabellado o creas haber perdido la cabeza :), también se maquetan publicaciones en Word. No se trata de publicaciones que sólo contienen texto de corrido, como novelas o libros de poesías, sino de documentos con gráficos, tablas, imágenes e incluso fórmulas.

Pero ¿por qué maquetar en Word cuando existen programas de software específicos para maquetar, como Adobe Indesign o QuarkPress? ¿Por qué lidiar con un procesador de textos cuando Indesign nos ofrece una multiplicidad de herramientas que mejoran el proceso de maquetación?

La respuesta que puedo brindar a estas preguntas —respuesta basada en la experiencia— es que según el proceso de edición de todo el libro Word resulta ser el programa más conveniente para maquetar publicaciones.

Para llegar a esto, es necesario comprender el proceso de edición de toda publicación desde el principio, que es cuando es autor escribe el manuscrito, hasta el final, cuando los archivos van a la imprenta o cuando están listos para convertirse en PDF. En el medio de estos extremos se realizan diversas acciones que van desde las actualizaciones constantes de contenido e inclusión de correcciones hasta la adaptación de todo el manuscrito original al estilo editorial de la casa editora o de la colección de la que forma parte el libro.

Para ilustrar la afirmación que he hecho, comentaré algunos casos con los que me encontré y que hicieron que me decida por Word como programa para maquetar libros:

 

Caso 1:

Ejemplo de una publicación maquetada en Word, con unas 100 páginas similares, que incluye gráficos y tablas con información "caliente" (por contener datos sensibles no se incluye información verídica)

Ejemplo de una publicación maquetada en Word, con unas 100 páginas similares, que incluye gráficos y tablas con información “caliente” (por contener datos sensibles no se incluye información verídica)

En algunos sectores como el económico, el científico y el de la investigación prácticamente todas las publicaciones y los documentos que se generan incorporan gráficos y/o tablas, la mayoría generadas Excel. Los economistas, analistas económicos e investigadores trabajan a diario con Word y Excel(*), el primero para redactar sus textos y el segundo para generar tablas y gráficos resultantes de las informaciones volcadas en los documentos.

Excel, por ser de la misma familia Office, posee mejor complementariedad con Word que con Indesign. Si bien Indesign permite el vínculo directo de tablas de Excel no sucede así con los gráficos que se generan desde este programa. Además, las tablas no mantienen el formato de Excel y la vinculación no es del todo automática, sino que hay que trabajar la tabla vinculada en Indesign para que quede bien. En cambio, si se coloca esta tabla de Excel en Word no habrá que preocuparse por el formato, porque ya habremos dado las indicaciones en Excel de cómo la queremos (tamaño de letra, color, ancho de columna, etc.)

En cuanto a los gráficos, una opción es realizar exportaciones de éstos desde Excel y luego colocar las imágenes resultantes en Indesign. Pero ¿qué hacer si la cantidad de gráficos es muy grande? ¿Y si el update de la información se hace media hora antes del cierre editorial y no hay tiempo para efectuar las exportaciones de todos los gráficos? En este tipo de situaciones, aunque cueste creerlo, Word también viene a resolvernos la vida.

 

Caso 2:

Otra de las situaciones con las que me encontré fue que los autores enviaban sus originales en formato .doc con las tablas y los gráficos pegados, no vinculados, en Word. Aquí sí podría haber elegido Indesign para maquetar porque el tratamiento de las tablas y de los gráficos era el mismo para un programa que para otro. Sin embargo, me decanté por maquetar en Word por la cantidad de veces que desebaban actualizar y chequear la información del contenido.

Si hubiera maquetado en Indesign tendría que haber pasado corrección a corrección y en determinadas oportunidades esto no era conveniente: porque eran datos muy sensibles o porque la mayoría de las veces el autor deseaba tener control absoluto sobre las correcciones y los cambios en el libro. Entonces, la mejor forma de resolver estas cuestiones era enviar el archivo Word formateado al autor y que él incorporara todos los cambios que quería realizar. Era más fácil que yo aprendiera a maquetar en Word que los demás profesionales aprendieran a usar Indesign.

