En una entrada anterior abordé el precio del libro impreso y ahora corresponde escribir también sobre el precio de un libro digital.

Ya anticipé que ambos formatos de libros no se pueden medir por la misma vara. También que hacer un libro digital insume costes al igual que uno impreso.

Las reglas del mercado editorial para el libro impreso son bien diferentes del libro digital. Más aún si consideramos a los autores independientes que publican en digital por su cuenta frente a los ebooks que publican las editoriales.

La situación es radicalmente diferente para uno y otro caso. Máxime según el e-Distribuidor con el que trabaje la editorial (Libranda, Bookwire, etc.).

En el mercado hispanohablante, a mi juicio, ningún grupo editorial supo llevar la batuta de la edición digital. Ellos son quienes tienen el poder de marcar tendencia y el peso económico para hacerlo. Entonces, Amazon se encargó de esto y estableció una franja de precios en el que se mueve el libro digital.

Amazon y su política de precios

Amazon ofrece más regalías en conceptos a quienes vendan sus libros entre 2,99 € y 9,99 €. Por tanto, Amazon ha establecido una línea roja por encima de los 10 € para el precio de un libro digital.

Esta situación aplica especialmente a libros de ficción, donde la competencia es feroz por la superabundancia de títulos. Y porque esta clase de literatura es para disfrute y no para resolver alguna inquietud del lector o para aprender X cosa.

La circunstancia anterior no es un detalle nimio. Especialmente porque la gran mayoría de los autores independientes eligen Amazon para publicar sus libros.

Incluso aquellas editoriales que ven en Amazon la encarnación del mal también venden sus libros a través de esta tienda. Guste o no a determinadas editoriales, la edición digital independiente marca tendencia, sobre todo en el tema precios.

Y por edición digital independiente no hago referencia solo a autores que autopublican. También lo son pequeñas o medianas editoriales que mantienen los precios de los ebooks por debajo de los 10 euros.

Tal es el caso de 2709 books, Alrevés, Bóveda, Carlinga, Chidori Books, eBooksBierzo, Fata Libelli, Impedimenta, La editorial Viajera, Libros de seda, Malpaso, Musa a las 9, Rayo Verde, Roca, Sinerrata, y tantas otras.

El precio: factor determinante en el libro digital

El precio es un factor determinante cuando se trata del libro electrónico. Conocida es la guerra que mantuvieron las Big 5 —los grupos editoriales más grandes Estados Unidos— contra plataformas como Apple y Amazon.

Este enfrentamiento tuvo como consecuencia la subida de los precios de sus libros digitales y una caída de las ventas. Y colaboró con el aumento de las ventas de libros de editoriales independientes y autores autopublicados (Nielsen). A estas alturas es innegable el peso del precio de venta en la edición digital.

La relación precio/ebook no es sencilla. Y la conclusión final y la respuesta a todas las preguntas que puedan surgir es “Depende”. No existe una respuesta absoluta y certera para dilucidar la cuestión del precio de un libro digital.

Aquí no encontrarás una fórmula mágica para poner el precio ideal a tu ebook. Tendrás que establecer cuáles son tus objetivos, evaluar distintos escenarios y luego decidir el PVP para tu libro.

Así y todo, lo más probable es que tengas que hacer lo mismo al cabo de uno o dos meses, y nuevamente más adelante. El libro digital es un producto en constante mutación y su precio no es la excepción.

¿Sirve un escandallo para obtener el precio de un libro digital?

Realizar el mismo escandallo del libro impreso para establecer el precio de un libro digital no tiene sentido. Primero, porque no se pueden contabilizar ejemplares, ya que no existe un “número de ejemplares” de un libro electrónico. (Aunque muchos contratos de edición se refieran a ejemplares para los derechos en modalidad digital).

Cómo poner precio a un ebookLos libros electrónicos son archivos, copias de un archivo, y la cantidad que puede producirse es infinita. Por tanto, el cálculo para obtener el PVP de un libro impreso no sirve para el del libro digital.

Esto de debe a que no se cuenta con una tirada como referencia desde la cual empezar a realizar los cálculos.

