Hay cientos de entradas sobre c√≥mo dise√Īar una cubierta, pero pocas ‚ÄĒy menos en castellano‚ÄĒ sobre c√≥mo dise√Īar una portada para un libro.

Incluso en este blog, ya escribí sobre los errores que deben evitarse en una cubierta.

En este art√≠culo uso portada de acuerdo con la segunda acepci√≥n del Diccionario de la Lengua Espa√Īola:

f. Primera plana de los libros impresos, en que figuran el t√≠tulo del libro, el nombre del autor y el lugar y a√Īo de la impresi√≥n.

Y no a la cuarta:

f. Cubierta delantera de un libro o de cualquier otra publicaci√≥n o escrito. Dise√Īador de portadas.

Es decir, que me refiero a una parte del libro que est√° en su interior (tripa); no a las cubiertas, que es la parte exterior de un libro.

En inglés estos términos no se prestan a confusión, porque el nombre de la portada es front-page y el de la cubierta, cover.

La portada o fachada puede ser la página uno, tres o cinco del libro. La ubicación dependerá de si se incluye una portadilla o una o dos hojas de cortesía. Incluso pude ser una página par, como en los libros de Apostroph, ¡algo muy original!

Aunque no se folien (imprimir un n√ļmero en ellas), las portadillas, las p√°ginas blancas y la portada se cuentan igualmente como p√°ginas interiores de un libro.

En la actualidad es habitual usar portada como sin√≥nimo de cubierta, mas no era as√≠ hace d√©cadas ni lo es a√ļn para algunos impresores y profesionales de la edici√≥n.

No olvidemos que las cubiertas son uno de los inventos más recientes aplicados al libro. Estas surgieron para resguardar la tripa, el cuerpo del libro, que tenía como primera página una portada.

Por este motivo encontramos portadas antiguas con una profusa información.

Portadas de libros antiguos

Las portadas de libros antiguos contenían una gran cantidad de información, a saber:

  • t√≠tulo, subt√≠tulo y autor;
  • dedicatoria;
  • ilustraciones y adornos;
  • ilustrador, si el libro ten√≠a ilustraciones o capitulares decorativas;
  • n√ļmero de edici√≥n;
  • datos del impresor, lugar y a√Īo de impresi√≥n o la licencia para poder hacerlo.
Portadas de libros antiguos

Portadas de libros obtenidas de obras en dominio p√ļblico de Archive.org.

¬ŅQu√© informaci√≥n incluir en una portada de un libro moderno?

Como se aprecia en las imágenes anteriores, en las portadas de los libros se incluían varios datos.

En la actualidad, las portadas son más minimalistas. Parte de la información que antes aparecía en la portada ahora la hallamos en la página de créditos.

Legalmente, no existe obligaci√≥n alguna sobre los datos que deben consignarse al dise√Īar una portada. (Recuerda que la √ļnica obligaci√≥n legal respecto al libro es la de consignar el dep√≥sito legal, y tiene excepciones).

Tanto si eres autor como si eres editor, puedes poner, b√°sicamente, lo que te d√© la gana. ūüôā

Es cierto que los datos b√°sicos son:

  • t√≠tulo del libro y
  • nombre del autor.

En algunos casos también podemos leer:

  • subt√≠tulo del libro (si lo tiene) y
  • logotipo de la editorial o marca de autor.

Si es una obra traducida, también aparecerá el nombre del traductor. Así y todo, nada impide que puedas agregar también, por ejemplo:

Una vez que decidas qué datos incorporar en la maquetación de las portadas de tus libros, llega el momento de organizarlos y presentarlos.

Por ello, me animo a comentarte un par de sugerencias que te ayudar√°n a obtener una portada coherente.

Qu√© debes tener en cuenta para dise√Īar una portada acorde con el resto del libro

1. Alineación de los textos y elementos

La alineaci√≥n de los textos es la primera cuesti√≥n que hay que plantearse en el momento de dise√Īar una portada.

Centrada, alineada a la izquierda o alineada a la derecha: estas son las tres alternativas para ubicar los textos y otros elementos en una portada. A menos, claro est√°, que se pretenda que la portada sea sui generis.

No hay una ‚Äúmejor portada‚ÄĚ o una peor, sino una adecuada, aquella que responde a determinados criterios. Por supuesto, tambi√©n deben respetarse unos principios b√°sicos de dise√Īo editorial y de criterio editorial, en su sentido m√°s amplio.

Por ello, en este caso, para decidir la orientación de la portada es aconsejable considerar el resto del libro. Sobre todo, poner el ojo en la apertura de los capítulos o secciones.

