Megustaescribirlibros.com no es sinónimo de publicar con Penguin Random House

Mariana Eguaras noviembre 6, 2018 @ 11:16AM

Por el 20 Nov, 2014 | 42 comments

 

[Adenda: en marzo de 2016 cambia de nombre Caligrama Editorial, pero el modelo de negocio, funcionamiento, etc. es el mismo que el de Megustaescribirlibros.com].

Es evidente el interés que ha despertado la nueva plataforma de autopublicación Megustaescribirlibros.com, de Penguin Random House Grupo Editorial, entre los autores.

En 24 horas he recibido seis correos de escritores preguntando sobre ella y cuál es mi opinión sobre el lanzamiento de esta iniciativa.

 

Es un sello de autoedición, no una editorial tradicional

La pregunta, formulada de forma más directa o indirecta, en estos corres es: “Si publico aquí ¿mis libros saldrán con el sello de PRH?”.

La respuesta es fácil, no. Publicar en Megustaescribirlibros.com no es publicar con Penguin Random House.

Este punto está muy claro en la página web: “Nota importante: Por favor ten en cuenta que adquirir el servicio de Informe Editorial o los packs de publicación que contienen el Programa de reconocimiento no garantiza que tu libro sea escogido para una publicación tradicional.”

No sé bajo qué sello serían publicados los libros, porque no encontré referencias en su página web. No digo que no esté señalado en algún lado, solo que yo no lo he encontrado.

 

Tu libro no estará en las librerías físicas

Por otro lado, tu libro tampoco estará en las librerías tradicionales si publicas con Megustaescribirlibros.com. También son claros en este punto “Nuestra amplia red de distribución incluye librerías on-line así como el sistema de pedidos de libros de Penguin Random House.” En ningún caso se menciona a las librerías a pie de calle, sí la impresión bajo demanda.

Este Programa Talento que se menciona es un buen gancho para que los autores publiquen en esta plataforma porque les ofrece la —remota, desde mi punto de vista— posibilidad de que su obra sea evaluada por un editor de la casa.

Para llegar hasta aquí el camino puede ser muy largo y sinuoso, si es que se llega. Si eres escritor, no pienses que comprando el servicio de Informe Editorial (lectura profesional) y comprando alguno de los paquetes que ofrecen tendrás más acceso a un editor de Penguin Random House. Piensa que solo para acceder a este programa primero debes pagar 2.899 euros; este es punto de partida, el camino y la llegada son otro tema.

Peio y Eduardo Archanco, en un artículo del blog de su nuevo proyecto, dicen: “Ten en cuenta que a las empresas de autopublicación de libros, tu libro no les importa en absoluto”.

Aunque es una afirmación un tanto radical, contiene una verdad. Megustaescribirlibros.com no es una plataforma “inocente” para ayudar a los escritores porque son guays y quieren echar una mano a la creación literaria.

 

Pagando que es gerundio…

Megustaescribirlibros.com es un modelo de negocio de Penguin Random House para ampliar sus dominios, un hecho totalmente lícito. Insisto —ya lo he dicho en más entradas de este blog— que una editorial es una empresa.

Y, como tal, debe encontrar formas de aumentar sus ganancias y es lógico que cualquier editorial desarrolle nuevos modos para ello.

Megustaescribirlibros.com es uno de estos modos y la red social de escritores que se lanzará en cinco días, Megustaescribir.com, también lo es.

Solo hay que leer a conciencia y ver que en la página de Megustaescribirlibros.com se ofrecen servicios editoriales, y los servicios se pagan; que ofrecen packs de autopublicación y cada uno de estos packs tiene un precio.

Para obtener un plus real a lo que ofrecen otras plataformas de autopublicación hay que pagar, como mínimo, 1.500 euros. Y para obtener un diferencial, como ingresar al Programa de reconocimiento, hay que desembolsar casi 3.000 euros y más.

Sin abonar estos valores Megustaescribirlibros.com no ofrece siquiera cubierta  ni maquetación interna personalizada, por lo que, en este punto, no hay diferencia con Amazon o Bubok, donde encontramos plantillas predeterminadas para ambos servicios.

Además, para ser admitido en Megustaescribirlibros.com tu libro debe cumplir determinados requisitos y corroborar que no infringe la política de contenidos de la plataforma.

No he ingresado a la plataforma ni la he probado, porque no es mi deseo publicar, pero intentaré en los próximos días contactar con algún “Supervisor – Publishing Sales” —tal es el nombre que le han asignado a la persona que se pone en contacto con el autor— para enterarme más sobre ella.

Del Aviso Legal se desprende que la subida de archivos (cubierta e interior) corre por cuenta del autor y, sumado a los requisitos que debe contar un manuscrito, en este aspecto, no difiere de otras plataformas de autopublicación.

Sí difiere de otras plataformas en que el supervisor establece un primer contacto directo con el autor: llama por teléfono a quien se apunte a su plataforma para “hablar de la publicación de tu libro, para conocer más sobre ti y para explicarte las ventajas de publicar con megustaescribir” (sic).

 

Para muestra, a veces, basta un botón…

La Guía no es otra cosa que un folleto informativo, de siete páginas, con los precios de los servicios.

No esperes información relevante sobre la cuantía de los royalties para los autores, las condiciones del contrato o la tipología de cada uno de los servicios.

Esta guía se ha hecho con “maquetación no personalizada” y si la ha realizado una persona sus conocimientos son muy pobres, tal como puede observarse en la siguiente imagen.

Guia-de-publicacion_Megustaescribirlibros.com

 

Confieso que me alegra la apuesta por la impresión bajo demanda que, son seguridad, será superior a la ofrecida en Casa del Libro (propiedad del Grupo Planeta, competencia directa de Penguin Random House), cuyo servicio es nefasto.

