Indagaciones sobre reseñas de libros

Mariana Eguaras septiembre 2, 2014 @ 7:27PM

Por el 8 Ago, 2012 | 28 comments

 

No me decidía a escribir este post, pero no me he aguantado y aquí estoy. 🙂

El tema viene de reseñas de libros. He reseñado en este blog algunos libros que tengo en mi biblioteca. Son publicaciones que me interesan, que disfruto mirándolas, consultándolas y que estimo que al comentar su contenido aporto información sobre el libro a nivel práctico o lúdico. Son publicaciones que compré o que me regalaron y no necesariamente contienen rabiosa actualidad; sin embargo, las considero interesantes por lo que comunican y por lo provechosas que me han resultado en determinados momentos.

Reseñas de libros (fotografía de autor desconocido)Por la tarea que desarrollaré en los próximos meses, en el departamento de prensa y marketing de una editorial, y en la cual ya estuve “poniéndome a punto” in situ, me sucedieron algunas situaciones que me han llamado bastante la atención y que no sé si son habituales o simplemente algunas personas tienen mucho morro.

En pocos días he escuchado y/o leído frases muy concretas donde se especifica que “si no me envías el libro yo no lo reseño” y corteses preguntas que incluían tópicos como “cuánto pagan por reseñar un libro vuestro”. Más pasmada me quedé cuando recibo un correo electrónico en respuesta a un mailing que enviamos con las próximas veinte novedades para los meses venideros. Un señor con toda su frescura (que también, parece, es un fresco) ha solicitado que se le envíen 16 ¡sí, 16 títulos! de los veinte que se citaban en el mensaje.

Cabe mencionar que entre estos veinte libros hay algunos de gran formato, a todo color y que pueden llegar a pesar tranquilamente más de un kilo (25 x 30 cm, papel estucado, 448 páginas, etc.). Esto significa que si multiplican estas características por varios ejemplares ni quiero pensar el bulto que conforman y los gastos de portes que insumirán para ser enviados. Y a todo esto, además, hay que considerar que tal vez no valga la pena la relación coste-beneficio de enviar los libros y el feedback obtenido por la difusión de los mismos.

Con todo esto me he preguntado varias cosas, especialmente en relación a mí:

  1. ¿Estoy desactualizada en cuanto al modus operandi del sector periodístico/bloguero?
  2. ¿Son habituales estas prácticas por parte de los profesionales de los medios de comunicación, incluido páginas web y blogs?
  3. ¿Puede una misma persona reseñar libros, por ejemplo, de arquitectura, de diseño gráfico, de vida autosuficiente, de fotoperiodismo y cuentos infantiles, con la misma pericia?
  4. ¿Soy tan ilusa que nunca se me ocurrió pedir a una editorial que me envíen un libro que puede llegar a interesarme para reseñarlo?
  5. ¿Soy tan pajuerana que reseño libros sin cobrar un fee por ello cuando parece que es una práctica habitual?

Para las dos primeras preguntas aún no tengo respuesta y tal vez, con el tiempo, encuentre alguna o varias. Es más, os agradecería enormemente que me desasnen al respecto si al leer este post tienen información sobre mis planteamientos.

A las dos últimas preguntas respondo que no. Que no porque si yo reseño un libro es porque lo he consultado, lo he utilizado y pienso que vale la pena escribir sobre el libro para que otras personas conozcan mi experiencia con él. Creo que una reseña de un libro que se ha usado para consulta puede orientarte sobre el nivel del contenido, la calidad del mismo y si realmente encontrarás lo que estás buscando en dicha publicación.

Se puede decir que esto mismo, al fin y al cabo, es lo que hace aquel que ha pedido que le envíen un libro para reseñarlo o quien cobra por escribir un texto sobre el libro. Y aquí retomo la tercera pregunta, que la contestaría a medias. Porque creo que no es lo mismo que un profesional de la jardinería reseñe un libro sobre plantas que hacerlo yo, que solo sé colocar tierra en una maceta y poner la planta que compro en el vivero. Una cosa es escribir y decir que un libro es lindo, que “me gusta” o tiene muchas fotos y otra cosa es analizarlo para que otros puedan apreciar si lo que hay en él vale la pena o no según sus intereses, desde una óptica profesional.