¿Qué hacer, entonces? ¿Cómo poner un precio a un ebook?  Antes de adentrarnos en el tema es fundamental considerar si la obra se publicará en ambos formatos o no.

¿Por qué? Por la imputación de costes: es más económico publicar el mismo título en papel y en digital, porque podrás imputar costes a ambos formatos.

Este punto es relevante porque no es lo mismo prorratear los costes a un solo producto que a dos. Un servicio puede repartirse entre el libro impreso y el libro digital, y esto puede influir en el precio de un libro digital.

La corrección de estilo y /o ortotipográfica y el diseño de cubierta son dos servicios que se imputan a ambos formatos, porque se aprovecharán tanto en el libro impreso como en el digital.

Ten en cuenta que producir un libro digital es más económico que uno impreso, por el ahorro de costes de la impresión. Pero no creas que mucho más si lo quieres es publicar con un mínimo de calidad. Deberás invertir en servicios editoriales y en mucha promoción.

Alternativas para fijar el precio de un libro digital

A continuación presento cuatro opciones para “encontrar” el PVP de un libro electrónico:

Opción 1: escandallo digital + objetivo de venta

Aunque el mismo escandallo del libro impreso no sea útil, esto no significa que otro escandallo no sea productivo. Sobre todo para saber cuánto cuesta producir un libro digital.

En lugar de calcular si la edición es viable económicamente, una opción de escandallo es calcular cuántas copias deben venderse para amortizar los costes producción de un libro digital.

Aquí el precio que le hayas puesto al libro es fundamental, porque resolverá la cantidad de copias a vender.

Por ejemplo, si un libro digital cuesta producirlo 750 € y se le fija un precio de 5 €, será necesario vender 226 copias.

¿Qué las cuentas no te cierran? Verás que sí, porque un tercio del precio de un libro digital “se lo come” la distribución y la venta. Por tanto, debes hacer los cálculos sobre la base de los 2/3 del PVP.

La mayoría de las tiendas retienen un 30 % del PVP del libro digital por su distribución y venta. En algunos casos, también cobran por la transferencia del archivo (Amazon). Por tanto, para no pillarte los dedos, restar un tercio al PVP del ebook es razonable.

¿Cómo calcular el precio de un libro digital con este método? Utiliza un escandallo editorial para determinar los costes y haz las cuentas como las propone Ubicuo Studio en aquí.

Opción 2: por similitud con otros libros

Es muy aconsejable que realices una investigación sobre los libros que se han publicado en la misma temática que vas a situar el tuyo.

Si fijas un PVP en línea con el resto de la oferta del mercado es más probable que se venda. Esto no te exime de realizar una buena promoción y currártelo en otros varios aspectos (blog, redes sociales, etc.).

Pero si tu libro se encuentra por fuera de la “lógica del mercado” será mucho más difícil que lo vendas.

Para que nos entendamos: si publicas una novela romántica y tras la investigación de precios de otras novelas de este tipo ves que están entre 0,99 € y 3,99 € no te convendrá ponerle a tu libro un precio por arriba de los 4 euros.

Opción 3: el que tu lector esté dispuesto a pagar

Algunos profesionales afirman que el que precio adecuado para un libro digital es el que está dispuesto a apagar tu lector. No digo que no sea así, pero saber a ciencia cierta cuánto está dispuesto a pagar el posible lector de tu libro antes de que lo publiques es bastante difícil. Puedes tener una idea, pero no lo sabrás hasta que no pruebes.

Cuando ya tengas el libro a la venta y, por ejemplo, consideres que no se vende porque su precio es alto, comenzarás tomarle el pulso a lo que tu lector ideal está dispuesto a desembolsar por libros como el tuyo.

Podrás experimentar con diferentes variaciones de precios hasta encontrar el adecuado para tu audiencia. Sé diligente y evalúa cada cambio porque las razones por las que tu libro no se vende pueden ser otras…

Opción 4: porcentaje del PVP del libro impreso

Algunas casas editoriales aplican esta lógica sin darle más vueltas al precio de un libro digital: establecen su PVP considerando el del libro impreso.

Al sondear precios de ambos formatos de un mismo libro, podría decir que el porcentaje oscila entre un 50 y un 65.

Para hacer esto gráfico: si los ejemplares impresos tienen un PVP de 23 € el precio del libro digital sería de 11,50 € (50 %) o 14,95 € (65 %) según el porcentaje aplicado. Esto explicaría, en parte, por qué encontramos libros digitales de grupos editoriales con valores superiores a los 10-12 €.

La otra explicación es que algunas editoriales piensan que el libro digital restará ventas al libro impreso y mantener altos los precios de los ebooks es una estrategia para favorecer la venta del libro impreso.

Como estrategia me resulta sobradamente ineficiente porque acaban vendiendo menos ebooks, no por ello se venden más libros impresos, pierden lectores y además ganan menos dinero.

Si se decide seguir este método, mi sugerencia es que el porcentaje sea del 40 % del precio del libro impreso aproximadamente.

Por lo general, el precio de un libro digital estará por debajo de los 10 € y la percepción para el lector es que no es un PVP caro.

Cómo fijar el precio de un libro digital

Otros factores que influyen en la fijación del precio de un libro digital

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, hay otros componentes que también repercuten en el PVP de un ebook y deberían tenerse en cuenta:

  • Los mercados y monedas distintos del lugar de publicación. Un libro con PVP en euros en las librerías de América Latina tendrá su correspondiente PVP en pesos argentinos, mexicanos y colombianos; en dólares en Estados Unidos y Ecuador, etc. Fijar precio de forma local y no global.
  • El precio cambiante. Los ebooks tienen una larga vida en las librerías y pueden estar años a la venta (no hay problemas de stock ni de almacenaje). Con seguridad será necesario ir modificando su precio y los metadatos a medida que transcurre el tiempo.
  • Popularidad del autor. No es lo mismo un autor desconocido o novel que uno que lleva diez libros publicados. Para que nos entendamos: un escritor reconocido (un longseller) puede permitirse poner un libro digital a un precio más alto que un autor novel.
  • Cantidad de libros. Si un autor lleva siete libros publicados el primero no tendrá el mismo precio que el séptimo, ni que el cuarto. También influye el tiempo de publicación: un libro publicado hace cinco años costará menos frente a las novedades.
  • Sucesos inesperados. Una catástrofe o acontecimiento fortuito puede disparar el interés de la audiencia por determinado tipos de libros o temáticas. Jugar con el precio de un ebook puede ser la diferencia entre que se compre el tuyo o el de tu competencia.

A modo de conclusión

Como habrás leído hasta ahora —si es que no te has aburrido y llegas a estas líneas finales— no existe una receta única para determinar el precio de un libro digital. Las variables a considerar son muchas, variadas, y hay que experimentar con ellas, una y otra vez.

Para mí, la situación más cercana a lo ideal es mezclar las alternativas propuestas. O mejor aún, intentar establecer el PVP del libro digital con cada una de ellas y luego compararlas entre sí para, finalmente, encontrar un precio apropiado que pivote entre las ganancias que quieres obtener, lo que un lector está dispuesto a pagar y que se encuadre dentro del mercado para que la competencia no fagocite al libro.

El libro electrónico, a diferencia del libro impreso, permite una dinamización y elasticidad de precios que hay que saber aprovechar —sí, ya sabemos que existe la Ley del “precio fijo”, pero también conocemos cómo se la salta cuando conviene—. Por eso, pasados unos meses de haber puesto el libro digital a la venta no estaría de más realizar otra vez el ejercicio de evaluación y comparación de las alternativas.

A estas alturas ya te habrás dado cuenta que todo lo dicho no sirve si se trata de un “libro gancho”. O un “libro-capta-lectores”, aquellos gratuitos o los que están al mínimo precio posible en una tienda. En ambos casos los objetivos son otros.

¿Todavía quieres más sobre este tema? 🙂 Lee estas cuatro entradas sobre estrategia de precios de Miguel Ángel Alonso Pulido. Allí realiza un análisis más exhaustivo sobre cómo determinar el precio de los libros digitales.

 

¿Cómo haces tú para poner precio a tus ebooks? ¿En qué te fijas o qué variables tienes en cuenta? ¿O lo haces “a ojo”?  Todas las opiniones son bienvenidas.

Pin It on Pinterest