Cómo detectar un contrato de edición abusivo

Mariana Eguaras Junio 5, 2016 @ 11:46AM

Por el 18 Nov, 2013 | 37 comentarios

 

En una entrada anterior escribí en qué consistía consultoría editorial y una de las tareas que realizo es el asesoramiento en cuestiones legales, como la obtención del ISBN y el Depósito legal, las subvenciones, propiedad intelectual y los contratos de edición.

Hace unas semanas, al realizar una asesoría me encuentro con un contrato de edición que una gran editorial le ofrece a un autor para publicar un libro (el segundo). Las cláusulas eran totalmente abusivas, se las mire por donde se las mire, y ello me ha animado a escribir esta entrada. Además de evidenciar que el contrato era un corta-pega de otro (una misma cuestión se repetía en dos cláusulas) o un estándar que utiliza habitualmente la editorial, en el contrato de edición se le pedía al autor que cediera todos y cada uno de los derechos que este puede ceder, en todas y cada una de las modalidades de edición, para todos los idiomas existentes y, por supuesto, para todo el mundo.

Desde mi punto de vista, este contrato de edición es un despropósito porque despoja al autor de todos los derechos patrimoniales. Y también lo es para el asesor jurídico de  la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña (ACEC) Mario Sepúlveda, como puede leerse en los modelos de contratos de edición comentados que están disponibles en la página web de la ACEC.

Si bien no soy abogada —y nada mejor que un abogado para hablar de estos temas(*)— intentaré esbozar las líneas generales para conocer qué es un contrato de edición y cuáles son los puntos fundamentales sobre los que todo autor debe detenerse a analizar y evaluar. Pero antes listo unas consideraciones que, aunque redundantes, no son menos significativas y conforman el contexto en el que se celebra un contrato de edición:

  • Si no se firma el contrato de una hipoteca sin estudiar y avaluar antes las obligaciones y derechos, lo mismo debe hacerse con un contrato de edición: hay que estudiar, evaluar y analizar el contrato de edición, desde la primera letra hasta la última.
  • Preguntar siempre —siempre y a quien se considere oportuno— si no se entiende alguna cláusula o terminología del contrato de edición: no hay tener vergüenza por no comprender en qué consisten algunos de los derechos que se están pidiendo en una cláusula del contrato.
  • Entre las partes que firman un contrato de edición quien tiene mayor poder será quien desee imponer sus condiciones, y normalmente es la editorial, empresa o institución quien lleva las de ganar en esta relación de fuerzas.
  • La editorial intentará que el autor le ceda la mayor cantidad de derechos patrimoniales posibles, mientras que el autor intentará ceder la menor cantidad de derechos.
  • Cada contrato de edición es un mundo en sí mismo, no hay dos iguales, y se deben estudiar, analizar, desentrañar, sopesar, distinguir, comparar y comprender cada una de sus cláusulas o pactos.

 

¿Qué es un contrato de edición?

Lo que conocemos como “contrato de edición” es un contrato de cesión de derechos de propiedad intelectual, donde el creador de una obra cede determinados derechos de explotación económica a otro. Cuando se habla de “compra y venta de derechos” en realidad se refiere a cesión de derechos ya que estos no se pueden comprar ni vender, sino ceder.

Firma contrato de ediciónUn contrato de edición está amparado por la Ley de Propiedad Intelectual que en España lo constituye el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril y por otras legislaciones complementarias como la Ley 23/2011, de 29 de julio, del Depósito Legal, la Ley 14/1966, de 18 de marzo, de Prensa e Imprenta y el Real Decreto 2063/2008, de 12 de diciembre, que regula el ISBN y la Agencia Española del ISBN, entre otras normativas.

La propiedad intelectual engloba tanto a derechos morales como a derechos patrimoniales o de explotación. Los derechos morales son inherentes al creador de la obra y tienen carácter irrenunciable e inalienable (solo se transmiten por herencia cuando fallece el creador), mientras que los derechos patrimoniales refieren a la explotación económica de la obra y son estos derechos los que se ceden en un contrato de edición.