A favor de muchos periodistas y blogueros, que por suerte son la mayoría, debo añadir que muchos solicitan un PDF del libro de la temática que les ocupa, el material que haya disponible para difusión del mismo o si es posible enviarles un ejemplar.

Les agradecería que comenten esta entrada para saber si estoy fuera de sintonía, si exagero en mis aseveraciones o simplemente para dar vuestra opinión y sugerencia al respecto. ¡Muchas gracias!

 

[Adenda, 09-08-2012] Gracias a Martín Gómez que mencionó en Twitter este post de Manuel Gil en Antinomias Libro: Nadie lee, pero todo el mundo es escritor, y crítico: ¿se desplaza la prescripción del libro? ¡Os recomiendo su lectura!

 

    28 comentarios

  1. Hola Mariana,

    En primer lugar decirte que me parece muy interesante tu entrada, sobre un tema que, en mi opinión, tiene fondo para abrir un debate.

    Yo te puedo hablar de nuestra experiencia como microeditorial literaria que necesita, al igual que Emilio, de los blogs y prescriptores para promocionar sus obras. Todas las editoriales, hasta donde yo sé (y que conste que hablo fundamentalmente de literarias) envían ejemplares (de regalo) a los medios para que los periodistas los lean, critiquen y reseñen. En los últimos tiempos, junto a los medios tradicionales (prensa, suplementos y revistas literarias, radios…) se está notando la influencia de blogs y otros medios digitales y, de nuevo en mi opinión, es lógico que las editoriales extiendan su radio de acción también hacia estos. A nosotros, como pequeñísima editorial que somos, nos resulta mucho más fácil el contacto con los blogs, más propensos a atendernos, escucharnos y darnos espacio que otros medios, y por eso trabajamos habitualmente con ellos y les enviamos ejemplares para reseña. Normalmente, somos nosotros los que contactamos con ellos aunque es verdad que de vez en cuando nos llega algún mail de alguien solicitando libros para reseñar en sus blogs, pero nuestros criterios de colaboración son los mismos para todos los casos: que el blog tenga un seguimiento considerable, que los géneros reseñados coincidan con los nuestros y que las críticas tengan un mínimo de coherencia. En muy pocas ocasiones han querido cobrar por ello (y, sorprendentemente, cuando lo han hecho ha sido desde medios conocidos), pero eso es algo que por principio nos negamos a hacer. Para nosotros, la confianza del lector es algo sagrado, y pagar por reseñas (que obviamente serían siempre positivas) es claramente traicionarla.

    Saludos

    • Fantástico Amalia que comentas porque lo haces desde la visión de una editorial y eso enriquece enormemente el debate. Muchas gracias por dejar tu comentario aquí.

      Personalmente sigo varios blogs -en realidad muchos- de diferentes temáticas, especialmente los que versan sobre el sector editorial, edición e imprenta, blogs de diseño gráfico y tipografía, y alguno de fotografía. Temas que me gustan y deseo estar al día y esto me favorece porque conozco el intercambio que ellos generan en las redes sociales y de qué “se está hablando” y cómo (aunque me gustaría tener más tiempo para ver y leer más).

      Por supuesto que el abanico de los medios de comunicación se ha ampliado con las páginas web y los blogs (de hecho, si hago referencia a los medios de comunicación también los incluyo) y hay que considerarlos seriamente si estás en el área de prensa de una editorial, si te autoeditas o no eres uno de los gigantes editorial. El feedback e intercambio con otros blogs o páginas web es enormemente enriquecedor para mí, como bloguera que soy también.

      Como mencionas, establecer criterios de colaboración resulta lo más adecuado y saludable, para no traicionar la confianza del lector ni la filosofía de vuestra empresa. Si tienes claro el camino, encontrarás la senda 🙂

      ¡Saludos para todos por ahí!

