Una de mis labores favoritas es trabajar con libros por encargo, prácticos o de referencia. Es una labor bastante compleja, más cuando se trabaja con ellos como editora o coordinadora editorial.

Sin embargo, y por esa misma dificultad, me apasiona participar en proyectos de libros por encargo como coleccionables, enciclopedias, manuales, libros técnicos, científicos, etc.

Por supuesto, también existen libros por encargo más sencillos de ejecutar y coordinar, como biografías, memorias y algunos libros religiosos. Estos son proyectos que requieren menos tiempo y en los que participan menos profesionales de la edición.

¿Qué son los libros por encargo y con qué fin se hacen? ¿Cuántos profesionales intervienen en la confección de un libro por encargo? ¿Qué relación tienen los libros por encargo con los escritores por encargo?

Si un libro se hace bajo demanda, ¿quién lo solicita? ¿Un autor, un editor, un personaje conocido, una editorial, otra empresa?

Estas son algunas de las preguntas que intento responder en esta entrada.

Qué son los libros por encargo

Los libros por encargo —como su nombre poco glamoroso lo indica— son los libros que se producen porque alguien encarga que se hagan bajo determinadas pautas.

Son obras que se conciben como un producto (un libro) y luego se generan sus contenidos. No hay preexistencia de la obra, sino que esta se genera a pedido, a demanda, de un cliente.

La obra puede contener solo texto o englobar distintos tipos de contenido. Es decir, texto más cualquier elemento gráfico, como una ilustración, una infografía y una fotografía, entre otros.

Cuando hablamos de libros por encargo los contenidos no existen, hay que crearlos. Lo que existe es una idea a la que habrá que darle forma para crear los contenidos que, finalmente, derivarán en el formato libro.

O, si esos contenidos existen, hay que darles un determinado tratamiento para que se transformen en material editable. Por ejemplo, al encargar una biografía hay fotografías del individuo en cuestión, pero tendrán que ser escaneadas y retocadas; transformadas en un contenido apto para una publicación.

El proceso de producción de libros a demanda puede ser medianamente sencillo hasta muy complejo; puede partir de un libro y acabar en una colección de títulos.

Quiénes solicitan libros por encargo y tipos de publicaciones

Cualquier persona puede solicitar a una empresa o un profesional de la edición que realice un libro para él. Cualquier empresa o institución y cualquier editorial puede pedir que se realice una publicación para ellos.

A su vez, el tipo de libro que se puede encargar es de los más variado. Un particular puede solicitar la producción de una biografía de un ser querido o de sus memorias; también un libro objeto para acontecimientos familiares como bodas o bautizos.

Un empresario puede encomendar libros para el aniversario de la empresa o bien para un evento especial. Incluso puede ser otro tipo de publicación y no necesariamente un libro; por ejemplo, un catálogo de productos o un manual de uso de una maquinaria.

Una editorial puede contratar a un packager o a una empresa de servicios editoriales para que desarrolle libros por encargo para ella. De hecho, existen empresas que gestionan de cabo a rabo la producción de libros para determinadas editoriales.

Los libros por encargo son muy habituales en el sector editorial. Y gracias a varias buenas ideas que han tenido algunos editores encontramos libros de tipología y temáticas variadas en las librerías; libros que de otro modo no existirían.

Los libros de texto escolares son el claro ejemplo de un libro realizado por encargo de una editorial. Le siguen los libros prácticos, como los de manualidades y bricolaje; los de jardinería y los del huerto; los de recetas y maridajes; también los libros Cómo hacer…, etc.

También algunos libros ilustrados sobre arquitectura, interiorismo y decoración; los de moda y tendencias; libros de arte, de artistas y de fotógrafos; las guías de turismo, etc. Los fascículos y libros coleccionables también son libros por encargo.

Editoriales como RBA, Planeta de Agostini, Salvat, Taschen y Océano, entre otras, publican libros que son producidos bajo esta modalidad de edición y cuentan con empresas que les proveen los servicios editoriales.

Colección de libros de arqueología de RBA - National Geographic

© RBA Coleccionables

Visibilidad de la autoría y de los profesionales frente al autor oculto o “negro literario”

En la modalidad de edición por encargo, el autor del contenido es reconocido como tal; su nombre aparece en la página de créditos.