Próximamente escribiré una entrada sobre las peripecias que aún estamos haciendo para publicar siete libros de una editorial y de los meses que hace que estamos en ello por la ineptitud de Casa del Libro.

En resumen

Megustaescribirlibros.com es otra plataforma de autopublicación como otra que aprovecha el tirón del grupo editorial al que pertenece. Los libros publicados a través de Megustaescribirlibros.com no saldrán con sellos de Penguin Random House ni se venderán en librerías físicas.

Me queda pendiente averiguar más sobre esta plataforma e investigar algunos temas que me generan cierta inquietud (tipo y origen del ISBN, contrato con Get Published!, sello de publicación, etc., etc.). Os mantendré informados de mis pesquisas.

    42 comentarios

  1. Hola Mariana, desde hace un tiempo sigo tu blog que me parece lo mejorcito que hay en la web, contenidos originales y bien dirigido. Sobre este tema, por supuesto que el artículo (pago) de EL PAIS en ICON empujaba el engaño que representa megustaescribirlibros.com, engrandeciendo el mito de que tal vez (pagando 3.000 €) termines en PRH. Sí, es lícito, pero tremendamente destructivo para el sector: nadie duda que romperá el mercado y será imparable. Repito: es una pequeña gran estafa (¿realmente crees que la gente sabrá esto que tú expones?), gracias a artículos como los tuyos es posible saber la verdadera cara del asunto, que no trae nada nuevo. Por lo demás, soy Director de Desarrollo de una Red Social Literaria (http://www.falsaria.com) que tiene ya dos años y aún siendo una de las más importantes en penetración, usuarios y originalidad, desarrollada por capitales españoles, ha sido completamente obviada por los medios. También ofrece coedición. En fin, repito: muy buen artículo. Gracias.

    Nicolas

    20 noviembre, 2014

    • Muchas gracias, Nicolás, por comentar en esta entrada.
      Es evidente que la plataforma de autopublicación «tira» del nombre Penguin Random House y de la posibilidad de acceder a «los grandes editores» de la empresa, pero los autores tienen que saber leer entre líneas. Otras plataformas ofrecen los mismos servicios y en este punto no hay diferencial. Entiendo que como es el inicio intentan un contacto personalizado, pero apuesto que el autor que pague 300 € no tendrá la misma atención que el que pague 4.000 €.
      Siempre que las reglas del juego sean claras desde el inicio, el autor tiene la posibilidad de aceptarlas o no; la clave está en las zonas opacas…
      Conozco Falsaria. Lo que dices de los medios es así, el grande siempre es atendido (difundido, alabado, etc.) y el pequeño dejado de lado, por ello hay que moverse por otros lados. Un abrazo y gracias por visitar mi blog.

      Mariana Eguaras

      20 noviembre, 2014

  2. Bueno es lo de siempre, pero con un lacito de color.
    Hay que ingresar 3.000€ para entrar en el diferencial y sin garantías, supongo, porque una cosa es el dinero que tengas y otra la calidad de la obra.
    Supongo que es una forma de negocio como cualquier otra, pero con esos precios, ya podrían contratar a un maquetador profesional…o despedir al que tienen y contratar a otro.

    Jaume

    20 noviembre, 2014

    • P.D: Felicidades por el artículo, creo que has hecho muy bien en explicar la parte de la PRH, porque es muy fácil que la gente caiga.

      Jaume

      20 noviembre, 2014

    • Te digo yo, que con 3.000 € se edita y publica una obra muy bien y con calidad. Al final, la parte más complicada para el autor que se autopublica, que es la distribución y venta, no aporta un diferencial en este caso: librería online y el sistema de pedidos Penguin Random House, que me gustaría saber en qué consiste… Gracias por pasarte por aquí y comentar.

      Mariana Eguaras

      20 noviembre, 2014

  3. Creo que el trabajo de escritor se está convirtiendo en un trabajo peor que el de esclavo. El esclavo no cobra, pero es que el escritor no sólo no cobra, sino que tiene que pagar por haber hecho su trabajo.
    Personalmente no es que me guste escribir, es que no podría vivir sin hacerlo. Y al parecer, eso tiene un precio.

    Mónica

    20 noviembre, 2014

    • «En la vida no todo tiene un precio, pero todo sí tiene un coste» 😉

      Mariana Eguaras

      20 noviembre, 2014

    • Hola Mónica, este tema es un como las olas del mar, van y vienen, unas veces con resaca y otras sin ella. Recuerdo que en este mismo blog, debatimos ardua pero constructivamente sobre este asunto. De aquel «debate» hice una entrada en mi blog que pienso que podría interesarte porque se complementa bien a todo lo dicho aquí hasta el momento http://www.galeradas.info/coeditar-con-una-editorial-o-salir-del-agujero/

      Al final ocurre lo que dice Mariana, que una editorial es una empresa que maneja costes y espera beneficios (¡o al menos recuperar los costes!). La parte inversora en la obra, que es la editorial, debe tomar la decisión de si confía o no en una obra. Puede ser que sí o puede ser que no. Si es que sí pues nada, hecho… el libro sale a la calle y… y en ese caso tampoco está todo dicho, porque quien decide al final sobre nuestro esfuerzo (el cultural y el económico) es el público real, es decir, el que no nos conoce de nada y desea leernos, dedicarnos horas de atención y esfuerzo intelectual.

      Pero puede ser que la editorial decida no apostar por nosotros, pero nosotros, que por supuesto sí confiamos en nuestro trabajo -¡si no, cómo íbamos a exigir que lo hicieran otros!-. Entonces es lo que dices, trabajo y pago por mi trabajo, «requeteesclavo». Así es, y así es cada vez más, porque la «cosa» está muy mal y quién pone dinero para sacar dinero -perdón por la expresión- se la coge con papel de fumar.

