Una de las grandes incógnitas en el sector editorial es cuántos libros se venden en librerías independientes, cadenas de librerías y otros puntos de ventas.

Nielsen BookScan viene a despejar este interrogante para editoriales, para autores que publican con ellas y para agente literarios.

Aunque Nielsen BookScan no cubre el cien por cien de las ventas de libro impreso, el poder que tienen sus cifras es innegable: los editores esperan con ansias los informes de BookScan para saber cuántos libros han vendidos.

A través de estos informes conocen las ventas de sus libros, los de la competencia, cuáles son los bestseller del momento, cuáles se están convirtiendo en longseller y las tendencias de los géneros.

Uno de los grandes problemas de los autores es saber si las liquidaciones por los derechos de autor de sus libros reflejan realmente las ventas de sus libros. No son pocos los escritores que desconfían de su editorial: creen que la editorial no incluye todas las ventas del libro para así pagarles menos regalías.

Algo similar les sucede a los agentes editoriales: tienen que velar por las regalías de los autores que representan y por la propia remuneración, ya que esta se obtiene, a su vez, de los royalties de los autores.

Ante el panorama descrito, autores y agentes exigen a las editoriales liquidaciones de derechos de autor sobre las cifras que arroja Nielsen BookScan. Esto se debe a que las cifras de BookScan reflejan ventas reales e imposibilita que la editorial pueda “dibujar” las cifras de las liquidaciones.

Toda la información que ofrece Nielsen BookScan a las editoriales no es accesible para los escritores que publican ellas, pero ahora los autores sí cuentan con la posibilidad de conocer las ventas de sus libros (lee hasta el final de la entrada y sabrás cómo).

Agradezco a Brianna Buckley, Client Service Sr. Account Executive de Nielsen Book USA, y especialmente a Luiz Carlos Conde Gaspar, Head of Nielsen Books, toda la información brindada para realizar este artículo.

Debido a consultas que me hacen algunos autores sobre sus liquidaciones, y sobre si Nielsen BookScan es realmente una herramientas eficaz para conocer cuántos libros se han vendido, decidí indagar sobre este tema. Y también porque la documentación sobre BookScan en castellano es prácticamente inexistente.

Esta no es una entrada patrocinada —de hecho, en este blog, no hay post patrocinado alguno— y cualquier información errónea o explicación que no se comprenda es responsabilidad mía.

Qué es y para qué sirve Nielsen BookScan

NielsenBookScan es uno de los varios productos de Nielsen Company, una empresa de información y medios con presencia en más de cien países. Nielsen realiza distintos tipos de investigaciones que abarcan información de mercado, pruebas creativas, soluciones de mercadeo, herramientas analíticas, mediciones, etc.

BookScan es una herramienta para medir la venta de ejemplares impresos en diferentes puntos de venta (librerías, supermercados, grande superficies, etc.). Nielsen BookScan constituye un panel de tiendas que contabiliza la venta de libros en papel.

Nielsen BookScan recoge datos de librerías, grandes superficies, supermercados y e-commerce directamente de la caja, por eso sus números representan ventas efectivas de libros impresos. Esta información es enviada de forma electrónica a la empresa, junto a datos censales y otras muestras, para elaborar los paneles de informes.

Tras procesar los datos, estos son enviados a un portal online donde los editores pueden realizar consultas por ISBN, precio, cantidad y datos bibliográficos de DILVE. En España, la información se actualiza de forma semanal, todos los miércoles por la tarde.

Algunos de los puntos de venta que en España dan datos a BookScan son librerías independientes, Casa de Libro, Fnac, Carrefour, El Corte Inglés, Hipercor, Eroski, Abacus, Topbooks Librerías y Vips, entre otros.

En España, se cubre el 90 % del mercado y, aunque quedan algunos puntos de venta sin contabilizar (sobre todo pequeñas librerías) el margen de error que ofrece un informe de Nielsen BookScan es mínimo.

BookScan “aporta una fotografía detallada del comportamiento del mercado”, señala Ignacio Martín, especialista en marketing de la editorial RBA, en un artículo periodístico. Cuando leemos u oímos en prensa sobre los libros más vendidos esos datos han sido ofrecidos por BookScan.

Podrán ponerse muchos “peros” a esta herramienta; sin embargo, su eficacia e importancia para el sector del libro es indudable. No es infalible, como cualquier otro sistema, pero es el método más fidedigno para conocer la venta de libros impresos.

Nielsen BookScan para editoriales y agencias

Nielsen BookScan son datos y, como tales, necesitan ser analizados para extraer información valiosa para la editorial y las agencias literarias. Big data sin análisis, interpretación e interiorización de los datos para tomar decisiones es papel mojado.

Tengo dudas sobre cuántas editoriales saben sacarle el jugo a este tipo de herramientas analíticas (sé de editores que no saben qué es Google Analytics…), por lo que el sector necesita especialistas con competencias digitales.