Cuando hablo de archivo formateado en Word me refiero a que este archivo ya tiene aplicados unos estándares predefinidos y que son los que conforman las características de la publicación, ésas que se aprecian cuando se lee el libro impreso o en PDF. Es decir, el archivo formateado ya tiene aplicados unos determinados estilos de título y subtítulo, de párrafo, de gráficos y de tablas, etc. En el caso anterior, el autor introducía los cambios en este archivo formateado que yo le enviaba y al devolvérmelo restaba comprobar que el formato siguiera estando correcto y mantuviera el estándar de todas las publicaciones.

 

Caso 3:

En el sector económico la actualización e instantaneidad de la información puede ser crucial (sólo hay que pensar en la dinámica de la bolsa para darse cuenta de ello). Los documentos que incorporan estas informaciones “calientes” —y que se distribuyen mayormente en formato PDF— están constantemente siendo manipulados y corregidos. En algunos casos se actualizan diariamente y en otros semana a semana o mes a mes. Aquí, la dinámica del proceso del maquetación está restringida por esta circunstancia y Word brinda más agilidad para obtener un documento final en un espacio de tiempo tan acotado.

El archivo Word es la base de la publicación. Allí se coloca el texto y es donde se pegan (de manera especial y manteniendo el vínculo) todas las tablas y los gráficos vinculados desde Excel. Antes de hacer el PDF, que constituirá la versión final y definitiva de la publicación, se hace una actualización de enlaces para que los datos volcados en las tablas y los gráficos de Excel queden reflejados en Word y, por ende, en el PDF final.

 

Algunas conclusiones:

En los casos que he descrito, maquetar en Word estuvo determinado por la propia dinámica del proceso de edición de los documentos. Por tanto, y para resumir, habría que considerar la posibilidad de maquetar en Word cuando en el proceso de edición de una publicación nos encontramos con:

  • Una excesiva cantidad de tablas y gráficos en toda la publicación con datos calientes.
  • Actualizaciones constantes de datos en Excel por parte de los autores.
  • Actualización y revisión del contenido minutos antes del cierre editorial.
  • Necesidad de control directo de datos, informaciones y correcciones por parte del autor.

Ejemplo de uno de los casos comentados fue el proceso de edición la Agenda de Implementación Consensuada 2005-2010. Informe de Evaluación (de descargar gratuita), libro en el que coordiné la edición y realicé la maquetación para enviar e imprenta además de hacer el PDF que ven en la página web. Este libro se hizo con profesionales interactuando desde diferentes países y trabajando online vía Internet para que la publicación estuviera impresa para una reunión de ministros latinoamericanos. De forma paralela, editábamos otra publicación, más extensa, también maquetada en Word: Planificación Territorial Indicativa: Cartera de Proyectos IIRSA 2010.

En los enlaces del párrafo anterior pueden ver las publicaciones completas, y a continuación he colocado una breve presentación con sólo algunas páginas maquetada en Word:

Encuesta sobre el libro que estoy escribiendo: Maquetacion en Word


(*)Aunque existen otros procesadores de textos y manejo de hojas de cálculo, Word y Excel son los programas de software más conocidos y utilizados.

 

 
Si esta entrada te ha interesado, puedes recibir otras similares directamente en tu correo suscribiéndote al blog.

    39 comentarios

  1. Hola Mariana,

    El tuyo es un post muy atrevido porque sin duda despertarás las iras de los puristas del diseño gráfico. Aunque tengo mis reservar respecto a Word, sí es cierto que usado con prudencia y acierto tienen sus posibilidades. Obviamente no ofrece la posibilidad de realizar un ajuste fino, pero para según qué cosas dicho ajuste, o no es necesario, o no es posible. Pongo como ejemplo la producción editorial académica, que muchas veces debe echar mano de los recursos más parcos para poder publicar. He visto ejemplos muy dignos de libros autoeditados por profesores universitarios usando Word como herramienta principal.

    Felicidades por el post y el blog!

    Bernat

    scriptaverba

    19 octubre, 2011

  2. Tras un instantáneo ataque de cólera al leer el principio de tu artículo, después de leerlo al completo he de confesarte que estoy bastante deacuerdo contigo… Me he encontrado en más de una encrucijada en la que optar por terminar el trabajo en Word me hubiera dado menos trabajo que pasarlo a Indesign.
    Tal vez Adobe debería estudiar la posibilidad de desarrollar una aplicación “para usuarios” que facilitara la parte de creación de los autores conectando con muestra parte en Indesign…

    zoografico

    19 octubre, 2011

  3. Uno de los problemas aquí será cuando ese libro quiera pasarse a formato digital, que no es un dislate a esta altura de la cuestión: Word tiene la peor conversión posible a HTML y habrá que limpiar el código manualmente, lo cual encarecerá enormemente el producto final.