 

Dónde poner especial atención en un contrato de edición

Algunas cuestiones son más cruciales que otras a la hora de firmar un contrato de edición —pero no por ello las demás son menos importantes— y hay que poner especial atención sobre ellas. Cada uno de los puntos que menciono a continuación tienen relación entre sí y permiten diferentes combinaciones.

  • Derechos que se ceden: derecho de reproducción, de distribución, comunicación pública y de transformación de la obra; son derechos independientes entre sí y se pueden otorgar a diferentes personas o empresas en diferentes contratos. Por ejemplo, se puede firmar un contrato por todas las modalidades de explotación en papel con una editorial y con otra para la comercialización de la obra en diferentes versiones en digital. Siempre hay que establecer claramente cada uno de derechos y el autor debe ceder solo aquellos que realmente considere que se van a ejercer y reservarse los demás.
  • Duración del contrato: determina el tiempo de cesión de explotación de los derechos especificados en el contrato. No es lo mismo 10 que 5 años y menos en derechos relativos a la edición digital, especialmente considerando los cambios tecnológicos vertiginosos y el panorama aún difuso de la edición digital. Y excluir siempre la renovación tácita y automática del contrato de edición.
  • Ámbito lingüístico: refiere a los idiomas en que se permite la explotación de la obra. “Todas las lenguas y para todo el mundo” es, además de pretencioso, abusivo, por ello debe especificarse claramente el idioma sobre el que se cede el derecho de explotación. Por ejemplo, “lengua castellana” o “cualquier lengua oficial de España”.
  • Área territorial: significa dónde podrán explotarse los derechos cedidos y está siempre ligada al ámbito lingüístico. Se pueden dar diferentes combinaciones, como ser lengua castellana para todo el mundo, solo para España; lengua castellana para España y América Latina o para España y determinados países de América Latina, etc. En este punto aconsejo al autor que se reserve de ceder ciertos derechos para la explotación comercial de su obra en lengua castellana para Estados Unidos si la editorial con la que firma el contrato no tiene establecido y desarrollado mercado allí, ya que el día de mañana puede firmar otro contrato con otra editorial para que su obra sea explotado en territorio estadounidense (que cada vez es un mercado más atractivo para el castellano) obteniendo mejores ventajas.
  • Modalidades de explotación: refiere a todas y cada una de las formas en que puede explotarse una obra y, como versan siempre los contratos, por si se olvida mencionar alguna, “la presente enumeración reviste carácter meramente enunciativo y en ningún caso limitativo”: tapa dura o cartoné, rústica, ediciones económicas y/o de bolsillo, audiolibro, ediciones de lujo, ediciones de bibliófilo, ediciones ilustradas, ediciones especiales para empresas u otras editoriales, fascículos, ediciones para escuelas, ediciones resumidas o compendiadas, ediciones en soportes magnéticos o informáticos (así como la inclusión total o parcial en bases de datos), edición electrónica, digital y ebook, productos multimedia como enhanced ebooks, publicaciones parciales en diarios y revistas (pre y post publicación), soportes sonoros, serialización radiofónica, radiodifusión… ¿Realmente un creador quiere ceder, en un solo contrato de edición, todos estos derechos a una sola empresa?
  • Carácter de la cesión de derechos: no todas las cesiones tienen que ser en exclusiva, se puede supeditar el ejercicio de determinados derechos a la conformidad del autor u a otra cuestión, por ello es importante desglosar los derechos y no meterlos todos juntos en un mismo paquete, en especial en lo referente a la cesión de derechos de reproducción digital.
  • Remuneración por los derechos cedidos: hace referencia a lo que cobrará el autor por la explotación de su obra (royalties), incluido el anticipo. Por ejemplo, un 10% del PVP de la obra en modalidad libro impreso trade u 8% para bolsillo. Aquí también es importante delimitar para cada uno de los derechos la remuneración correspondiente; “25% de los ingresos netos del editor por cualquier modalidad de edición digital” puede resultar una frase un tanto ambigua y generalista, ya que no representa lo mismo la venta de un libro electrónico que el alquiler de este en una plataforma de lectura. Este es un punto en que autor y editorial tienen que negociar y encontrar un equilibrio lo más justo posible para ambas partes.
  • Representación y agencia: es una cláusula del contrato de edición por la cual el autor otorga a la editorial el poder de ser su representante y agente literario frente a otras editoriales u empresas, nacionales o extranjeras. Algunos autores no ponen suficiente reparo en ello y es una cuestión muy importante que además se relaciona con la remuneración, por lo que hay que estipular de forma clara también en el contrato de edición qué porcentajes corresponde a cada una de las partes.