      Mariana Eguaras

      9 agosto, 2012

  2. Buenos días,

    yo soy un modesto autor que he tenido que autoeditarme mi poemario. He preguntado a varias personas si reseñan libros de poesía y me han llegado a pedir de 75 a 300 euros, entiendo que, si pago 300 el libro estará a la altura de Verlaine o Mallarmé y, si son 75, pues no. Una reseña, como comprenderán, es una buena forma de promoción de un libro, pero nadie, repito nadie, ha querido reseñarlo. Lo más que he conseguido es un comentario en una página de facebook. ¿Qué podemos hacer los autores noveles sin medios y sin editorial que nos respalde para ser reseñados? ¿Pagar y ser un falso Rimbaud o no pagar y morir en el arcén? Saludos y espero su respuesta.

    Emilio

    9 agosto, 2012

    • Hola Emilio,

      entiendo lo que planteas y no creo que se deba pagar para que alguien reseñe tu libro. Para un autor o una editorial es fantástico que otros hablen de tus libros, pero que sea el lector avezado quien lo haga, o aquel a quien le interesa el tema y puede dar una opinión fundada. Para cualquiera que está acostumbrado a leer de forma crítica se evidencia cuando una reseña está “forzada” o se ha hecho porque realmente se aprecia el libro.

      Algunas veces no se quiere enviar un PDF por miedo a la piratería (excusa que me parece una tontería), pero se puede hacer un dossier con algunas páginas del libro, con el primer capítulo, etc. y tenerlo a mano para enviarlo.

      Si alguien pide que se lo envíes ¡maravilloso! y si no puedes ponerte en contacto con el autor de un blog o la publicación cuya temática sea la poesía y ofrecerte a enviarle este dossier para que lo lea y evalúe si desea comentar sobre el mismo en su blog. Ten en cuenta que hay muchos nichos en el sector editorial y quien se dedique a ese nicho tendrá más disponibilidad de recibir el texto y leerlo. Busca y rebusca por este lado para dar difusión a tu obra.

      Te animo a que no bajes los brazos y ¡muchos éxitos! Muchas gracias por visitar mi blog y comentar.

      Mariana Eguaras

      9 agosto, 2012

  3. Te cuento mi experiencia como bloguero que ha reseñado libros. Sé que no soy demasiado buen ejemplo porque mi experiencia en este mundo es bastante corta, pero cuando comencé a escribir en http://lector-e.blogspot.com.es lo hice simplemente para comentar los libros que iba leyendo, libros que me recomendaba un amigo, libros que se leían en un club de lectura….

    Nunca he solicitado un libro a una editorial o a un autor. Pero sí que me los han hecho llegar. Cuando ha sucedido esto los he leido, creo que es lo menos que se debe hacer y los he comentado, sin dejarme influenciar para nada por como me había llegado el libro. No creo que sea distinto un regalo que me hace mi mujer a un regalo que me hace una editorial en el sentido de que si el libro me gusta lo diré y si no me gusta pues también. Cierto que uno puede plantearse y yo lo he pensado que si digo que un libro no me gusta, o es malo, o… la editorial puede dejar de enviarme otro ejemplar, pero es que no pasa nada, ¡hay tanto que leer!

    También se han dirigido a mi algunos autores pidiendo que reseñe sus libros, y creo que he cumplido con todos (cierto que tengo una reseña pendiente de publicación de un libro leído en mayo) en ese caso directamente he comprado el libro y lo he reseñado. Unas veces habrá gustado y otras no, pero en eso tampoco voy a entrar. Se me podría decir que por lo menos me podrían haber enviado el libro, pues sí, podrían pero ni yo lo he pedido ni escribo en el blog para leer gratis.
    Saludos

    attalayi

    9 agosto, 2012

    • Hola At-talayi y muchas gracias por comentar este post.

      Tú hablas de independencia de criterio a la hora de reseñar un libro y eso es algo que los autores y las editoriales también deben tener en cuenta. Porque muchas veces se cree que el libro que tienes entre manos es “la bomba” y resulta que al final no es más que pólvora mojada. Y éste es un rasgo que se debe tener considerar oportunamente, que puede que al buscar a alguien para que hable de tu libro esta persona no lo hace como tú deseas. Es parte del riesgo.

      Hay editoriales que mandan libros sin prestar real atención a quien se lo envían y así abarrotan más de una oficina (un par de amigos me han regalado libros que en sus despachos los iban a tirar porque no alcanzan ni a verlos de la cantidad que reciben…).