    Yo creo que los flujos de trabajo editoriales tienen que racionalizarse cada vez más, para que podamos salir a varios canales y soportes habiendo maquetado una sola vez. No veo a Word como al mejor amigo en un programa de racionalización.

    Julieta Lionetti

    19 octubre, 2011

    • Hola Julieta,
      Ahí sí que creo que Word no sirve en absoluto, si para maquetar publicaciones Word puede ser una alternativa, para generar un libro digital definitivamente está descartado. Y justamente por lo que dices del código, a menos que Office nos sorprenda en algún momento y cambie esto (cosa que no creo).
      Por otro lado, no sé cuán beneficioso puede ser generar un libro electrónico con tanta información contenida en gráficos, cuadros, fórmulas, etc. ¿Hay lectores que lo soporten? En caso de una tablet se puede leer desde el PDF. Supongo (y digo supongo porque no sé ni he probado) que revisar, acomodar, limpiar, etc. el código de un libro que contiene gráficos y tablas a granel no sale a cuenta en tiempo y, por ende, en dinero tampoco.
      Muchas gracias por visitar mi bitácora y dejar tu mensaje.

      Mariana Eguaras

      20 octubre, 2011

  4. Hola Bernat, gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario.

    Si abordas el post desde el título solamente la primera impresión es querer tirarte de los pelos, por ello he escrito ejemplos y comentado algunos casos con los que me topé en estos años para explicar el por qué de maquetar en Word.

    Hay que considerar que quieres estamos dentro del mundo editorial conocemos y usamos programas de maquetación de diseño, pero profesionales que pertenecen a otro sector diferente del editorial o del diseño, quieren o deben publicar (aunque sea sólo en PDF), quieren hacerlo lo más profesionalmente posible y por su cuenta (o porque no hay presupuesto para más opciones), Word puede ayudarlos y mucho. Es el caso que comentas de la producción académica.

    Un saludo y nos seguimos leyendo :-)

    Mariana Eguaras

    20 octubre, 2011

  5. Muchas gracias Miguel por comentar mi post en el blog.

    Imagina cuando le decía a la imprenta que el libro que les enviaba estaba maquetado en Word, creo que se quedaban en silencio para no vituperearme :-D Ahora que todos aceptan y trabajan con PDF es un alivio.

    El ejemplo que puse en Slideshare en el post es uno de los tantos libros que he maquetado en Word y enviado a imprimir -en digital y no offset- en archivos PDF. Sé que la casa impresora ha tenido que hacer algún ajuste, especialmente con el tema del color, porque Word no permite exportar en CMYK (por lo menos, yo no encontré forma de hacerlo), pero con Adobe Acrobat Professional eso se soluciona.

    Hago hincapié, siempre, en conocer el proceso de edición de una publicación antes de sentarse a trabajar con ella, desde el principio y hasta el final, con el objeto de intentar encontrar el mejor modo de resolver diversas cuestiones en cada uno de los procesos antes de comenzar a trabajar con un libro.

    Mariana Eguaras

    20 octubre, 2011

  6. Hola Zoográfico,

    Entiendo tu reacción al primer momento de ver el post, porque si no se lee completo puede llegar a entenderse que hago “campaña pro-Word” en detrimento de programas de maquetación. Nada más lejos de ello, cuando mi preferido para maquetar es Indesign.

    Por otro lado, tampoco es tan descabellado hablar de maquetar en Word cuando plataformas de autoedición, como Bubok, lo utilizan para libros como novelas, poesía, cuentos, etc. Aunque no sean libros complejos en cuanto al diseño y la maquetación, requiere de cierta dominio del programa por parte de quien lo usa.

    Gracias por leerme y dejar tu comentario.

    Mariana Eguaras

    20 octubre, 2011

  7. Aunque me hierva la sangre cada vez que me llega algo maquetado en Word para imprimir, es más habitual el recibir trabajos maquetados con este programa, que no es precisamente el más adecuado para ello. Lo cierto es cada día más los clientes tratan de reducir costes haciendo ellos el trabajo que pueden, aunque en la mayoría de los casos nos complica más que resuelve.