Estas y otras cuestiones pueden parecer menores, pero en un contrato de edición jamás lo son. Más cláusulas y puntos contractuales están desglosados en en ebook Cómo detectar un contrato de edición abusivo. Los ítems mencionados aquí conforman lo que podríamos llamar el core de la cesión de los derechos de autor mediante un contrato de edición. Sin embargo, nunca se debe olvidar que un contrato está conformado por todas las cláusulas que contiene y deben analizarse unas en relación a las demás.

 

El autor es el creador de la obra y por tanto es quien decide qué, cómo, por cuánto tiempo, para qué modalidad de edición, etc. y por qué cede determinados derechos a una editorial (digo editorial porque es la situación más habitual, pero también puede ser cualquier otro tipo de empresa).

Si una editorial tiene interés en publicar a un autor también tiene interés en cuidar de él como creador de contenidos y en cuidar de su obra, por ello pedir “a saco” la cesión de todos los derechos resulta abusivo y a ojos de un autor se percibe como un despojo total de sus derechos. Nada mejor que establecer una relación de buena fe entre creador y empresa para llevar adelante un proyecto de forma exitosa.

Contrato de edición

Si quieres descargar todos los modelos de contratos de edición, en Word y en PDF, y también los contratos comentados puedes hacerlo desde este enlace.


(*) Mis principales referentes son Marià CapellàPascual Barberán Molina, Ana María Cabanellas y los agentes literarios; por supuesto hay muchos más abogados especializados en propiedad intelectual.


¿Te interesa esta entrada y quieres saber más sobre las cláusulas que debes conocer y entender de un contrato de edición?

Cómo detectar un contrato de edición abusivo

¡Compra el eBook en Amazon!

 


¿Quieres consultar nuestras tarifas de evaluación y asesoramiento en contratos de edición?

¡Contáctanos sin compromiso!

    37 comentarios

  1. Hola Mariana.

    ¡Muy buen artículo! Solo agradecerte esta entrada tan útil para todos aquellos autores que empiezan sus andaduras en el mundo editorial.

    ¡Saludos!

    José Luis

    21 Noviembre, 2013

  2. Muy bueno y clarificador artículo, enhorabuena. Mariana.

    Eduardo Gambetty

    22 Noviembre, 2013

  3. Excelente post – concejos de sentido común para propios y extraños. Gracias por los útiles PDFs –
    Saludos desde Londres – pena tuvimos poco tiempo en Brighton.

    Joseph

    28 Noviembre, 2013

  4. Muchas gracias por tu entrada, este es un ámbito tan importante y muchos autores lo dejan pasar y sus derechos son vulnerados fácilmente. El otro día estaba viendo las cláusulas de algunos concursos literarios de grandes editoriales (Premio Alfaguara, por ejemplo) y vi que sus contratos son bastante abusivos, intentando pasarlos desapercibidos con el monto del premio a entregar y con unas bases con letra muy pequeña.

    ¡Saludos!

    Loba Roja

    29 Noviembre, 2013

  5. Gracias Mariana por todo la información que has vertido en tú artículo. Para mi ha sido una revelación, casi “bíblica” y si dios quiere, seguramente pronto la necesite, pues dos editoriales importantes están interesados en una novela de mis novelas.
    Un saludo
    Tomas Arranz Sanz

    tomas

    29 Noviembre, 2013

    • Me alegro que pueda servirte Tomás, con ese ánimo lo he escrito 🙂
      Gracias por visitar y comentar. Un saludo.