Suposiciones personales aparte, con una adecuada gestión de los datos, Nielsen BookScan ofrece las siguientes posibilidades a editoriales y agentes de escritores:

  • Conocer la cantidad real de ventas de los libros impresos que publican (recordar que hay ejemplares que están en la librería o que tiene el distribuidor).
  • Seguimiento del ciclo de vida de un libro y de una cuota de mercado por título, autor, categoría, etc.
  • Hacer proyecciones y planes más realistas sobre los libros que se quieren publicar.
  • Aumentar el retorno de la inversión en marketing, por la aplicación de campañas de promoción y publicidad en determinados puntos de venta.
  • Controlar las liquidaciones del distribuidor mayorista de libros (estas liquidaciones a las editoriales por parte de las distribuidoras también tienen tela marinera…).
  • Ofrecer una respuesta más acertada a las demandas del mercado, asegurando stock en los períodos de mayor venta y evitar gastos innecesarios de almacenaje.
  • Saber si se respetan los límites de descuento sobre los libros en los distintos puntos de venta.
  • Gestionar las expectativas de los lectores/compradores y entender las demandas por géneros.
  • Efectuar un seguimiento de tendencias en cuanto a géneros literarios.
  • Comprobar las ventas de libros anteriores de un escritor que publica con otra editorial, nacional o internacional, y evaluar su incorporación al catálogo de la editorial.
Ejemplo de la plataforma BookScan Online. Presentación de Luiz Gaspar

Ejemplo de la plataforma BookScan Online. Presentación de Luiz Gaspar.

El coste del servicio de BookScan parte de los 6000 euros al año (sí, 500 euros al mes) y puede incrementarse según el tipo de consulta: semanal, mensual o trimestalmente, la cantidad de géneros, períodos determinados, etc. El servicio incluye soporte y entrenamiento, de lunes a viernes.

Para una pequeña editorial el coste de este servicio puede resultar inasumible, pero —como en todo— es cuestión de prioridades. Si una editorial o agencia puede permitirse pagar la tarifa, seguro tendrá en sus manos una herramienta valiosa a la cual podrá sacarle el mayor provecho.

Si un agente desea consultar por las ventas de un autor o de libro en particular también puede aprovecharse de los informes que Nielsen ofrece a los autores.

Nielsen BookScan para autores

Los autores ahora también pueden tener la misma información que su editor en cuanto al punto caliente de las liquidaciones: cuántos libros se han vendido a lo largo de un año.

Si un autor quiere consultar cuántos ejemplares se han vendido de su libro puede solicitar un informe a Nielsen y acceder a la información.

Nielsen BookScan ofrece a los autores distintos tipos de informes personalizados basados en el ISBN de un título. Se puede consultar un periodo determinado y el historial de ventas, como también por puntos geográficos específicos.

Al hacer clic sobre los enlaces, podrás visualizar ejemplos de estos informes para el mercado de Estados Unidos: DMA Sales, National Sales, Bestseller & Sales History. Cada uno de estos informes cuestan 100 dólares (casi 90 euros), para todo el mundo.

Si has decidido comprar un informe de este tipo y tu libro se ha publicado con una editorial en España, puedes enviar un correo a Luiz Carlos Conde Gaspar <Luiz.Gaspar@nielsen.com>. En el correo debes especificar el ISBN del libro y el periodo que quieres consultar.

Como señalé anteriormente, Nielsen BookScan cubre el 90 % del mercado en España. Por tanto, la diferencia que podría surgir entre la liquidación ofrecida por la editorial y el informe debería ser mínima.

Para entendernos: si una editorial liquida 1200 ejemplares y Nielsen BookScan refleja que has vendido 3450 es que tu liquidación ha sido maquillada.

Datos de Nielsen BookScan para España en 2015

Datos de Nielsen BookScan para España en 2015. Presentación de Luiz Gaspar.

Sería fantástico que alguna editorial que utilice BookScan comentara cómo le saca provecho. Pero, siendo como es de hermético el sector, dudo que alguien abra la boca…

Hasta ahora, a los autores no les quedaba más remedio que confiar en la palabra de su editor y en lo que decían las liquidaciones que recibía una vez al año. Hoy en día, cuenta con una herramienta para ratificar la información.

¿Has desconfiado alguna vez de las liquidaciones de tu editorial? ¿Qué has hecho cuando una liquidación no te convencía? Por favor, deja tu opinión o experiencia en los comentarios, y así todos aprendemos un poco más 🙂

(*) [Adenda 11-09-2016]: José María Moscardó Herrera, Nielsen Books Executive, se ha puesto en contacto conmigo para informar que Nielsen ha cesado el servicio de informes para autores:

 

«Se han producido cambios en nuestra política interna y global en cuanto a las consultas realizadas por autores, ya que estamos recibiendo peticiones por parte de estos que no podemos satisfacer actualmente».

 

«Esto es debido a un proceso de armonización con la política global de BookScan, por la cual ya no ofrecemos el servicio de consultas ad-hoc. Esta es una política de aplicación reciente en España, pero ya existente en el resto de regiones de Nielsen Books».