En la página legal del libro se incluyen el nombre del autor de los textos y el de las ilustraciones. También los nombres de los fotógrafos y de las agencias o bancos de imágenes.

Es más, se mencionan el diseñador, el editor, el coordinador editorial y los correctores. En definitiva, en los libros por encargo no se ocultan los autores ni los colaboradores de la obra.

Distinto es un libro escrito por encargo y cuya autoría es expresa y deliberadamente ocultada. Un caso corriente es cuando un personaje conocido pide que le escriban una obra que luego firmará como si la hubiera escrito él. (El conocido puede ser un artista, un pintor, un político, un tertuliano de los medios de comunicación o un mindundi total).

Aquí entra en escena el escritor por encargo, el escritor fantasma o “negro literario”; aquel escritor que se contrata para que escriba el contenido a publicar (y es un trabajo respetable como cualquier otro).

Es usual que un editor ponga el ojo en un personaje mediático para ampliar las posibilidades de venta de los ejemplares. La mayoría de las veces es el editor del sello bajo el cual se publicará el libro quien gestiona este tipo de encargos aunque jamás lo reconozca públicamente.

En otras ocasiones es el personaje conocido quien necesita publicar un libro e inicia negociaciones con una editorial que se encargue de ello. Es el típico caso de los políticos.

Por otro lado, la práctica de que alguien escriba libros para otra persona se ha extendido y excede al famosismo. Algunas personas, por diferentes motivos, solicitan la escritura de obras a otros.

Sea por falta de tiempo o capacidad, porque quieren posicionarse como expertos en un área o porque consideran que decir que han escrito un libro (aunque no lo hayan hecho) les da prestigio contratan los servicios de un ghostwriter.

Como puedes ver en la página de servicios, no es una labor que ofrecemos en la consultoría.

Quiénes hacen los libros por encargo

La complejidad del proceso de edición —entendido en sentido amplio— depende del tipo de libro. Cuanto más variado sea el contenido de una publicación, y ese contenido provenga de distintas fuentes, más autores y profesionales deben intervenir en la producción del libro.

Con dos ejemplos será fácil explicarlo.

Un libro práctico, como uno sobre el arte de tejer, implicará la intervención de, al menos:

  • un autor del contenido, conocedor del tema
  • un editor
  • un fotógrafo/retocador
  • un corrector o correctores
  • un diseñador/maquetador

Por otro lado, una obra de referencia, más compleja de producir, puede implicar el doble o el triple de profesionales. Por ejemplo, en la producción de un libro coleccionable pueden participar:

  • un autor de los textos, experto en el tema que aborda el libro
  • un coordinador y director de equipo
  • un editor
  • un infografista
  • un ilustrador
  • un cartógrafo
  • varios fotógrafos/bancos de imágenes
  • un retocador fotográfico
  • un corrector de estilo
  • un diseñador de cubierta
  • un maquetador
  • un corrector de pruebas y ortotipografía
  • un editor de cierre

Este esquema es un esbozo de un organigrama profesional por cada libro de una colección. Si una serie está compuesta por cincuenta libros la cantidad de profesionales que trabajan en ella aumenta considerablemente.

Y, además, habrá profesionales que antes trabajen sobre la colección y no sobre un libro en sí. Por ejemplo, quienes participar de la conceptualización de toda la serie.

Un libro de estas características demanda varias semanas de trabajo, incluso meses, y de un minucioso cuidado editorial. Es un trabajo que precisa coordinación, organización y sincronización del calendario editorial, además del empleo de protocolos de edición, un tema que abordaré en próximas entradas.

Libros publicados bajo la modalidad por encargo

¿Cómo se hace un libro por encargo?

Sería genial poder relatar cómo se engendra y se produce un libro por encargo. Sin embargo, es imposible explicarlo en una entrada, o en dos o tres; sobre todo si se quiere hacer bien, en detalle y abarcando todos y cada uno de los aspectos editoriales.

En mi libro Publicar con calidad editorial desarrollo algunos aspectos, de manera pormenorizada, que han sido mencionados en esta entrada. Pero ni así he alcanzado a cubrir todos los aspectos que la edición a demanda abarca.