      Mariana Eguaras

      29 Noviembre, 2013

  6. Enhorabuena por el artículo, Mariana. Sin duda el más claro y completo que he leído sobre este tema.
    Me ha parecido también muy interesante el comentario de Loba Roja sobre los abusos en los concursos literarios. Aquí os dejo una clausula sacada de unos premios de novela romántica:

    “Los ganadores del Premio cederán… mediante contrato de edición a celebrar con la editorial, los derechos exclusivos de publicación en cualquier formato, en cualquiera de sus sellos, traducción a otros idiomas y adaptación audiovisual de la obra en cualquier formato.”

    ¿Me lo parece a mí o se han pasado veinte pueblos?
    Un saludo para todos.

    Raquel

    6 Diciembre, 2013

    • Sí Raquel, y más de veinte también: ese tipo de condiciones en un certamen literario es totalmente abusivo. Siempre me pregunto para qué una editorial, por ejemplo, pide la cesión de los derechos audiovisuales o radiofónicos cuando no se dedica a ello…
      Gracias por tus palabras y por compartir tu opinión en mi blog.

      Mariana Eguaras

      6 Diciembre, 2013

  7. En clase de Administración Editorial estamos trabajando a fondo los contratos editoriales en el Ciclo de Diseño y Producción Editorial.
    Hoy he utilizado tu artículo en clase para corroborar lo que explico. Estamos encantados con muchos de tus artículos y con tu blog.
    Son de referencia obligatoria, nos ayudan a mejorar el contenido de la materia. Un artículo clarificador y muy bueno. Gracias y Enhorabuena Mariana.

    María José Fernández

    11 Diciembre, 2013

    • Muchas gracias con tus palabras María José. La idea del blog es, justamente, compartir conocimientos y de alegro que estos sirvan para enriquecer tus clases.

      Mariana Eguaras

      12 Diciembre, 2013

  8. Gracias Mariana por esta información tan valiosa.
    Es importante estar informado.
    Un gran abrazo

    Lucia Uozumi

    30 Marzo, 2014

  9. Me parece muy esclarecedor de la manera que nos enseñas como debemos firmar un contrato, te doy las gracias, ya que soy una escritora novel y no sabia que podía contener tantas clausulas , gracias de corazón

    María

    11 Septiembre, 2014

    • De nada, María. Me alegro que sea una entrada esclarecedora y que te haya servido.

      Mariana Eguaras

      11 Septiembre, 2014

  10. Estupendo artículo, aunque me queda una duda. ¿Qué duración sería razonable? ¿5 años? Menos?

    ender

    3 Noviembre, 2014

      • Gracias! 🙂 Aunque me parecía bastante tiempo es lo que me han ofrecido.

        ender

        3 Noviembre, 2014

  11. Excelente articulo… lo que mas me preocupa de un contrato de me han ofrecido por 10 años es que no me han dejado tan claro cual sera la inversión que harán en promover mi libro digitalmente, aquí me piden la exclusividad.

    Yeffry Nuñez

    7 Marzo, 2015

    • Hola, Yeffry. Diez años para mí es demasiado, siempre sugiero que no sea más de 5 años. La exclusividad es normal y si no dejan claro cualquier tema, tú deberías pedir que lo hagan o que te expliquen aquello en lo que tienes dudas. Saludos.

      Mariana Eguaras

      8 Marzo, 2015

  12. Gracias Mariana. Tu artículo me ha clarificado muchas cosas, aún así, tengo una duda.
    Me voy a presentar a un concurso literario y como soy muy, muy optimista, me he leído sus bases y la cláusula donde explica cómo sería el contrato de edición: “comprometiéndose el ganador a suscribir un contrato de cesión en exclusiva de todos los derechos de explotación-en cualquier formato o soporte y canal conocidos en el momento de otorgamiento del premio-sobre esa obra, para todos los países y lenguas del mundo y por todo el periodo de vigencia de los derechos de Propiedad Intelectual”.
    No estoy seguro de qué quieren decir, pero me da en la nariz que se quieren quedar todo y para siempre, en pocas palabras. La cuestión es: si resultase ganador del premio, ¿debería firmar un contrato así porque viene en las bases o podría renunciar a firmarlo sin incurrir en incumplimiento de contrato? Hay que tener en cuenta que se firma un documento adjunto donde el autor expresa la aceptación de todas y cada una de las condiciones establecidas en las bases del concurso.