      Cosas por el estilo he visto también con los blogs. He recibido algunos mails donde me proponen hacer intercambio de enlaces, pero es que algunas propuestas no tienen nada que ver con la temática de mi blog y contesto amablemente que gracias por la propuesta pero que considero pueden aprovechar otros espacios con la misma temática para generar intercambio. Y no negaré que me hincho de alegría cuando alguien enlaza o habla acerca de mi blog, pero más que nada porque han apreciado que su contenido es relevante y por ello lo recomiendan. Por la misma senda creo que van las reseñas de libros.

      Gracias nuevamente por pasar por aquí y comentar tu experiencia.

      Mariana Eguaras

      9 agosto, 2012

  4. Una única puntualización Mariana, igual soy un imbécil, pero he enviado un pdf a un blog literario para que reseñen hace un mes y aún no tengo noticias. Y, por otro lado, el comentario en fb fue tras regalar mi libro. Lo compré yo mismo en Amazon y lo envié. Yo, para eso no tengo problemas, porque me interesa más que mi obra tenga difusión.

    Gracias por los ánimos, Mariana. No bajaré los brazos, por supuesto. Y ánimos para vosotros que reseñáis, que hacéis una labor maravillosa y, a veces, incomprendida.

    Saludos,

    Emilio.

    Emilio

    9 agosto, 2012

    • Emilio, la de un autor que se autoedita es una labor de hormiga y un esfuerzo enorme por hacer conocer su obra.

      No cejes en el intento, busca blogs, páginas web, clubs literarios, páginas de redes sociales, etc., etc. que hay mucho en Internet y pon a disposición de los lectores una parte de tu obra. Cuando menos te lo esperes alguien hablará de ella 🙂

      ¡Saludos y buen veranito!

      Mariana Eguaras

      9 agosto, 2012

    • Emilio como bien dice Mariana la de los autores es un labor complicada, intenta usar las redes sociales, el boca a boca, Amazon ofreciendo algún día tu libro gratis. Seguramente no conseguirás dinero, pero puede ir sonando.

      attalayi

      9 agosto, 2012

  5. He leído con atención esta entrada y, antes que esta, otras de parecido tenor. Hay un cierto gusto en señalar a los blogs de crítica literaria como elementos venales dentro del panorama editorial, que buscan vender sus reseñas al mejor postor. Lo cierto es que no es en absoluto de extrañar porque desde siempre se ha achacado a los críticos ser parciales, responder a amiguismos y vender sus elogios. Esto es así desde la popularización de la prensa escrita y no hay a qué negar que tiene su parte de verdad. Pero no se puede juzgar al todo por una parte.
    En solodelibros.es empezamos hace pronto seis años a hacer (burdas) reseñas de los libros que comprábamos o tomábamos en préstamo de la biblioteca. Lo hacíamos fatal pero nos gustaba mucho y como algo sabíamos del mundo editorial, nos atrevimos a pedir algunos ejemplares para su reseña.
    Afortunadamente las editoriales respondieron positivamente y desde entonces hemos entablado una relación fructífera con muchas de ellas. Nosotros solicitamos los libros que nos interesan y tratamos de reseñarlos siempre; aunque también recibimos libros no solicitados. Sobre todo, leemos solo lo que queremos leer. Y aunque nos congratula poder dar difusión a excelentes libros de editoriales pequeñas e independientes, a las que, como dice Amalia, les cuesta más llegar a los grandes medios, nuestro compromiso es siempre con el lector.
    Como críticos (y permitidme que me arrogue ese nombre, que sin duda nos va grande), lo que buscamos es tratar de orientar al lector y de dar opiniones honestas y fundamentadas sobre los libros que leemos. Esa debe ser la labor de la crítica literaria que, en los últimos tiempos y en los medios tradicionales, se estaba perdiendo: ya sabemos que en las páginas culturales sacan reseñas positivas de los libros de editoriales que pertenecen al mismo grupo que el periódico donde aparece la crítica. En ese sentido, los blogs han supuesto una vuelta a una crítica tal vez menos profesional, pero más honrada.
    En solodelibros.es jamás hemos cobrado por reseñar un libro y nos damos por conformes por recibir los libros que solicitamos. Leer es para nosotros un placer, al que se une el poder compartir nuestras opiniones con otros lectores, confrontar pareceres y enriquecer así nuestra experiencia. Pero mantener una página en la que dos personas sacan tres reseñas semanales supone un esfuerzo (en tiempo y dinero). Y si la recompensa es grande: hacemos algo que nos gusta, hemos conocido a gente estupenda (lectores y editores), nuestros seguidores suben día a día… nos disgusta ver que con frecuencia se acusa a las páginas literarias de venderse. Es molesto que entre quienes nos siguen puedan pensar que nuestras reseñas no son honestas y que, cuando hablamos bien de un libro, lo hacemos porque hemos sido pagados por el editor. Porque, reitero, somos lectores y lo que hacemos, lo hacemos para otros lectores.

