La culpa, siempre, es del autor

La culpa, siempre, es del autor

De todo lo que suceda o deje de suceder con su libro, la culpa es del autor. Aunque la responsabilidad, en realidad, sea de otra persona el lector pensará que es del autor. No importa quien haya cometido el error o a quien se debe el problema técnico. El fallo siempre...

Pin It on Pinterest