    Pero para dar una opinión positiva al respecto, uno de nuestros clientes se dedica a escribir libros de matemáticas y siempre nos entrega perfetamente maquetados sus libros. Y lo hace en Word. A pesar de su edad, ya jubilado hace años, ha conseguido una destreza envidiable para hacer un trabajo más que digno con semejante herramienta (incluído fórmulas). En nuestro blog (http://grupoagd.blogspot.com/2011_09_01_archive.html) podeis ver el úlitmo título impreso y maquetado por él en Word. ¡Que sirva de buen ejemplo! y que otros tomen nota.

    Miguel Iglesias

    20 octubre, 2011

  8. Mu gusta mucho el comentario de Julieta, yo también he maquetado más de un libro en world, y aunque las diferencia con Indesign o Quark son abismales, hay trabajos que sí salen rentables haciéndolos desde world.
    En cuanto a otro comentario que he leido que habla sobre distintas salidas, yo creo que cogiendo un pdf estandar dependiendo de qué salida tiene el trabajo, imprenta, libro electrónico, etc. se puede conseguir con facilidad. Otra cosa es que Microsoft se tendrá que poner las pilas para desarrollar más world

    Anonymous

    20 octubre, 2011

  9. Mi problema, gordo, es que los apuntes que realizo para clase tienen foto, muchas fotos. Y cuando meto una foto se descuadra toda la pagian. In design me deja poner las fotos donde me hacen falta, y no me crea paginas medio vacias solo porque el procesador de texto no sabe como manejarlas. Ademas ¿Como controlo la calida de la foto? Soy profesor de fotografia, me es indispensable mantener cierto control sobre los tonos y los colores.
    Intento no usar word, sino openoffice, pero los problemas son los mismos. y no digamos ya con los indices…

    Paco Rosso

    30 octubre, 2011

  10. Muchas gracias por tu mensaje Paco.
    En referencia a lo que dices que cuando insertas una foto se descuadra la página ¿has probado con cambiar el “Diseño” de la imagen en “Formato de imagen”? Si eliges “detrás del texto” podrás manipularla más fácilmente y colocarla donde desees.

    En temas de calidad sí que Word no es el mejor de los programas, más si debes imprimir en CMYK.

    Entre OpenOffice y Word, efectivamente, no hay diferencias y ¡bien por ti que sabes usar en Indesign! porque cuantas más herramientas tengas al alcance de tu mano mejor, porque así aumentas las posibilidades de elección :-)

    Un saludo y buen domingo

    Mariana Eguaras

    30 octubre, 2011

  11. Maquetar en word pufff, menuda burrada, estando ahora Indesing y Quark

    Anonymous

    7 noviembre, 2011

  12. Hola Mariana, tu post me llega en un momento de lo más oportuno. Me acaban de dar un libro en Word ya maquetado. Lo primero que encuentro es que en la numeración no se incluyen la portada y la página de créditos como tales, y que no me dejan más opción que hacer un PDF, pues al estar en otro idioma se teme por la partición de palabras.
    Suerte tenemos el PDF, pues la cubierta pienso prepararla en cualquiera de los programas de maquetación que tengo por la mano.
    Totalmente de acuerdo con Julieta en la cuestión de los formatos para lectores digitales.
    Lo que evidencia este post es la necesaria buena relación entre diversos profesionales que intervienen tanto en la edición como los de las artes gráficas, para valorar y solucionar de manera conjunta estas cuestiones, puesto que no podemos perder demasiado tiempo con explicaciones al cliente final.

    Isabel Díaz

    16 noviembre, 2011

  13. Este post ha generado opiniones muy diversas y brindo por ello. Hay veces que no tenemos demasiadas opciones (otras, ninguna) de tiempo, de tecnología, etc. para buscar la forma más cómoda o amena de trabajar (maquetar con el programa que deseamos, hacerlo sin presiones de tiempo, etc.), y entonces debemos echar mano de recursos sui generis para salir adelante, como lo que comentas de Word-PDF.

    Muchas gracias Isabel por compartir tu experiencia y comentar en mi blog.

    Mariana Eguaras

    16 noviembre, 2011

  14. Saludos Mariana:

    Primero muchas gracias por su información y sus respuestas a los comentarios. Escribo bajo el nombre de anónimo porque no tengo ninguna cuenta en las otras opciones, pero mi nombre es Beatriz.