    Gracias por todo y un abrazo.

    Novel

    1 Mayo, 2015

    • Sí, piden todo, hasta el alma casi. Los premios es tomarlo o dejarlo, no existe posibilidades de negociación. Si firmas la aceptación de las bases tendrás que firmar el contrato que te pongan sobre la mesa si ganas el concurso. Es un abuso bestial una cláusula como esta, despoja al autor por completo de su obra. Saludos.

      Mariana Eguaras

      1 Mayo, 2015

      • Gracias, Mariana, por tu diligencia en la contestación. Demuestras que eres una profesional como la copa de un pino.

        La verdad es que no me preocupa tanto esa cláusula, puesto que solo es para el ganador del premio y soy los suficientemente realista para saber que aunque presentara la mejor novela de la historia no ganaría, ya que soy novel y nadie me conoce.
        Me presento más que nada para intentar meter la cabeza, probando suerte por si entro como finalista. La cláusula que sí me preocupa es la que dice: “La editorial se reserva el derecho de obtener la sesión para la explotación en cualquier modalidad de las obras que, presentadas al Premio y no habiendo sido galardonadas, pudieran interesarle, siempre que comunique al autor correspondiente dicha decisión en el plazo máximo de 90 días hábiles a contar desde la fecha que se haga público el fallo del Premio. El autor se obliga fente a la editorial, en el supuesto de recibir dicha comunicación en el plazo indicado, a ceder, en las condiciones que se establezcan, los derechos de explotación de su obra.”

        Lo de que “el autor se obliga” qué quiere decir, ¿que me presenten lo que me presenten debo firmarlo? Y lo de “en las condiciones que se establezcan”, ¿quién las establece? Editorial y autor, mediante negociación, o editorial solamente, puesto que el autor está “obligado”.

        Muchas gracias por anticipado y un fuerte abrazo.

        Novel

        2 Mayo, 2015

        • En todos los concursos quien sale perdiendo, aunque no lo parezca a simple vista y paradójicamente, es el autor. Cuando se dice “se obliga” es eso: una obligación. En “las condiciones que se establezcan”, por supuesto, son las que establece la editorial.
          La cláusula que expones en este comentario significa que si no ganaras el concurso pero la editorial quiere de todos modos explotar tu obra en alguna modalidad está en el derecho de hacerlo, porque has aceptado los términos y condiciones del concurso donde te obligas a hacerlo.
          Tengo pendiente escribir una entrada sobre la ilegalidad de muchos concursos literarios y ya ni hablar de lo abusivos que son con el autor…
          Saludos y buen fin de semana

          Mariana Eguaras

          2 Mayo, 2015

          • Me dejas “planchao”.

            Muchísimas gracias y un fuerte abrazo.

            Novel

            2 Mayo, 2015

  13. Suscribí un único contrato con una pequeña editorial para publicar 2 obras. La primera ya está en el mercado. Por distintas razones no estoy demasiado contento y me estoy planteando si remitirles o no la segunda obra contratada (podría autopublicarla). ¿Estoy obligado a hacerlo? ¿Podrían iniciar algún tipo de acción contra mí?

    Poauster

    23 Junio, 2015

    • Todo depende del contrato que hayas firmado. Si es por las dos obras, sí. En las cláusulas está la clave 😉

      Mariana Eguaras

      23 Junio, 2015

  14. Hola Mariana muy bueno tu blog.
    Pregunta: en el capitulo 41 minuto 41.56 en podcast de Ana Mieto “El contrato de Edicion” dices “porque tambien hay todo un intringulis de propiedad intelectual detras de todo esto”. A que te refieres. Gracias

    anibal

    16 Enero, 2016

    • Hola, Aníbal:
      Lo digo en referencia a los Términos y condiciones de las plataformas de autopublicación. Aceptar los Términos y condiciones de una página web es igual que formar un contrato y en el caso de cualquier plataforma de autopublicación al hacerlo se ceden derechos patrimoniales sobre la obra.
      ¿Cuántas personas leen los Términos y condiciones?