      En todo caso, esto que cada vez se vive más en primera persona, viene bien para que todos aquellos que exigen que la cultura sea gratis, se den cuenta de que no hay nada gratis, que todo tiene un coste que se ha de recuperar, y si es posible en dinero que es con lo que luego comeremos… Porque el artista se satisface con su obra, pero quien disfruta de ella, debe pagar como lo hace en un restaurante por un buen filete, o un billete de avión para estar 3 días en la playa… ¿por qué por el arte no?

      Muchas gracias y saludos cordiales 😉

      Humberto Pérez-Tomé

      20 noviembre, 2014

  4. Hola Mariana. Estoy un poco confundido. Pensaba que megustaescribir iba a ser una plataforma de intercambio de textos de escritores, al estilo de goodreads. O sea, que el escritor se hace un perfil, sube sus relatos y los demás lectores los valoran, critican, corrigen, etc. La diferencia con otras similares era que, al estar creada por Penguin Random House, existía la (remotísima) posibilidad de que los textos a los cuales los editores viesen una rentabilidad comercial podrían ser publicados bajo el sello de la casa. Pero, por lo que leo en tu artículo, parece más bien una plataforma de autopublicación digital al estilo de Amazon, pero para escritores, digamos, «solventes».

    A mí estas iniciativas no me llaman mucho la atención, más que nada porque aquello que publicas en digital, olvídate de presentarlo a cualquier certamen literario. Sin embargo, había pensado en darle una oportunidad a megustaescribir ya que, al ser nueva y ser de Penguin, los primeros escritores que estén por allí probablemente tendrán una cierta ventaja en cuanto a visibilidad y difusión de sus textos.

    Desde luego, si todo este montaje de Penguin va a basarse en pagar por publicar, como siempre, mejor lo dejo correr.

    Victor Selles

    20 noviembre, 2014

    • Hola, Victor. Desde el momento que publican los packs de autopublicación y los precios de los mismos no quedan dudas sobre cuál es el modelo de negocio de la plataforma. No sé qué será, finalmente, Megustaescribir.com, que se anuncia como una red social de escritores, al estilo de las que comentas, pero Megustaescribirlibros.com no tiene nada que ver con una red social.
      Sí que habrá una persona monitoreando qué se cocina en la red social, porque una pata del negocio que veo es este: encontrar autores y/o libros que encajen en el catálogo del grupo editorial en su propia plataforma y red social para no tener que salir fuera a buscarlos, a otras redes y plataformas. Contrastado tengo el hecho que buscan títulos que tienen muchos comentarios positivos en Amazon que evidencian la cantidad de ventas y motivación que genera en los lectores para ofrecer un contrato editorial a sus autores.
      «¿Para qué buscar autores en otro lado cuando ellos pueden venir hacia nosotros?» 😉

      Mariana Eguaras

      20 noviembre, 2014

  5. Hola Muy interesante blog. Gracias, pues nos resulta en una herramienta invaluable. No sé del ámbito editorial en España, pues resido en Guatemala, acá, donde la civilización maya floreció; por ello mismo me parecen sorprendentes el monto de dinero que cobran dichas empresas por darte la oportunidad. Valdría la pena, sin embargo, acceder a sus datos contables y revisar qué tan dinámicos y fluidos son sus inventarios. Cuál es la rotación de los mismos. Pues si una editorial es capaz de garantizarte el éxito como escritor, pues vale la pena vender hasta el gato con tan de alcanzar la suma solicitada. Por supuesto, tal no es más que una falacia. De tal suerte, yo le he apostado a la autopublicación, a través de amazon, que es quien mejor me ayuda en tal sentido. Un abrazo desde acá, también la tierra del café.

    José Luis Elgueta

    20 noviembre, 2014

    • Hola, José Luis. Por supuesto, acceder a los datos contables de una empresa es imposible y menos en el sector editorial, que los datos sectoriales tampoco son demasiado creíbles. Ninguna editorial puede garantizar el éxito de un libro o de un autor, si fuera así otro sería el mundo del libro: hay editoriales que han apostado mucho por un libro y luego resultó un fiasco y, a la inversa, un libro porque el que se hizo una apuesta «normal» resultó ser un best seller.
      Muchas gracias por visitar mi blog y comentar en él. Un abrazo desde España 🙂

      Mariana Eguaras

      20 noviembre, 2014

  6. Muchas gracias por este artículo, me ha parecido realmente interesante ya que no conocía el funcionamiento real de este nuevo servicio de PRH. Realmente no deja de ser un servicio de auto publicación como el que ya tienen otros sellos, ahora hace falta ver como evoluciona y qué opinan quienes lo usen.
    Me gustaría hacerte una puntualización, si me lo permites, sobre el otro «lanzamiento» de la editorial: megustaeacribir.com. Lo están vendiendo como una nueva red social para aspirantes a escritores cuando, en realidad, es una red que pusieron en marcha hace ya varios años. Yo misma tuve una cuenta allí que al final abandoné porque sólo recibía spam. Con esta página lo que han hecho es lavarle la cara, cambiar el formato y eliminar los blogs de aquellos usuarios que no han publicado nada en, si no recuerdo mal el correo que nos mandaron a los usuarios, los últimos seis meses.
    Muchas gracias de nuevo por el artículo.

    Nusansu

    22 noviembre, 2014

    • Muchas gracias por tu comentario, Nusansu, y por visitar mi blog. En especial, por aportar tu experiencia con la red social megustaescribir.com. Tenía entendido que estaba funcionando y me sorprendió ver el «lanzamiento» el 25 de noviembre, por lo que pensé que me había equivocado, pero por lo que cuentas no es así. Como dices tú, han hecho una lavada de cara en función del inicio de megustaescribirlibros.com y aprovechar la sinergia de ambos. Un saludo.

      Mariana Eguaras

      22 noviembre, 2014

  7. Hola Mariana. Excelente tu artículo, el cual comparto plenamente. Soy uno de los tantos escritores desconocidos que sueña con publicar en las ligas mayores, no por fama ni por dinero (que es algo circunstancial) sino para poder trabajar a tiempo completo en lo que más amo en el mundo, que es escribir.
    Nunca cifré mis esperanzas en Random House, y tampoco lo hago ahora, pero quizá esta nueva plataforma le sirva a alguno como trampolín. De todos modos, este tipo «acuerdo» editorial me preocupa un poco. Creo que en muchas ocasiones un escritor rechazado por las editoriales acude a este método como un mecanismo de porfía en que los demás están equivocados al no reconocer su talento. Y lo cierto es que esto es como el canto, algunos cantan muy bien porque tienen oído musical, y otros son desafinados pero no se dan cuenta de lo malos que son, porque no tienen oído para distinguirlo.
    De todas formas, mi mente no puede procesar las razones que llevan a un editor a publicar libros de Paulo Coelho, por ejemplo, que es (según mi visión) a la literatura lo que Ricardo Arjona es a la música. No siempre un bestsellers es sinónimo de talento. Pero ahí está otro dilema, hay escritores malísimos que tienen apoyo editorial, y hay muy buenos escritores que por ser desconocidos no pasan de la puerta de una editorial de renombre.
    ¿Dónde está el equilibrio? No lo sé. Tal vez en seguir esforzándose por mejorar un poco cada día, y perseverar en la lucha cruenta que implica llegar al mercado.
    Muy bueno tu blog Mariana, acostumbraré pasar más seguido por esta, tu calle, tu casa, tu patio… Beso grande de un humilde escribidor.

    Leonardo Siré

    23 noviembre, 2014

    • Hola, Leonardo. Es muy fácil entender por qué un editor publica a Coelho: porque hay personas dispuestas a pagar por sus libros, y una editorial se sostiene gracias a la venta de libros.
      Por supuesto que best seller no es sinónimo de «alta literatura» o calidad (conceptos muy relativos), pero no todo el mundo está dispuesto a consumir ese tipo de literatura. Hay público para todos los gustos y la oferta, desde mi punto de vista, debe ser variada.
      Por otro lado, las ligas mayores están idealizadas, desde el punto de vista contractual y de la atención y seguimiento a la obra y al escritor; a veces una ligar menor es la mejor elección: hay una real valoración del libro y cuidado del autor.
      Gracias por tus palabras elogiosas a mi blog 🙂 Un abrazo.

      Mariana Eguaras

      23 noviembre, 2014

  8. Mariana, es muy claro tu comentario. Considero una estrategia válida por parte de la editorial ofrecer este tipo de servicios, pero como bien decís, hay que saber leer y comprender qué es lo que eventualmente se contrata.

    Paola

    23 noviembre, 2014

  9. Hay un organismo internacional mucho más alto y reconocido que el Asturiano, el Kafka, el Booker e incluso el Nobel, y este es el aplauso del público, y por supuesto, su fidelidad y seguimiento. Por ejemplo, los llenos de Arjona en Luna Park. Desde Guatemala, mis libros y dos apapachos.

    José Luis Elgueta

    23 noviembre, 2014

    • Con mucho respeto, me permito disentir con el compañero. Popular no necesariamente implica calidad. Por poner un ejemplo de una expresión culturalmente mediocre, hace no mucho tiempo se impuso la moda argentina de «Los wachiturros». Algo deplorable desde el punto de vista musical, cultural, etc. Tenían muchos adeptos, pero eso nada tenía que ver con la calidad de su (llamemosle así) música.

      Del mismo modo, que un autor venda mucho, no significa que sea buen escritor. Dan Brown vende más que Borges, y sin embargo el argentino desde la perspectiva estilística, etc, es mucho más escritor que Dan Brown.

      De todos modos creo que lo bueno a la larga termina por ser reconocido. Lo lamentable es que muchas veces ese reconocimiento llega muy tarde para algunos.

      Leonardo Siré

      23 noviembre, 2014

      • Como ya he comentado: público hay para todos los gustos. Por otro lado, no se puede criticar que los editores elijan obras para publicar que luego se venden. ¿Por qué no publicar un libro de Dan Brown, de Coelho o de Borges si se vende y tiene público? Por suerte, somos heterogéneos y tenemos gustos variados.
        Sí defiendo la calidad de la forma, de la presentación: sea de quien sea el libro, en cuanto autoría, si está repleto de errores y erratas se vuelve una lectura insufrible, lo mismo si la maquetación es un churro que en lugar de facilitar la visibilidad la dificulta, o un libro impreso se parte o se desarma entre las manos o se cuelga el dispositivo si el libro es digital…

        Mariana Eguaras

        23 noviembre, 2014

  10. Me encanta este debate, porque estoy departiendo con gente inteligente y eso significa que más allá de la amable discusión, saldré enriquecido de cualquier forma.
    Veamos… mi comentario final era una respuesta al amigo José Luis Elgueta, quién de algún modo insinuó que Ricardo Arjona debía ser aceptado como algo de calidad, por llenar estadios en Guatemala. No sé si esta era la idea del amigo Elgueta, pero es lo que mi escaso criterio me permitió interpretar de sus dichos.
    Me encuentro en las antípodas de ese pensamiento. Si bien estoy de acuerdo contigo Mariana, y comparto que hay gustos de todo tipo, no siempre la calidad está relacionada con la venta masiva. Por poner un ejemplo, como aficionado al cine yo podría pensar que el cine europeo es de mucha calidad, pero lo cierto es que no lo tengo muy claro, porque tiene mayor llegada e incidencia en el mercado, el cine norteamericano. El cine de Hollywood tiene un aparato de marketing tan bien montado, que ha sabido vender espectáculos mediocres como superproducciones.

    Otro ejemplo: no podemos negar la calidad que tiene la música clásica, sin embargo no es una expresión popular. Es decir, muchas veces veo que algo mediocre está más cerca de la gente por marketing o porque guarda de algún modo cierta relación con los criterios básicos de las personas. En otras, veo cosas de muchísima calidad, que sin embargo no le llega a la mayoría, por ejemplo citemos aquí el Ulises de Joyce.
    Ahora bien, todo esto que he mentado hasta aquí es sólo para decir, es bueno que haya expresiones para todos los gustos, pero que nadie se confunda; en mi opinión la calidad no está determinada por la popularidad. Que algo venda mucho no implica que sea bueno, del mismo modo que algo no venda tanto, no implica que sea pésimo.
    Lo malo de todo esto, es que todas estas visiones por demás subjetivas, cobrarán cierto rigor objetivo con el paso de los años. ¿Cómo sabemos que la música clásica es de calidad? Porque es eterna, porque ha sobrevivido durante siglos, y porque es la base de la música moderna. Aún tengo presente algo que leí del propio Paul Mccartney, quién afirmó en una entrevista que muchas de las canciones clásicas de los Beatles tenían pasajes trabajados «con quintas», pues tanto él como Lennon gustaban de la música de Bach, quien era un maestro utilizando este recurso.
    Ahí tengo dos ejemplos nuevos, los Beatles y Bach. A alguno podrá no gustarle la música de ellos, pero no se puede negar que más allá de gustos su calidad es lo que los ha mantenido vigentes en el tiempo.
    A eso me refería con mi enunciado anterior. Aunque Coelho venda mucho, creo que alguien que escribe «Me senté a orillas del río piedra y lloré», no es un autor de calidad. Lo digo por el libro mentado, que no es más que lo que menciona el título, alguien que se sienta a orillas de un río y llora. Y con esa obra de baja estofa logró conmover miles de lectores. Algo tendrá el amigo brasilero, para ser un super ventas, pero mi pobre criterio no me ha permitido descubrirlo aún.

    Leonardo Siré

    23 noviembre, 2014

    • Gracias por la alusión. El Luna Park es un estadio cubierto con cerca de 11 mil asientos, ubicado en Buenos Aires, Argentina. En 2006 o 2007, Arjona, cantautor guatemalteco, impuso ahí un récord de presentaciones. 30 o 40, no tengo el dato preciso. Quizá, sí, por sus mensajes más que por su música. Por la letra de sus canciones. Luego, las editoriales, como bien sabemos, son un negocio. Como tales, interesadas en ventas expresadas en dólares o euros. Punto. La calidad es un concepto subjetivo, pues para algunos la música de piano lo será en tanto para otros la marimba. Para algunos Borges, para otros Miguel Ángel Asturias y para otros, bastante menos por supuesto, Elgueta. Hay público para todos, como bien dice Mariana. De hecho, hay quienes pueden ir para conocer las pirámides de Egipto, y hay quienes pueden darse el lujo de venir a Guatemala y conocer El Mirador, donde está ubicada la magnífica Danta. Aventura descrita en alguno de mis libros. De tal suerte, y retomando el inicio de la conversación, cuando una editorial le cierra las puertas a un «Arjona», deja de ser lo que debe ser. Una empresa en busca de talentos para vender. ¿Alguna miopía empresarial? Sin duda. Saludos desde la tierra del café. También.

      José Luis Elgueta

      23 noviembre, 2014

  11. Estimadísimo José Luis, antes que nada te saludo como hermano latino que soy. En segundo lugar, soy uruguayo, es decir que vivo al «lado de Argentina» y por ende tengo tan claro lo que es el Luna Park que he tenido el privilegio de visitarlo en más de una ocasión. De todas formas, gracias por la intención de ilustrarme.
    En segundo lugar, creo que hay una confusión. Gustos los hay variados y eso es respetable. Pongamos por caso, en mi país a algunas personas les gusta la murga. Yo no la soporto. Eso es en cuanto a gustos. Puede gustarte o no gustarte algo. Ahora, calidad es otra cosa y aquí no hay tutía. Puede no gustarte Bach o Vivaldi, pero el que diga que su música es mediocre, no sabe nada de música. Puede no gustarte Borges o Juan Rulfo, o Chesterton, o Edgar Alan Poe; pero no se puede decir que eran malos escritores. Sin embargo, y aquí mi gran distancia con tus dichos, no se necesita ser un genio para escribir como Dan Brown, Stephanie Meyer o el peor de todos Paulo Coelho. Los dos primeros quizás los salve un poco las tramas que incentivan la imaginación del lector, del brasileño no tengo explicación el por qué sigue vendiendo. Será que tiene lectores al nivel de su escritura, lo cual es terrible. Si es malo que no existan lectores, es mucho peor que existan lectores malos.

    Pero volviendo al tema en cuestión, yo te diría que la calidad no está determinada por el gusto. No es que «me gusta esto, por tanto es bueno». A mi nunca me gustó Saramago, y sin embargo no puedo decir que era un mal escritor. La calidad está determinada por los valores que la obra refleja. Por su carpintería secreta, los elementos estilísticos con que fue concebida. A muchos no les gustará El quijote de la Mancha, pero creo que nadie puede negar que se trata de un clásico de la literatura. A eso me refiero. Algo puede gustarte o no, y eso está bien; pero si hablamos de calidad no hablamos de gustos, pues como dije; puede no gustarte algo de primerísima calidad.

    Por lo general, cuando sale algún best seller y la gente me habla de él, tiendo a alejarme de esa corriente tan pronto como pueda. Es un prejuicio que tengo, lo sé, pero es que generalmente percibo con inmenso dolor que best seller no significa calidad literaria. En mi país tenemos el caso de una escritora (a la que no nombraré por respeto) que es absolútamente deleznable como autora, y no obstante ha logrado ser número uno de ventas. ¿Cómo se explica eso, cómo alguien puede escribir tan mal y sin embargo vender? Bueno, creo que muchas veces todo depende del tema elegido. En ese caso Dan Brown conquistó millones de lectores porque lo que proponía su novela era un tema de debate cuando menos interesante. La Meyer con sus vampiros hace otro tanto. Coelho con su edulcorada linea de autoayuda también.
    Si alguien escribe un ensayo sobre la copulación de las ovejas, por muy bien escrito que esté, dudo que su libro se convierta en un best seller.
    Nos seguimos leyendo en cualquier momento, un abrazo grande con calidad y con gusto.

    Leonardo Siré

    25 noviembre, 2014

  12. Hola, Leonardo. Cuando respondiste «estadios llenos en Guatemala», percibí que creías que Luna Park estaba acá, pero bueno, me alegra haberme equivocado. Respecto al tema de la calidad, todo consumidor cuando otorga su dinero, lo hace a cambio de algo de calidad para él, acorde al monto pagado. En Latinoamérica, Arjona como Coelho, con millones de seguidores, sí, millones, son comprados por la calidad que para dichos millones ellos representan, al precio al que son pagados. De tal, negar esa calidad me parece una falta de respeto para tales millones de seguidores, más que para los autores. Pero habiendo ya dado tantas vueltas con este asunto, creo preciso terminar con este ejemplo. Retomando más o menos tus palabras al inicio: «la oportunidad de ocuparte en el oficio». Es sencillo, identifica un nicho de mercado congruente con la calidad de lo que escribes y el precio que visualizas, y entonces, ocupándote esencialmente en la calidad de tu pluma, lograrás el ocuparte inicial. Ah, y Don Pepe, uno de mis dos referentes. Me encantan su sencillez y su conversación con el lector. Saludos desde acá, la tierra del café y cuna de la civilización maya. Sede de la primera ciudad Estado del continente. Sí, en El Mirador.

    José Luis Elgueta

    25 noviembre, 2014

  13. Querido José, sigo teniendo un matiz contigo. Lamento mucho, pero vuelvo a disentir. Que una mentira sea repetida muchas veces, no prueba que sea verdad. Del mismo modo, que muchas personas elijan un camino no basta para reconocer calidad en ello.
    A muchos amigos peruanos les encanta la «música» de la Tigresa del Oriente, y no obstante y con el mayor de los respetos,, la pobre señora es pésima como artista, como cantante y ni que hablar como autora.
    Pero voy más allá. JO (Jennifer Lopez) supuestamente además de actriz, productora y jurado de certámenes, también es cantante… en apariencia. ¿Que sería de esta bella mujer sin play back y sin un fino aparato de marketing montado tras ella? ¿Vendería discos? No lo sabemos.
    Entiendo tu punto, que si generan tantas ventas algo de bueno deben tener, pero te diré que no siempre es así. Ahí es donde no nos ponemos de acuerdo. Para mi la calidad no es algo subjetivo. Yo no puedo decir que Juan Rulfo, García Marquez, Borges, Benedetti, Ray Bradbury, Tolstoi o Antonio Machado entre otros, eran subjetivamente buenos. Puede no gustarte Galeano o Julio Cortazar, por ejemplo, pero no se puede negar su calidad literaria.
    Lamento el disenso amigo José, pero la gente no compra la promesa de calidad. Compra porque le llamó la atención un título, o porque se lo recomendaron, o porque le gustan los libros de ese autor, o porque es el libro de moda y quiere enterarse de que va, etc. Y creo que está bien que así sea, porque un lector no necesariamente debe ser un crítico literario. Lo que a mi me apena y me desconcierta es que algunos bodrios se transformen en lectura obligada por unanimidad. Si yo pago una entrada para escuchar un concierto, exijo que el cantante no sea desafinado (por lo menos), pero parece ser que a algunas personas esto no les molesta en lo absoluto, y siguen comparando libros de autores desafinados, y aplauden como focas cada nueva publicación.
    No es envidia, vamos a aclarar. Llegado el caso prefiero que me reconozcan por escribir bien, antes que por vender mucho.
    De todos modos estimado amigo, confieso que me gustaría leer algo de tu autoría, y dar por concluido este curioso debate entre gustos y calidad literaria. Te mando un abrazo enorme, y ojalá el tiempo nos demuestre que tenemos la suficiente calidad literaria como para merecer a los lectores más concienzudos.

    Leonardo Siré

    25 noviembre, 2014

  14. Hola Mariana.

    Hacía días que quería pasarme por esta entrada a dejar un comentario, pero he tenido unos días ocupadillos.

    Lo cierto es que la primera noticia que tuve de Megustaescribirlibros.com fue precisamente a través de tu anotación, y desde ese mismo instante le vi las orejas al lobo. Después, he leído muchos tuits y comentarios en Facebook que promocionaban la red de escritores de PRH, y he ido dejando por ahí un rastro hacia tu artículo, abriendo ojos.

    Gracias a gente entendida, como tú, los neófitos aprendemos sin caer en redes que evitaríamos de conocer la realidad desde el principio. Por eso visito este blog y otros como éste, que se ganan sus lectores a pulso. Por mí, PRH puede tener todo el nombre que quiera, pero desde luego con estrategias como ésta no se ganan mi confianza. No digo que no tengan derecho a ofrecer un negocio como ése. Por supuesto que lo tienen, pero lo mínimo que se les puede pedir es sinceridad y, tal y como se ha presentado el asunto, está claro que han jugado con el nombre de la editorial y con el anzuelo de la ilusión han pescado a más de un incauto.

    Yo no he necesitado conocer tu blog a través de los grandes medios, como tampoco lo he necesitado para conocer Falsaria (creeme, Nicolas, se os conoce pese a todo). Puede que vuestro método sea más lento y trabajoso, pero al fin lo bueno acaba por llegar a la gente y triunfar; y lo capcioso siempre termina por asomar la patita.

    Por esta razón, muchas gracias por el trabajo que hacéis y mucho ánimo para continuar, y, desde luego, tenéis mi apoyo decidido (que aunque minúsculo, aporta su granito) para que más y más gente os conozca cada día.

    Un saludo y felicidades por el artículo.

    Ana.

    Ana Bolox

    1 diciembre, 2014

    • Muchas gracias, Ana, por tus palabras. Comentarios como este nos animan y, por otro lado, nos confirman que el camino y cómo elegimos recorrerlo, aunque lento -como dices- es cercano y por ello más fiable. Un abrazo y buen comienzo de semana.

      Mariana Eguaras

      1 diciembre, 2014

  15. Hola. Acabo de publicar mi primera novela con «megustaescribir» y no tengo más que elogios para ellos. Me explicaré: Soy totalmente nuevo en este mundo y desde hacía tiempo tenía el deseo de escribir una novela sobre los mercaderes de la fe, pues es un tema que conozco bien desde hace años. Una vez que tuve la novela acabada, se me planteaban un montón de retos como donde y como publicar,buscar editorial, como subir mi novela a los principales portales de venta de libros on-line, en fin, un montón de trabajo. Después de haber recibido múltiples negativas a publicar mi novela de las editoriales tradicionales, con la consecuente pérdida de tiempo, contacté con megustaescribir y a partir de ahí todo fueron facilidades.Me atendieron desde el primer momento de maravilla. Son súper profesionales y cumplieron con todos los plazos que me iban dando, sin demora. Hoy tengo mi novela editada y a la venta en los principales portales on-line: amazón, casa del libro, google bocks. Mi novela se titula «El abismo de la gloria» de Eduardo López. Ellos hicieron todo el trabajo, diseñar la portada, gestionar el ISBN que según tengo entendido vale unos 50 o 60e, y ponerla a la venta, y todo ello por solo 299e que pagué por su pack básico de autopublicación.Os garantizo que mi opinión es totalmente imparcial y podéis comprobar lo que digo si ponéis en el buscador de google: «El abismo de la gloria». Gracias Erika y gracias Saioa, que fueron las dos coordinadoras de proyecto de megustaescribir, que me atnedieron. Un saludo. Eduardo López.

    Eduardo

    10 junio, 2015

    • Hola, Eduardo. Gracias por contar tu experiencia, que siempre es útil para otros lectores de este blog. Me consta que ponen énfasis en la atención al cliente y que quieren diferenciarse de otras empresas de autopublicación atendiendo de forma personalizada a los autores.
      Para tu información, un ISBN Autor-Editor cuesta 45 €, pero para un sello editorial -que compra packs de ISBN- el precio por unidad es muchísimo más económico; puedes ver las tarifas en la Agencia del ISBN).
      Saludos.

      Mariana Eguaras

      11 junio, 2015

  16. Me parece escandaloso el que una gran editorial recomiende la autoedición, con empresas que utilizan la buena fe de los autores.

    Nely García

    7 septiembre, 2015

    • Hola, Nely. Penguin Random House no recomienda la autopublicación (que no la autoedición), sino que es una línea de negocio que PRH desarrolla. Hay empresas que utilizan la buena fe de los autores, pero otras no. La clave está en discernir cuál hace una cosa y cuál otra. Hoy publicaré una entrada, justamente, sobre este tema.

      Mariana Eguaras

      7 septiembre, 2015

      • Hola: perdona por la confusión de la palabra. ¿Es normal que cobren los 300€ por adelantado?.
        Saludos.

        Nely García

        7 septiembre, 2015

        • Y más también, Nely, depende del plan que elijas; los hay hasta 4.000 €. Considera que megustaescribirlibros.com no actúa como una editorial tradicional, sino que es una línea de negocio paralela del grupo PRH, basada en la publicación de un libro por cuenta del autor. Hay cientos de empresas que se están dedicando a este modelo de negocio. Saludos.

          Mariana Eguaras

          7 septiembre, 2015

  17. Uff, después de leer este artículo, megustaescribir queda totalmente descartado para mí.
    Creo que Roca también tiene algo similar, también de publicación bajo pago.

    Manupi

    1 diciembre, 2015

    • Existen cientos de empresas que publican libros en tanto pagues por ello. Cobran porque su negocio es cobrar por publicar, no como una editorial tradicional, que paga al autor.

      Mariana Eguaras

      1 diciembre, 2015

  18. Estimada Mariana:

    Te felicito por tu sitio y por tu estilo… totalmente imparcial e idóneo. Sólo quiero hacer una pregunta. ¿Alguien se toma la molestia de tan sólo leer el libro que ha sido autopublicado? Por que si así no fuera, la Editorial (PRH en este caso) estaría desaprovechando la oportunidad de hacer algún descubrimiento de un escritor y obra de talento.

    ALFREDO FARÍAS ALVAREZ

    10 diciembre, 2015

    • Hola, Alfredo:

      Gracias por tus palabras hacia mi blog y por comentar.

      Sé que prestan atención a las obras autopublicadas que llegan a sus manos, a los resúmenes; no puedo asegurar que lean el libro completo, pero seguro que «dan una mirada» o más que eso. ¿Te imaginas que pase por ellos el próximo best seller y se les escape? 😉

      Mariana Eguaras

      10 diciembre, 2015

  19. Me refería a «alguien» de la Editorial o de «megustaescribirlibros.com»

    ALFREDO FARÍAS ALVAREZ

    10 diciembre, 2015

    • Hola, Alfredo,

      Desde megustaescribirlibros.com te confirmamos que la visión de Mariana Eguaras es acertada: también somos una plataforma para descubrir talento de Penguin Random House Grupo Editorial.

