Con esta entrada sobre los tamaños de papel empleados en los libros inauguro una serie de artículos sobre el diseño editorial. Específicamente, los artículos se relacionan con la composición y maquetación de libros impresos.

Por tanto, la gran mayoría de las entradas versarán sobre los sistemas de composición, las retículas, que subyacen en los libros.

Sin embargo, antes de adentrarme en los sistemas compositivos del interior de los libros es necesario mencionar los tamaños de papel y, por ende, el tamaño estándar de algunos libros.

Elegir medidas estándares para imprimir libros colabora a ahorrar costes y evitar desperdicios de papel. Esto no invalida que puedan imprimirse libros con el tamaño que se desee. De hecho, muchas editoriales eligen otros tamaños para sus libros, por diversos motivos que exceden este espacio.

No todos los tamaños de papel se corresponden con el tamaño de los libros, pero sí algunos de ellos y eso aborda esta entrada.

Tipos de tamaños de papel

Existen distintos tamaños de papel empleados por la industria gráfica que derivan, de uno u otro modo, en diferentes tamaños de libros.

La procedencia de las normas y/o estándares que rigen los tamaños de papel es relevante. Sobre todo para ahorrar costes de producción. El hecho de usar tamaños estándares que emplea la industria gráfica de un país evita el desperdicio de papel.

Una editorial ahorrará una gran cantidad de dinero si cada plancha de papel es aprovechada casi en su totalidad. Igual un autor que publica por su cuenta.

La diferencia de costes es evidente al comparar dos presupuestos de un mismo libro con diferente tamaño.

No es mi intención abarrotar la entrada de cifras y nombres que resulten extraños. Por tanto, haré mención a los sistemas más conocidos y enlazaré a artículos donde se los explica con detalle.

Los tamaños estándares ISO/DIN A, B y C

La serie papel DIN nació en Alemania en 1922 y significa Deutsches Institut für Normung (Instituto Alemán de Normalización). Años más tarde, esta estandarización pasó a estar tutelada por la International Organization for Standardization y cambió su prefijo a ISO.

Referirse a DIN o ISO es indistinto, ya cualquier impresor entenderá de qué tamaño estamos hablando.

Las características de los tamaños de papel ISO están recogidas en la norma número 216 (DIN 476), que fija tres series: A, B y C. Y las tres se rigen por sistema métrico decimal.

Estos tamaños mantienen un principio de proporción que se expresa así: a × b = √2 × b2.

Tamaños de papel para la composición de libros - Comparación DIN-ISO con el rectángulo áureo

La serie A es la más utilizada y tiene su origen tamaño A0, que equivale a un metro cuadrado de papel. Los sucesivos tamaños —A1, A2, A3, A4, etc.— se definen dividiendo por la mitad el tamaño anterior por el largo. Es decir, cada tamaño equivale a la mitad del tamaño superior o al doble del tamaño inferior.

Tamaños de papel para la composición de libros - La composición de los tamaños DIN/ISO

Las medidas de la serie B —con tamaños intermedios entre los A— también suelen emplearse para libros. Y junto a la serie C se emplea mayormente para la confección de bolsas y sobres.

DIN A4 y DIN A5 son los tamaños de papel más utilizados en la industria gráfica española para ahorrar costes.

Las tres series están compuestas por “tamaño finales”, aquellos que el usuario recibe y que difieren de los usados por la industria gráfica.

El papel para imprenta: series ISO RA y SRA

El papel para imprenta se caracteriza por ser más grande que el que recibe el usuario. Para poder imprimir un libro en tamaño A5 el papel debe ser, necesariamente, más grande que 148 × 210 mm. Y esto independientemente de la impresión en pliegos.

Cuando se prepara un PDF para imprenta se indican las marcas de corte. Es decir, se especifican unas marcas que es por dónde deben ser guillotinadas las páginas que conformarán el libro. Para ello, el tamaño del papel donde se imprime un libro debe tener mayor tamaño que este.

Para atender a esta cuestión existen las series ISO RA y SRA recogidas en la norma ISO 217. “Papel. Formatos brutos”. Cubren el papel en bruto, no recortado, para la imprenta comercial y son un poco más grande que ISO/DIN A.

En resumen: la serie RA es un 5 % más grande que A y la serie SRA un 15 % más que el estándar A. Encuentras las dimensiones exactas de estas series aquí.

Los anglosajones: un batiburrillo de tamaños

La cantidad de tamaños de papel empleados por los anglosajones —ingleses y estadounidenses—es enorme y se especifica en pulgadas.

Aunque algunos ya están en desuso podría decirse que actualmente se emplean dos sistemas:

Encuentras un resumen de medidas en esta entrada del excelente blog Imagen digital. Allí su autor, Gustavo Sánchez Muñoz, señala además los tamaños Letter, Legal, Tabloid y Executive estadounidenses. Estos se encuentran definidos en la mayoría de impresoras y programas y son muy usados en Estados Unidos, Canadá y América Latina.

En este batiburrillo de medidas encontramos los tamaños empleados en plataforma de impresión bajo demanda. Así, KDP, CreateSpace, Lulu, etc. ofrecen tamaños de libros basados en pulgadas que tienen como punto de partida el formato ANSI.

Tamaños de papel estándar ANSI

En 1995, el American National Standards Institute (Instituto Nacional Estadounidense de Estándares) adoptó la norma ANSI/ASME Y14.1. Esta definía una serie regular de tamaños de papel basados en el estándar 8,5 × 11 pulgadas.

Este estándar denominado ANSI A —más conocido popularmente como Carta o Letter— es el equivalente al A4 que utilizamos en Europa.

De este estándar, también deriva el tamaño de libros 5,5 × 8,5 pulgadas (“media carta”), mayormente empleado en libros de ficción en las plataformas de impresión bajo demanda. En Europa, el equivalente a esta medida es el tamaño A5.

La otra medida muy utilizada, sobre todo para libros de no ficción, es 6 × 9 pulgadas (US Trade), equivalente a un libro 15 × 23 cm.

Tamaños de papel para la composición de libros - Comparativa de medidasedidas

Y en la imagen siguiente una aplicación práctica, con libros reales.

Tamaños de papel para la composición de libros - Ejemplo sobre libros reales

¿Has considerado imprimir tus libros con algunos de estos tamaños para ahorrar costes? Prueba a solicitar dos presupuestos de impresión, a la misma imprenta, con iguales características pero diferente tamaño de libro. ¿En qué tamaño imprimes tus libros?