      Mariana Eguaras

      16 Enero, 2016

  15. Buenísimo el post. Esto de los contratos es un mundo. Me li el post entero y la verdad he aprendido bastantes cosas. Gracias

    Baltaran

    4 Abril, 2016

  16. Hola Marialna. Tengo una pagin en facebook que se llama Conociendo al autor. En ella lo que pretendo es conocer quien esta detras del libro escrito. Tengo bastantes noveles que contactan conmigo pero creo que no se informan bien acerca de la editorial con la que estan publicando ¿te gustaria colaborar con mi pagina haciendote una pequeña entrevista? Simplemente lo que pretendo es que se informen antes de que una editorial acabe con sus ilusiones. Un saludo.

    V. Towers libros

    22 Septiembre, 2016

    • Envíame un correo con la propuesta de entrevista. Depende qué preguntas sean podré contestarlas o no (por cuestiones legales debido a amenazas de calumnias e injurias por parte de algunas editoriales). Saludos.

      Mariana Eguaras

      22 Septiembre, 2016

      • ?A que correo debo mandarla?

        V. Towers libros

        22 Septiembre, 2016

  17. Hola Mariana, mil gracias por tu blog que está siendo una gran ayuda para descifrar todos los intringulis de la publicación de un libro.
    Me gustaría hacerte una pregunta con respecto a los derechos, me han ofrecido un contrato para publicar un libro de recetas, la tirada es de 2000 ejemplares, la editorial se hace cargo de los costes de fotografía que ascienden a 1000 euros, me ofrecen un 6% de royalties en tapa dura y 3% para otros formatos como bolsillo, soy yo…o es un poco abusivo?

    Muchas gracias

    Elsa

    27 Febrero, 2017

    • Hola, Elsa:

      Cuando eres un autor desconocido y vas a publicar el primer libro, algunas editoriales se aprovechan un poquito más de lo habitual. 😉 Para mí, los porcentajes son bajos; yo pelearía por más o por aumentar los beneficios en otras cláusulas, como menos tiempo de duración de contrato, menos derechos cedidos, etc.

      Saludos.

      Mariana Eguaras

      27 Febrero, 2017

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com Valora en Bitacoras.com:   En una entrada anterior escribí en qué consistía La entrada original Cómo detectar…
  2. PaperBlog - PaperBlog En una entrada anterior escribí en qué consistía consultoría editorial y una de las tareas que realizo es…
  3. Valor de Cambio - Cómo detectar un contrato de edición abusivo – Blog de @MarianaEguaras Algunas cuestiones son más cruciales que otras a…
  4. Cómo detectar un contrato de edición abusivo Por Mariana Eguaras | NEW GENERATION - […] bien no soy abogada —y nada mejor que un abogado para hablar de estos temas(*)— intentaré esbozar las líneas…
  5. Falsaria - Cómo detectar un contrato de edición abusivo La web de Mariana Eguaras, ha publicado un interesante post…
  6. Ilustradores aragoneses - Cómo detectar un contrato de edición abusivo En una entrada anterior escribí en qué consistía consultoría editorial y una…
  7. Amazon - eBook ampliado en Amazon Si una editorial te ofrece un contrato para publicar tu libro con ellos debes leer…
  8. Fantasía Épica - Hace unos días navegando por el blog de Mariana Eguaras (consultora editorial) encontré la siguiente, interesantísima, entrada que procedo a…
  9. Derecho para creativos (I) | Rosario Rossi | Propiedad Intelectual LOPD - […] Normalmente este contrato viene ya redactado por la editorial que impone sus cláusulas al autor.  Para ello, Mariana Eguaras,…
  10. Cómo detectar un contrato de edici&oacut... - […] Conoce punto por punto las principales cláusulas de un contrato de edición para que este no resulte abusivo.  […]
  11. Pinceladas de Literatura - Jóvenes, noveles y autopublicados Sé que es jueves y que no es normal en mí publicar tal día de…
  12. Falsa distribución de libros en editoriales de autoedición o de coedición | Valor de cambio - […] autores a toda costa. Los autores se sienten estafados. Llegan a este punto porque han firmado un contrato de edición que…
  13. Grafiscopio - Cómo negociar con una Editorial Publicar un libro es el sueño de todo escritor, y también de varios ilustradores…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *