[En 2020 los libros digitales pasaron a tener un 4 % de IVA]

En España “el IVA del libro electrónico es del 21 % y el del libro impreso del 4 %”. Esta es una típica frase que encontramos de forma recurrente en medios periodísticos y en blogs.

Sin embargo, no es correcto, por lo menos al cien por cien. Sí podríamos encontrar  ebooks con IVA del 4 %, y sin faltar a las normativas española y europea.

En España, el libro impreso goza del beneplácito de tributar con el 4 % del IVA, junto a revistas y periódicos además de otros productos con IVA superreducido. Esto se debe a que así se estableció en la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.

A mediados de 2012, el Gobierno modificó el IVA: el reducido del 8 % pasó al 10 % y el 18% aumentó a 21%, pero no se modificó el IVA superreducido que beneficia a los libros impresos (Ley 26/2009, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2010).

Además de las leyes nacionales, España debe atenerse a las directivas que esta establezca. Por ser un estado miembro de la Unión Europea debe también cumplir sus normativas.

En el caso que nos ocupa, España debe acogerse al Sistema común del Impuesto sobre el Valor Añadido y las modificaciones posteriores como la Directiva 2006/112/CE. En esta Directiva establece que los servicios prestados por vía electrónica no pueden tributar con tipos reducidos de IVA. (Artículo 98.2).

Y los servicios prestados por vía electrónica incluyen el “Suministro de imágenes, texto e información y la puesta a disposición de bases de datos” y, en esta definición quedarían incluidos los libros electrónicos.

A su vez, resulta necesario conocer qué entiende la normativa por servicios prestados por vía electrónica. (Artículo 69; Apartado Tres; Punto 4º de la Ley 37/1992):

“Aquellos servicios que consistan en la transmisión enviada inicialmente y recibida en destino por medio de equipos de procesamiento; incluida la compresión numérica y el almacenamiento de datos, y enteramente transmitida, transportada y recibida por cable, radio, sistema óptico u otros medios electrónicos”.

Entonces ¿puede un ebook tributar con distintos tipos de IVA?

De lo anterior, se deduce que solo tributan con el 21% los libros electrónicos que se venden mediante descarga. Pero no así los que se venden en soporte físico, como CD, DVD, memorias USB, etc.

En Portal Jurídico hallamos un artículo donde se expone que de acuerdo a las normativas mencionadas…

“Tributarán al tipo impositivo del 4 por ciento los libros que se suministren en cualquier medio de soporte físico; en particular, los entregados a través de archivos electrónicos dispuestos para su volcado a herramientas de lectura o dispositivos portátiles que permitan almacenar y leer libros digitalizados. Dicho suministro podrá realizarse, a estos efectos, a través de CD-ROM, memorias USB (pen-drive) o cualquier otro soporte físico para su descarga a equipos de hardware”.

Entonces, vender un ebook mediante soporte físico hace que tribute con IVA del 4 % y no del 21 %. Siempre que sea por soporte tangible y no por descarga online.

De ahí que “el IVA del libro electrónico es del 21 % y el del libro impreso del 4 %” no sea una expresión 100 % correcta; y sí podamos encontrar ebooks con IVA del 4 %.

Es cierto que la mayoría —por no decir todos— de los ebooks se venden a través de descargas en las librerías online. Sin embargo, creo apropiado hacer esta aclaración. Sobre todo porque a alguien podría estar interesado en otra forma de comercializar el libro electrónico.

Podría hacerlo perfectamente a través de un soporte físico. Por ejemplo, vender un ebook en CD en una feria. También, vender un libro digital a través de un dispositivo USB en una librería física.

Los ebooks con IVA del 4% son posibles