    Sra. Castro

    9 agosto, 2012

    • Buenos días Sra. Castro, muchísimas gracias por comentar y escribir su visión de las reseñas de libro desde el lugar que quienes lo realizan habitualmente.

      Curiosamente, cuando escribí este post no pensé en la crítica literaria en sí, ya que mi desempeño profesional en el sector editorial ha ido por otros derroteros y no he incursionado en el ámbito literario más que como lectora.

      Comulgo con lo que dice en que muchas veces se endemonia a los espacios de crítica literaria. Sin embargo, cualquier lector habitual del género que sea distingue cuando una crítica es concienzuda o “soportada” por el grupo editorial al cual pertenece el libro. Efectivamente, Internet, a través de los blogs, las páginas web, páginas de fans, etc. ha venido a democratizar el espacio de la crítica de libros (que es mucho más amplia que la literaria) y eso redunda en salud para todos, porque la opinión y la prescripción han dejado de estar atomizadas y sesgadas.

      Personalmente, lo que más me ha molestado no es que se solicite el envío de uno o más libros (entre otras cosas, esta una de las labores de los departamentos de prensa), sino el modo y el tono en que lo hacen, con unas veleidades que me han dejado perpleja. Tal vez no he demostrado este estado de ánimo en el post, pero por aquí “vienen los tiros”. He buscado blogs y me he puesto en contacto con sus autores para saber si les interesa tener un libro, si quieren un ejemplar o un PDF; que lo estudien, lo analicen y si consideran que es relevante hablar de él en la Red ¡maravilloso! Si no lo hacen intento analizar por qué, y pasa que a veces, simplemente, el libro no es tan bueno y tienen la amabilidad de no reseñarlo para no destrozarlo.

      Me congratulo en que vuestra página web tenga seguidores y sea un espacio de referencia. Y esto lo sé porque cuando he preguntado a algún amigo sobre X libro me han sugerido que visite vuestra página web y otras similares. Y esto sucede porque se han ganado un espacio propio, justamente por la labor y la profesionalidad con que realizan a través de la crítica de libros. Y con ser un experto en reseñas de libros no me refiero a que hay que ser un doctor en literatura u otra ciencia, sino un avezado lector, crítico y analítico (aprovecho el comentario también para aclarar este punto porque creo que tampoco lo dejé claro en el post).

      Gracias nuevamente por comentar y aportar vuestra visión en mi blog.

      Mariana Eguaras

      9 agosto, 2012

    • Pues siguiendo con el tema, que es muy interesante, quisiera comentar sobre la relación con las editoriales y sus áreas de prensa.

      Para empezar, nosotros solicitamos siempre un ejemplar y no el pdf. El libro, además de por su contenido, debe ser juzgado por su soporte. A fin de cuenta el libro es también un objeto (y precioso en ocasiones). Un buen diseño de portada, una buena encuadernación, el tipo de papel, son cosas que deben ser tenidas en cuenta.

      Además, nosotros leemos el libro íntegro. Una crítica bien argumentada no puede basarse en la lectura de unos pocos capítulos o páginas.

      Por otro lado, tratamos de responder a todos aquellos que contactan con nosotros. Pero a veces no es posible por razón de tiempo: tenemos trabajos y responsabilidades familiares que no nos permiten prestar toda la atención que quisiéramos a quienes nos contactan.