    Estoy maquetando un libro en word, y me encuentro con un problema que no sé cómo solucionar: estoy haciendo cada capítulo en un documento word diferente,para poder poner en el encabezado el titulo del capitulo, pues si lo hacia todo seguido en un unico documento, al editar el encabezado , me pone el mismo encabezado en todas las páginas…
    Entonces, el problema viene con los numeros de paginas,pues cada capitulo es un documento diferente, y por lo tanto la numeracion no continua de un capitulo a otro… Ahora estoy buscando la manera de reunir todos los capitulos en un solo documento, manteniendo los diferentes encabezados y que la numeracion sea continua desde la primera pagina hasta la ultima.

    De momento solo he encontrado un programa, el PDF creator, que me sirve para unificar todos los documentos en uno, pero no me resuelve el problema de los numeros de página.

    Agradecería enormemente cualquier ayuda.

    Cordiales saludos

    Beatriz

    Anonymous

    28 noviembre, 2011

  15. Hola Beatriz, creo que la función que mejor te ayudaría sería la de “Documento Maestro”.

    UNO. Este documento lo que haces es reunir la información de los archivos que tienes “sueltos”, es decir, reúne la información de cada uno de los capítulos que quieres estén integrados en la publicación. En este link que copio a continuación se explica cómo hacer Documentos Maestros en Word, incluso también puedes generar una tabla de contenidos basada en este documento. http://office.microsoft.com/es-es/word-help/crear-un-documento-maestro-y-subdocumentos-HP005187002.aspx

    Con este recurso de Documento Maestro de Word deberías poder solucionar el problema que planteas de la numeración de páginas.

    En este enlace se hace referencia específica a la numeración de páginas contenidos en documentos maestros: http://office.microsoft.com/es-es/word-help/agregar-numeros-de-pagina-a-un-documento-maestro-o-subdocumentos-HP005240857.aspx

    DOS. Una segunda opción es repaginar cada capítulo y en el menú de Word ir a “Insertar” -> “Números de página” e indicar que comience a paginar en la cifra que quieres. Previamente, puedes hacer una tabla para guiarte y hacer la paginación “a mano” (en un tiempo lo resolví de esta forma, un poco haciendo la “cuenta de la vieja”). Por ejemplo:

    Primeras páginas 1 a 4
    Índice 5 a 6
    Capítulo 1 7 a 16
    Capítulo 2 17 a …
    Y así sucesivamente.

    Lo mismo se aplica a las notas al pie si el texto las tiene. Es un trabajo un tanto artesanal y bastante analógico.

    Si tienes un encabezado que no quieres que aparezca en todos los capítulos o que cada uno de estos capítulos tenga un encabezado diferente, creo que ésta es una forma viable considerando las funcionalidades de Word.

    TRES. Otra alternativa sería que los encabezados no estén como tal, insertos en la parte de “Encabezados y pie de página”, sino como elementos dentro de la página de Word (si son texto deberían estar dentro de un cuadro de texto y tratar estos cuadros como objetos); juntar todos los textos y aplicar estos encabezados pero en los sectores destinados para ello. Considero que esta es la opción menos viable, porque es muy engorrosa y el riesgo de que los objetos se muevan es enorme, entonces tendrías que estar muy pendiente de ello y ajustando constantemente.

    Espero haberte ayudado y ¡éxitos con el libro Beatriz!

    Muchas gracias por pasar por mi blog, preguntar y comentar :-)

    Mariana Eguaras

    28 noviembre, 2011

    • Hola Mariana
      para que encabezados diferentes en un mismo documento, creo que la mejor opción es definir distintas secciones, desactivar la casilla ‘igual que el anterior’ y personalizar cada uno. Esto hace que no sea necesario dividir el documento en varios.
      Un saludo

      Antonio mc

      24 julio, 2012

  16. ¡Muchísimas gracias por tu respuesta Mariana, me has ayudado mucho!

    Lo mio es la música, asi que si en algún momento necesitas cualquier cosa relacionada con este tema, estoy a tu disposición!

    Saludos :-)

    Beatriz

    Anonymous

    28 noviembre, 2011

  17. Saludos Mariana,

    muchas gracias por tu post sobre word.
    Hace un par de años hemos comenzado a maquetar una revista mensualmente con QuarkXpress 8. Programa nuevo para mí, que he trabajado muchos años con word.
    Word es útil en muchos casos y permite trabajos muy vistosos y ayuda mucho cuando tienes gráficos y tablas que se actualizan periódicamente, pero en otros… es imposible utilizarlo.
    Me refiero a casos complejos como una revista con texto a varias columnas, gráficos, fotos, tablas, texto destacado entre los párrafos… Siempre he confiado en las posibilidades de Word e hicimos un intento en maquetarlo en Word, pero creo que en este caso no funcionaba.
    Me está permitiendo aprender mucho sobre este tema que me ocupa más ahora y que me gusta.
    Saludos.
    Gracias por tu blog.