Es decir, los textos de la portada tendrían que emplear la misma alineación que las aperturas de los capítulos.

Esto ayudará a mantener uniformidad y consistencia estilística a toda la publicación. Por ello, cualquier otro elemento de la portada también debería estar alineado en consonancia con el texto.

Portadas e inicios de capítulos

Por otro lado, no es recomendable mezclar alineaciones. O sea, que haya elementos a la izquierda y otros centrados y el resto a la derecha.

2. Compensar la extensión de las líneas

En este punto la atención hay que brindársela al título del libro y, si lo lleva, al subtítulo.

El nombre del autor suele quedar ‚Äúa salvo‚ÄĚ, a menos que el autor sea muy reconocido y se destaque el apellido adrede.

Si el nombre del autor requiere dos líneas y no eres Ken Follett, mejor bajar el cuerpo de la fuente

Si el título y el subtítulo requieren más de una línea conviene que la extensión esté compensada.

Cinco palabras en la primera línea y una en la segunda no es lo más armónico. En este caso, una imagen explica mejor lo que quiero expresar.

Por supuesto, hay que olvidarse de la separación de palabras en los fragmentos de textos que aparecen en la portada.

Soluciones posibles son bajar el cuerpo de la fuente o modificar levemente el tracking de los textos.

Todo se hace con el objetivo de que no se corten las palabras y los caracteres se distribuyan con coherencia lógica y estética entre las líneas.

Portadas (front-page) de libros - Ejemplos a evitar y a seguir

En InDesign la función Equilibrar líneas en Párrafo te ayuda con esto.

3. Distribuir la informaci√≥n seg√ļn un criterio

Otra vez echaremos mano del criterio cuando nos preguntemos cómo distribuir la información en sentido vertical.

En gran parte dependerá de la cantidad de información que tenga la portada. No es lo mismo distribuir siete elementos que solo dos.

No existe una regla que indique c√≥mo debe hacerse, por lo que hay que recurrir al sentido com√ļn. A la menor duda, siempre recomiendo hojear y ojear varios libros y ver c√≥mo est√° resuelta la portada.

Cuantas más publicaciones consultes más información visual y material tendrás para elegir cómo quieres la portada de tu libro.

El primer ejemplo de la imagen del siguiente consejo explica gr√°ficamente lo explicado en este punto.

4. El tama√Īo de los elementos

Del mismo modo que hay que compensar los espacios y establecer un orden de los elementos, el tama√Īo de estos debe mantener una coherencia.

Si no eres un autor muy reconocido y recordable por tu nombre más que por tus obras, olvídate de poner tu nombre y apellido como un gran cartel iniciando la portada.

O sea: si no eres un bestseller de miles de ejemplares, haz que la autor√≠a en tu libro mantenga un tama√Īo prudencial y sea m√°s peque√Īo que el t√≠tulo del libro.

El subt√≠tulo, por jerarqu√≠a, siempre debe tener una letra m√°s peque√Īa que el t√≠tulo.

Algo similar sucede con el sello editorial: tambi√©n por una cuesti√≥n de jerarqu√≠a, es m√°s peque√Īo que los dem√°s elementos. Una marca editorial est√° subordinada a la obra: lo relevante es la obra, no qui√©n la publica.

Con el tama√Īo de las ilustraciones s√≠ que puedes jugar al configurar una portada. Siempre que las caracter√≠sticas de la imagen lo permitan, podr√°s experimentar con ella y probar diferentes tama√Īos hasta dar con la que sea m√°s acorde.

Portadas (front-page) de libros - Ejemplos a evitar y a seguir

3. Inclusión de logotipo o marca

En las portadas de libros publicados por editoriales apreciamos un imagotipo o un logotipo de la casa editorial.

En cambio, los libros autopublicados suelen llevan solo el título del libro y el nombre del autor.

Sin embargo, nada impide que se adicione una marca de autor que ocupe el espacio del logotipo de la editorial.

Esta marca de autor puede ser la de tu blog o página web o una ilustración; también puedes inventarte una marca o sello sin más.

* * *

Cuando encargas el trabajo a un profesional, o si haces tus propios libros, ¬Ņte has planteado c√≥mo abordar el dise√Īo de esta parte de una publicaci√≥n? ¬ŅLe prestas tanta atenci√≥n y mimo como lo haces con el dise√Īo de las cubiertas o del interior?

¬ŅQu√© elementos tienes en cuenta para dise√Īar una portada o encargar su creaci√≥n? ¬ŅConoc√≠as estos tips para dise√Īar una portada arm√≥nica y est√©ticamente acorde con el resto del libro?