      En ese sentido, sería necesario que quienes contactan con webs tuvieran en cuenta a quiénes se dirigen. Por ejemplo, si promocionas literatura juvenil dirígete a blogs que se ocupen de ella. Antes de enviar correos y notas de prensa no estaría de más que se echase un vistazo a las webs y blogs para ver qué reseñan, quiénes sos sus lectores, etc.

      Que una web no hable de un libro no quiere decir que este sea malo: tal vez no se engloba en los géneros que se suele reseñar. O directamente, al crítico, como lector, no le parece un título interesante. Lo que no significa que no haya otros lectores (y otras páginas) para los que resulte un libro excelente.

      En fin, hay mucho que decir sobre la relación entre blogs, editores y lectores. Nos falta el punto de vista de un lector que acuda a blogs de crítica para orientarse sobre sus próximas lecturas.

      Saludos.

      Sra. Castro

      9 agosto, 2012

  6. Hola Mariana, me alegro de que comentaras en mi blog, así he podido llegar al tuyo para leer esta interesante entrada. Normalmente estos temas no se comentan porque son el “lado oscuro” de los libros pero a mi me parece sumo interés.
    Me veo en tu misma situación, preguntándome si estoy desactualizada y si en estos tiempos todo se compra y se vende, hasta las opiniones. Sé de muchos blogueros a los que les llegan muchos libros de diferentes editoriales pero ignoro si las editoriales en concreto les piden que hagan reseñas favorables. LO que sí tengo claro es que lo hay y que entre blogueros se hace sin parar. Que se cobre por ello es algo nuevo para mi que no sabía, por lo que comenté en mi blog.
    Me parece muy interesante tu visión desde tu posición así que seguiré leyéndote.
    Gracias por comentar este tipo de cosas, por experiencia propia sé que no es fácil y que nos podemos ganar enemigos.

    Saludos y encantada.

    Proyecto de Escritora

    25 septiembre, 2012

  7. Gracias Mariana, planteas las dudas que tenemos todos con soluciones muy acertadas.

    Raquel J

    25 julio, 2013

  8. Nosotros también somos una micro-editorial, pero estamos comenzando, y a decir verdad acabamos de lanzar nuestro primer libro.

    Hasta ahora ningún crítico nos ha pedido ningún libro (quizás porque aún no somos muy conocidos), pero sí es cierto que algún crítico al que hemos contactado nos ha solicitado dinero. No lo hemos aceptado, no porque no podamos permitírnoslo, sino porque preferimos una reseña razonablemente favorable pero honrada a una reseña muy buena de alguien que se sabe que cobra por haberla hecho. En el mundo literario se sabe perfectamente que ese tipo de reseñas tienen poco valor.

    Sí, hemos ofrecido algunos ejemplares gratuitos a blogs de escritores, pidiéndoles una reseña. Alguno ha aceptado, y estamos muy contentos que hasta ahora las reseñas de esta primera obra hayan sido favorables. Pero lo que nos enorgullece de verdad es que siempre hemos pedido una reseña honrada, no el haber pagado por una reseña buena.

    Seamos sinceros, una reseña mala puede perjudicarnos, y para una empresa joven como la nuestra puede ser difícil. Pero a la larga es mucho más peligroso “comprar” reseñas, porque puede que nadie se crea las reseñas de nuestro próximo lanzamiento, pensando que son pura publicidad.

    Sra. Pérez

    17 noviembre, 2013

  9. Coincido con lo que plantea Sra. Pérez. A la larga, y no tanto, se evidencia cuando la reseña de un libro está hecha porque quien la escribe también publica con esa editorial o es una reseña que no tiene ni un atisbo de mácula… Hay medios que antes era reconocidos por quienes escribían reseñas y opinaban en él y ahora ya no gozan del prestigio que antaño tuvieron, justamente por tratar las reseñas de libros de modo comercial.
    Gracias por comentar y presentarnos su editorial.