    María

    22 mayo, 2012

    • Muchas gracias María por visitar mi blog y comentar en el post.

      Comentarte que hace unos años hice un libro sobre “Epidemiología y control de infecciones en el hospital”, de Durlach
      Del Castillo, de 536 página, en Word a dos columnas y fue una tarea más que ardua y laboriosa, además tenía gráficos, cuadros e imágenes. Si se desea maquetar en Word, por el motivo que sea, yo recomiendo que sea a una columna, tomando la página a pleno (como el ejemplo que he colocado en el post) porque hacerlo a dos o más puede ser un real suplicio.

      Te invito a que sigas visitando el blog y que comentes todo lo que deseas. ¡Muchas gracias!

      Mariana Eguaras

      22 mayo, 2012

  18. Uf, madre mía, menudo proyecto…
    Sí, lo haré. Gracias.
    Saludos.
    María.

    María

    22 mayo, 2012

  19. Yo tengo como cliente un colegio que edita un libro anual con las monografías de los alumnos. Realmente, si supiera aprovechar el Word, me sería mucho menos trabajoso que pasar todo a InDesign porque muchas de las monografías vienen con gráficos, tablas, notas al pie e imágenes como las que comentás. Pierdo más tiempo preparando y reclamando material que armando el libro.

    Anonymous

    24 julio, 2012

    • De ahí la importancia de evaluar si un proyecto sale a cuenta maquetarlo en uno u otro programa :)
      ¡Gracias por comentar!

      Mariana Eguaras

      24 julio, 2012

  20. En la imprenta me piden que mande el documento en pdf y con marcas de corte, y esto de las marcas de corte, no lo hace word, verdad?

    Anonymous

    14 agosto, 2012

  21. Alguien como tu necesitamos para maquetar nuestros informes.
    Manuel Rincon

    manuelr

    7 diciembre, 2012

  22. Hola Mariana, tenho una duda. Como imprir cuadernillos desde word. Yo trabajo con word pero imprimo em hoja entera A4 y ahora mismo quiero empesar a imprimir en cuadernillos para hacer lomo redondo. Puedes ayudarme? Muchas gracias. Mi correo es el dianapetrol@hotmail.com. Mi nombre es Diana

    Anonymous

    18 diciembre, 2012

    • Hola Diana, la forma más sencilla de hacerlo es la siguiente:

      Ir a “Diseño de página”, luego “Configurar página”. En la pestaña de “Papel”, cambias el tamaño del papel a A5. Luego vas a la pestaña “Márgenes” y a la mitad de la ventada, donde dice “Páginas”, busca en varias páginas la opción “Libro plegado”. ¡Y ya está! tendrás todo el documento listo para imprimir en cuadernillos.

      Muchas gracias por comentar y visitar mi blog. ¡Saludos navideños!

      Mariana Eguaras

      18 diciembre, 2012

  23. Muchas gracias Mariana, pero como debo configurar la impresora para eso? En doble cara??? Saludos :-)

    Anonymous

    21 diciembre, 2012

    • Eso depende de la impresora. Intenta probar con pocas páginas hasta que salgan como deseas.

      Mariana Eguaras

      24 diciembre, 2012

  24. Hola a todos, aunque sé que el post tiene ya sus años, quizás si alguien lo retoma me pudiera ayudar: precisamente soy diseñadora gráfica, y me encuentro en e caso de tener que maquetar en word porque los clientes tienen que hacer después ciertas modificaciones personalmente en el documento

    Hice una maquetación muy bonita, y ahora estoy en el problema de que cuando se abre en otras versiones de word, se descuadra todo…alguien sabría cómo solucionar esto? sería de gran ayuda…estaría muy agradecida si me pudieran contestar a inventanova@gmail.com Gracias1

