Tras el proceso de impresión y encuadernación podemos rematar la producción de los libros con diferentes acabados de impresión.

Los acabados son un complemento de la impresión cuya función es dar un valor añadido a las piezas.

En cuanto a los libros, la mayoría de los acabados de impresión se aplican en el exterior, en las cubiertas. Estas son la parte de la publicación que primero capta nuestra atención visual y nos atrae de un libro.

Resaltes, colores, brillos, repujes, calados y otros recursos de las artes gráficas resultan siempre atractivos para hacer destacar los libros.

Aunque la cubierta sea la puerta de entrada al contenido del libro, dentro de este también podemos encontrar algunas técnicas de posimpresión.

Acabados de impresión más destacables

Los acabados de impresión especiales permiten jugar con las texturas, el brillo e incluso alterar la forma del producto.

Algunos cumplen la función de protección, mientras que otros son acabados de ennoblecimiento.

Barnizado

Este proceso consiste en la aplicación de un barniz transparente para proteger la impresión.

El barniz es una tinta incolora que cubre las superficies para que no se rasguñen, desgasten o manchen. También se emplean con el fin de realzar el diseño reflejado en el producto.

Este barniz incoloro se distribuye por toda la superficie del pliego o de manera parcial, localizada si se quiere resaltar una parte concreta.

Se usa mayormente en papeles estucados o satinados y con acabado mate o brillante. También existe un tipo de barniz aromático que libera aromas al tocar o rascar la superficie impresa.

Barniz brillante en Inteligencia espontánea, de Juan Urbicáin (2019); barnizado mate en El Claro de Ozzhar, de Carlos Iglesias C. (2019).

Reserva UVI o UV sectorizado

Es un barniz transparente que se aplica en lugares específicos de un diseño impreso. Como si fuera una quinta tinta, se coloca con el objetivo de realzar y dar un excelente acabado al producto.

Brillo o mate, este barniz, más intenso que el común, se seca mediante luz ultravioleta; de ahí su nombre.

Es un recurso muy empleado en las cubiertas de los libros para llamar la atención de los lectores y compradores.

Reseva UVI

Diferentes aplicaciones de reserva UVI en cubiertas de libros.

Tintas luminiscentes

Es el mismo proceso que el del barnizado, solo que se emplean tintas flúor sobre negro.

Los efectos luminiscentes se pueden conseguir con tres tipos de tintas: fluorescentes, fosforescentes y reflectantes.

Cubierta del libro More is More

Monograma impreso en tinta luminiscente sobre la cubierta del libro More is More, de Alex Trochut (Index Book, 2010).

Plastificado

En lugar de barniz se aplica laca de polipropileno o láminas de plástico. Esta técnica brinda una protección es más alta que el barniz, sobre todo frente al manipulado y la humedad.

Los tipos más frecuentes de estos acabados de impresión son el mate, el semimate, el brillante y el de tipo seda (soft touch).

El proceso de encapsulado es un plastificado aún más resistente, rígido y duradero que se realiza con películas de poliéster.

Además de en las cubiertas, el plastificado predomina en los mapas, los marcadores o señaladores y en materiales educativos. También en las cartas de los restaurantes, catálogos, folletos, acreditaciones, envases y algunos materiales de marketing.

Versión con solapas del primer libro de trilogía De esencia a esencia, de Jose Mari Sarasola (2020), con plastificado brillante.

Laminado

Es una técnica mediante la que unen dos o más sustratos, por calor, presión y adhesivos, para obtener una pieza gráfica.

Algunas laminadoras funden papeles con cartones para obtener rompecabezas, tableros y cubiertas resistentes.

Troquelado

El troquelado es el proceso mecánico de cortar, hender y perforar el material mediante la presión de un troquel o cuño. Las cuchillas pueden recortan con precisión tanto papel como cartón.

Esta técnica resalta la naturaleza física del papel y posibilita crear dimensiones adicionales sin necesidad de imprimir el material.

Arjowiggins, fabricante de papel escocés, recomienda no usar un papel fino, con un gramaje inferior a 160 g. También advierte de que el troquelado se usa en papel creativo de color y no en papel impreso, porque el corte se verá blanco.

El troquelado podemos encontrarlo aplicado en sobrecubiertas y fajas de libros de ficción. En no ficción, en el interior de algunos libros de diseño y de autor.

The Best of Cover Design, de Altitude Associates (2011).

Troquelado en la cubierta tapa dura de The Best of Cover Design, de Altitude Associates (2011).

Troquelado láser

Es el método por el que un láser de alta velocidad corta el papel o cartón sin emplear un molde. Este es el proceso idóneo para ejecutar diseños con extrema calidad y exactitud.

Destaca en los libros desplegables, pop-up o 3D, aquellos que tienen figuras tridimensionales en sus páginas.

Pop-up Tierra, de Anne Jankéliowitch, Annabelle Buxton y Olivier Charbonnell (Edelvives, 2021).