    Mariana Eguaras

    17 noviembre, 2013

  10. Interesante y complejo tema, Mariana. Yo estoy en los dos lados (periodista y promoción editorial).

    Como responsable de prensa también me he encontrado con bloggers o reseñistas que colaboran en pequeños medios, de apenas alcance, que lo piden absolutamente todo y otros que prefieren recibir la información previamente y luego solicitan aquello que creen que más le va a interesar. Por otra parte, debido a la crisis, en las editoriales procuran afinar la puntería cuando se trata de blogs y medios digitales. Sin embargo, en casi todas mantienen su lista de prensa VIP, donde se envía todo lo publicado, aun sabiendo que lo más probable es que esos ejemplares acaben amontonados en un rincón para repartir entre los colegas o vendidos en algún mercadillo de segunda mano. Hay medios a los que se llegan a enviar hasta 20 ejemplares de cada título, no digo más. Creo que hay una gran confusión sobre el poder de prescripción de algunos medios y blogs, algo que se debe tener en cuenta y no siempre es así.

    Como periodista, he pasado de recibir mucho, muchísimo, a tener que poner el freno y pedir que no se me envíen más libros a no ser que los pida y tengan a bien enviármelos. Y en muchos casos, directamente los compro. No tiene mucho sentido que se equipare un blog a un suplemento literario, por ejemplo, saturando al blogger con novedades. O que el blogger se dedique a pedir libros porque sí. O que la persona responsable de prensa envíe sin criterio.

    Y el gran error es confundir la difusión informativa con la publicity pura y dura. Eso es lo que todos (unos y otros) deberíamos evitar, pero es complicado cuando los medios tradicionales han aceptado el juego. Desde hace tiempo se ha traspasado esa línea en el soporte digital. ¿Cómo se va a invertir en inserciones publicitarias, ayudando así a que los medios subsistan, si ya se obtiene un espacio sin apenas coste? De ahí que algunos se dediquen a traficar con las reseñas basándose en que “si no me paga el medio o no cobro creando un blog, que me pague la editorial”. Y ojo, tan mal lo hace el reseñista como la editorial que acepta el juego.

    José A. Muñoz

    19 enero, 2014

    • Muchas gracias, José Antonio. Más claro y redondo no podrías haberlo expuesto 🙂 Gracias por pasarte por aquí y contar tu experiencia desde ambos lados del mundo de las reseñas de libros.

      Mariana Eguaras

      22 enero, 2014

  11. Hola, Mariana:

    Tu artículo nos ha resultado muy interesante porque nosotros nos hemos visto en la misma situación.

    Te cuento lo que hacemos nosotros. llevamos unos cinco años haciendo reseñas y nunca hemos pedido un libro a una editorial. Todo por una cuestión de pudor, las cosas como son. Nos da vergüenza enviar un mail pidiendo un libro, cuando puedes ir a la librería de al lado de tu casa o a la biblioteca y cogerlo por ti mismo.

    En los últimos tiempos, como el blog con el que estamos ahora está teniendo mayor difusión sí es cierto que nos han enviado algunos ejemplares, pero siempre sin que nosotros los hayamos solicitado previamente. Se ponen en contacto con nosotros, nos preguntan que si estaríamos interesados en hacer una reseña y nosotros, en función del tiempo disponible y de si el libro se ajusta a lo que solemos reseñar, aceptamos o no. Y, como seguimos manteniendo ese pudor por recibir libros que no hemos pagado, lo que hacemos es organizar sorteos con esos libros “seminuevos” y así nos quitamos ese cargo de conciencia.

    Nunca hemos pedido nada por reseñar libros, aunque sí nos han ofrecido en alguna ocasión dinero por ello. Pero es precisamente porque hacemos el blog por gusto y porque queremos mantener la libertad de reseñar lo que nos apetezca y cuando nos apetezca, por lo que tenemos claro que no vamos a aceptar dinero por hacerlo.

    Espero que nuestra experiencia te sirva para no sentirte tan rara.

    Saludos.

    Libros Instrucciones de Uso

    9 noviembre, 2014

    • Recibir libros de forma gratuita para reseñar no lo veo mal. De hecho, quienes reseñan dedican un tiempo y un trabajo por el cual la gran mayoría de las veces no reciben remuneración alguna; incluso si existe el deseo expreso de reseñar un libro, pedirlo a la editorial tampoco lo veo mal. Por otro lado, el hecho de que un blog o página web reseñe un libro es publicidad para este y por eso no veo mal que se entregue un ejemplar (o archivo si es digital) gratuito para su reseña. El shock me lo he llevado cuando han pedido libros a granel, como si fueran caramelos.
      Muchísimas gracias por comentar vuestra experiencia en este blog. Sabéis que os leo 🙂 Saludos.