    Anonymous

    5 julio, 2013

    • Hola Inventanova, te contesto en privado, pero quiero dejar constancia de lo que preguntas por aquí también: lamentablemente, si se usan diferentes versiones de Word tendrás el problema que mencionas. Si has trabajado el documento en una versión de Word, al abrirlo en otras, por ejemplo, los cuadros se desmadran, por ello es importante que tanto tú como el cliente utilicen la misma versión de Office.
      Saludos

      Mariana Eguaras

      6 julio, 2013

  25. Eres mi reivindicación con lo que hago… a diferencia tuya yo soy técnico en temas de conservación y por pasión estética y pedagógica para ver mis trabajos tipo publicación, me he convertido en una maga para hacer que Word sea un diseñador de texto y no solo un procesador de texto como se le conoce comúnmente. No te imagina la evolución de Word desde el 2004 año en que empecé con esto, hasta hoy en donde es súper amigable y con montones de recursos gráficos y de diseño para convertir un texto técnico y aburrido en una cartilla súper, dinámica, didáctica y amigable!!!!!

    Te pregunto porque nunca no lo he realizado, si yo envío el PDF que resulta del proceso de diseño, a una imprenta, pueden convertirlo en ejemplares impresos???? o llego hasta el mundo virtual, dejándolo como documento descargable en mi Isssu???

    Gracias por haber escrito este blog!!!!!!

    Liliana Jimenez

    15 agosto, 2014

    • Sí, Liliana. De hecho el ejemplo que ves en esta entrada se convirtió también en libro impreso en tecnología digital. Haz una impresión en PDF (para ello hay que tener una impresora virtual de PDF instalada); en las opciones de impresora (figura así aunque verás las opciones de PDF) selecciona PDF/X-1a y acepta; imprime. Debería salir todo OK. Saludos

      Mariana Eguaras

      16 agosto, 2014

  26. Hola Mariana, gracias por responder, la verdad no estaba segura si aún monitoreabas este post.

    Cuando dices ” libro en tecnología digital”, te refieres a PDF descargable o para consultar en alguna plataforma virtual? Porque mi pregunta es si desde el PDF una imprenta puede hacer la publicación en duro (libro en papel), o para ese caso si o si ellos necesitan que el libro esté en un programa de diseño?

    Gracias de nuevo…

    Liliana Jiménez

    16 agosto, 2014

    • Hola, Liliana. El libro lo puedes imprimir en diferentes tipos de impresión, por ejemplo, offset o digital. En este caso, he impreso un libro editado íntegramente en Word en digital (máquina Índigo, en imprenta profesional) y no hubo problemas. Por tanto, tampoco debería haberlo con offset. Para que una imprenta pueda imprimir con calidad, independientemente del tipo de impresión, el PDF tiene que ser PDF/X-1a; el PDF para web no sirve. Si quieres saber más sobre el tema de los PDF sugiero que leas este artículo ¿PDF para imprenta? Asegurate de que sea PDF/X. Saludos.

      Mariana Eguaras

      16 agosto, 2014

  27. Hola! Me ha encantado tu artículo y es de bastante ayuda. Tengo un problemilla y me gustaría que me ayudases. He escrito mi tesis doctoral en formato A4 y ahora necesito imprimirla en formato ejecutivo. Si paso el word a ejecutivo me mueve todo y las figuras se quedan demasiado grandes. Es un lío cuando lo transformo en word. Algún truco para no tener más páginas y tener que maquetar la tesis entera? Muchas gracias por sus consejos. Un saludo

    Tina

    16 noviembre, 2014

    • Hola, Tina. Al cambiar de formato la caja done está todo el contenido cambiará y por ello se mueve todo, como dices. Sinceramente, no sé a qué te refieres con formato ejecutivo, el tamaño de documento que es.
      Se me ocurren las siguiente alternativas:
      1. Cambia el formato de la página y establece unos márgenes que hagan que la caja donde está el contenido sea la misma que tenías en A4.
      2. Imprime el documento A4 en un PDF y adapta la impresión al formato que deseas (es una opción un tanto forzada).
      Si me comentas las medidas del formato ejecutivo o sus características podré ayudarte más, aunque para que la tesis quede bien maquetada me temo que tendrás que volver a trabajar en ella.
      Gracias visitar mi blog. Saludos.

      Mariana Eguaras

      17 noviembre, 2014

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Es relevante la elección de la tipografía para un libro digital? | Mariana Eguaras - Consultoría Editorial - […] puede estar disponible, además de en EPUB y MOBI (los formatos más utilizados) también en PDF. El PDF también …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>