      Sin ir más lejos, nuestra autora Laura Ferrero acaba de firmar con Alfaguara tras autopublicar con nosotros su primera obra de relatos breves «Piscinas Vacías».

      Un saludo,

      Mireia Sainz
      megustaescribirlibros.com

      Mireia Sainz

      24 diciembre, 2015

      • Hola, Mireia.

        Me alegra leerte por aquí, porque soy un autor de megustaescribirlibros y he decir que hasta ahora la experiencia me está resultando bastante desastrosa.

        Corrí como un condenado para entregar, corregir y aprobar los materiales de mi novela Sangre de bellota, y después de transcurridos tres meses desde que el libro se empezó a distribuir en plataformas y librerías (bajo pedido, por supuesto) puedo decir que aparezco en la tienda online de megustaescribirlibros.com desde hace apenas una semana. Tampoco tengo ningún dato sobre mis ventas, a pesar de que voy consiguiendo crear una pequeña comunidad de lectores y empiezo a recibir algunas buenas críticas en Amazon. Eso por no hablar de los problemas de producción que estoy teniendo, por no aburrir a los lectores de este valiosísimo blog.

        Por supuesto, me imagino que si a pesar de todas las dificultades mi novela llega a ser un bombazo, Penguin se interesará por mí. Y otras muchas editoriales, seguro. Pero eso ocurriría igual si me autopublicase en Amazon.

        En resumen, puedo decir que por una suma relativamente baja de dinero tengo un libro en el mercado, eso es verdad, pero la sensación que me queda es que el negocio de megustaescribirlibros.com consiste en vender paquetes de autopublicación y no en vender libros. Al no mediar el más mínimo servicio de valoración o edición, imagino que estaréis sacando adelante libros en los que habrá hasta faltas de ortografía, y dentro de ese saco está mi pobre novela.

        Pero bueno, al fin y al cabo yo soy un escritor más. El mundo puede seguir dando vueltas sin conocerme. Pero no estoy tan seguro de que Penguin Random House haga bien en utilizar su nombre como gancho para un proyecto en el que la calidad de las obras es lo de menos.

        Quiero aclarar que ésta es solo mi opinión personal. Habrá otros autores que estén encantados. A lo mejor yo también lo estoy dentro d un tiempo, sabe Dios. Pero de momento, mi opinión es ésta. Y debería importarte, porque con un modelo de negocio como el vuestro, un autor es un cliente. Hay que cuidarles…

        Un afectuoso saludo, Mireia.

        Mariana, enhorabuena por tu blog.

        Feliz 2017 a todos.

        Nacho Herranz

        30 diciembre, 2016

      • Hola, Mireia.

        Después de las conversaciones que he tenido contigo y con Jorge de megustaescribirlibro.com, creo que es justo glosar públicamente mi comentario anterior. Y como ya he tenido la oportunidad de hablarte directamente, me paso a la tercera persona para decir lo creo que debo decir.

        En primer lugar, que si bien es cierto que el proceso de producción de mi libro sufrió un retraso más que considerable, también lo es que esa demora tenía explicación. Hubo un cambio de proveedor en cuanto a la impresión y la gestión de la plataforma digital, y simplemente tuve la mala suerte de que ese cambio se produjo justo cuando mi novela estaba en capillas.

        En segundo lugar, he de decir que aunque mesgustaescribirlibros.com nada pudo hacer por recuperar el tiempo perdido (las cosas tardan lo que tienen que tardar), la reacción de la editorial fue tan comprensiva y generosa como inmediata. Aparte de enviarme el doble ejemplares de los que me recomendaban, me ofrecieron gratis el servicio de valoración por parte de un editor. Y creo que eso, junto con la distribución, es el gran punto diferencial de megustaescribirlibros.com frente a otras plataformas de autoedición.

        Si os planteáis autoeditaros pero tenéis fe en la calidad literaria de vuestro libro, os recomiendo que contratéis este servicio. Mireia y Jorge me lo ofrecieron gratuitamente por circunstancias, y resulta que el informe que recibí es muy, muy positivo. También podría haber sido muy negativo, eso dependía del libro, claro está, pero resulta que ahora que mi manuscrito pasará a ser valorado por los distintos sellos de Penguin Random House. Puede que ninguno de ellos se decida a publicar mi novela, pero este informe me ha servido para convencerme de que escribo bien. Lo suficientemente bien como para ser tomado en consideración por los sellos editoriales. No es poca cosa.

        Por eso os digo que megustaescribirlibros.com puede ser, según vuestros objetivos, un sello de autoedición que diseña, maqueta, produce y distribuye los libros con profesionalidad y esmero, y que frente a otros, ofrece la posibilidad (que no la garantía, ojo) de acceder a la liga profesional.

        Tenía que decirlo, porque igual que llegué a enfadarme mucho con esta plataforma, ahora solo puedo decir que su reacción ha sido inmejorable. Insisto: lo justo es justo.

        Abrazos a todos y enhorabuena de nuevo por este blog, Mariana.

        Nacho Herranz

        23 enero, 2017

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ser escritor - Escritores que no venden Cada vez hay más gente que quiere escribir un libro y cada vez hay menos…
  2. Diario Vasco - Escritores que no venden De hecho, Penguin Random House, el mayor grupo editorial del mundo, acaba de lanzar una…
  3. Dudas sobre marketing para escritores | Marketing Online para escritores - […] En el post del otro día, R. R. López trató el tema de wattpad para promocionar tus libros.…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te presentamos la primera tienda de plantillas y cubiertas prediseñadas de libros en castellano

Maquetatulibro.com

Clic aquí y VISITA NUESTRA TIENDA

You have Successfully Subscribed!