      Mariana Eguaras

      9 noviembre, 2014

  12. Buenas noches,

    Muy interesante el artículo. Me encuentro en los dos lados de la “trinchera”. Por un lado soy autor y he publicado ya unos cuantos libros http://jralonso.es/category/libros/ Intento colaborar con las editoriales en la difusión y voy a firmar a ferias, los presento en librerías y también he enviado ejemplares a periodistas y blogueros que escriben sobre mi temática (divulgación científica). Nadie me ha pedido nunca dinero, he intentado “desoficializar” la relación (escribir al posible autor de la reseña, mandarle el libro dedicado) y estoy razonablemente satisfecho.
    Por otro lado soy un lector voraz y escribo reseñas de algunos libros que me gustan tanto en mi blog http://jralonso.es/category/divulgacion-cientifica/resenas-de-libros/ como en la nueva editorial Next Door. No me regalan muchos libros pero cuando lo hacen es una sorpresa grata pues me gasto mucho dinero en libros y es la oportunidad de un descubrimiento inesperado. Los libros que me llegan a veces vienen de mano del autor y otras del editor.
    En resumen, creo que hay que trabajar más esa red de amigos invisibles que formamos autores, editores, críticos, libreros y lectores y evitar las distorsiones económicas, como las señaladas en algunos comentarios previos. Una buena reseña es una guía pero su efecto depende del alcance y la fiabilidad del que la hace.
    Un saludo muy cordial

    José Ramón

    9 noviembre, 2015

    • ¡Cuánta razón llevas, José Ramón! Se gana mucho estableciendo lazos con colegas y afines, además de que se trabaja más a gusto.
      Muchas gracias por pasarte por el blog y comentar. Un cordial saludo.

      Mariana Eguaras

      10 noviembre, 2015

  13. Yo reseñó los libros que leo pagados de mi bolsillo o sacados de la biblioteca. Comparto lo que voy leyendo, reseñas, fragmentos, películas que me vienen a la cabeza mientras leo… Reseño para un medio on line y alguna vez a llegado algún libro de un autor que presentaba en la provincia o de una editorial. Nunca reseño nada que no me guste y normalmente la editorial no me facilita los ejemplares. No siempre, a veces si lo hacen más por el periódico online que por mi blog. He reseñado mucho escritor que empieza y le he hecho publicidad de forma gratuita si me parece que el libro merece la pena. Jamás he cobrado por leer o lectura beta de un libroSupongo que depende de blog que tengas te creerás con más derechos… Reconozco haber flipado leyéndote. Aunque también sé que a mí me han llegado propuestas de escritores de correcciones gratuitas, de retoques de estilo y de propuestas por la cara. La otra cara de la moneda.

    Rita Piedrafita

    22 febrero, 2016

  14. Muy interesante Mariana, gracias una vez más porque siempre encuentro alguna solución entre tus líneas. Una pregunta ¿cual piensas que es el mejor formato para enviar el libro a un blog de reseñas? ¿Piensas que enviarlo en pdf puede ir en detrimento del autor? ¿Otra forma de envío al margen del papel? Mil gracias por tu opinión.

    Virginia

    26 febrero, 2016

    • Preguntaría al administrador del blog qué formato prefiere. Algunas páginas especifican que solo reseñan libros impresos, así que a estas mejor enviarles un ejemplar. En PDF no lo enviaría, a menos que lo soliciten específicamente en PDF; es el formato menos bonito de todos. Si te lo piden en digital mejor que sea MOBI o EPUB.

      Saludos, Virginia.

      Mariana Eguaras

      27 febrero, 2016

      • Mil gracias Mariana.

        Virginia

        27 febrero, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te presentamos la primera tienda de plantillas y cubiertas prediseñadas de libros en castellano

Maquetatulibro.com

Clic aquí y VISITA NUESTRA TIENDA

You have Successfully Subscribed!