Perforado

Es un tipo de troquelado que genera una serie de cortes en un soporte para debilitarlo y facilitar su desgarre. Estos cortes se hacen cerca uno de otro para facilitar la rotura del papel o cartulina.

Algunas agendas suelen contener una cartulina en el interior con microperforados para extraer un punto de libro. También es un acabado que destaca en los talonarios y en las carpetas, por ejemplo, de recetas coleccionables.

Diseñar tipografía, de Karen Cheng, publicados por Jardín de Monos

Perforado como acabado de impresión en Diseñar tipografía, de Karen Cheng (Jardín de monos, 2018).

Gofrado, relieve o estampación

El gofrado consiste en producir un relieve en el papel por el efecto de la presión.

El estampado puede ser un bajorrelieve o destacar más en la pieza (altorrelive). Y, además del repujado, puede usarse tinta (letterpress) y hacerse en seco.

Un papel con fibras naturales y con un porcentaje generoso de algodón es idóneo para que el estampado gane altura.

Sol negro: Depresión y melancolía, de Julia Kristeva

Sol negro: Depresión y melancolía, de Julia Kristeva (Wunderkammer, 2017).

Golpe en seco

Es la presión de un molde con la imagen o logotipo sobre el papel. Esta impresión se realiza sin tinta y da al papel un volumen tridimensional.

En el exterior de las publicaciones encontramos el relieve o cuño en cubiertas y sobrecubiertas; en el interior destacan los libros en braille. Estos diferentes acabados de impresión son muy empleados en tarjetas de visitas y otras piezas gráficas, como bolsas y cajas.

Catching Moonbeams, un Proyecto de Toby Ng Design.

Catching Moonbeams, un proyecto de Toby Ng Design.

Plegado

Es la operación por la que se dobla un pliego, mediante presión mecánica, hasta obtener el formato deseado.

Hay distintos tipos de plegado: paralelo, de acordeón o zigzag, envolvente, en ventana y en cruz.

En un libro, el plegado se usa para obtener las solapas de un libro de tapa blanda o paperback y en las camisas o sobrecubiertas. En el interior, para conformar los cuadernillos en una encuadernación cosida.

Mockup sobrecubierta o exterior libro con solapas

Plegado de sobrecubierta: montaje de El huracán anónimo, de Alexis Díaz-Pimienta.

Decoración de cortes

Esta técnica consiste en pintar o tintar el corte del papel, cartulina o cartón. El tinte puede ser de color uniforme, brillante o no, y la ilustración un dibujo o un patrón.

En los libros, la decoración de los cantos en dorado es uno de los acabados de impresión más reconocibles. Utilizado en ediciones lujosas, consiste en aplicar una capa de oro al borde de las hojas mediante panes de oro.

Decoración en cortes

Antología Poética, de Fernando Pessoa (Livraria Lello, 2019).

Termorrelieve o falso relieve

Este acabado se realiza mediante la aplicación de polvo de termorrelieve. Con la tinta todavía fresca, inmediatamente después de la impresión, se aplica el polvo que queda adherido a la tinta.

Luego, la pieza recibe calor con rayos infrarrojos para que la tinta fermente y aumente su densidad.

En la aplicación de polvo de oro, además de la capa adhesiva, tras el rociado del polvo se barniza.

Termoimpresión, termograbado, stamping o hot stamping

Es la técnica que permite la impresión de textos e imágenes por medio de la presión y el calor.

En el stamping predominan los colores metalizados y brillantes, como los dorados, plateados y cobres, y los holográficos. Se aplican tanto sobre papel, piel y textiles como sobre madera y plástico. Se llama foil y es una película fina de poliéster.

Tinta rasca-rasca o rasca y gana

Este tipo de tinta de impresión puede eliminarse raspándola para mostrar aquello que cubre. De color oro o plata, se usa sobre un sector delimitado y sobre papel liso.

Flocado

El flocado es el proceso por el que se aplican pequeñas partículas de fibra (flocks) sobre una superficie para aterciopelarla.

Los flocks se adhieren a la base previamente cubierta con adhesivo y le confieren una textura suave y elegante de terciopelo.

En libros, esta es una técnica de ennoblecimiento, reservada casi en exclusiva para ediciones de lujo y conmemorativas.

Flocado

Libro Teatre Conservatori – 140 anys d’emocions, producido por 200bis Barcelona.

Después de dotar a las publicaciones con algunos de los acabados de impresión y mencionados, también pueden complementarse con añadidos específicos.

Por ejemplo, por cierres especiales, tiradores y lengüetas de cuero; protectores de esquinas, cantos y lomos; piezas metálicas, como anillas y tornillos, y piezas ornamentales como cristales, piedras, chapas, etc.

Algunos libros requieren de un embalaje especial (packaging), como una caja o un sobre, o bien pueden retractilarse. La imprenta, por lo general, es quien también se encarga de este proceso de posimpresión.