Es fácil encontrar entradas sobre qué debe tener una biografía de autor, pero no dónde y cómo ubicarla en nuestros libros.

En los libros digitales y los de tapa blanda tenemos el hándicap de no contar con la apañada solapa; el lugar predilecto para situar la información relativa al autor de la obra.

Por tanto, se nos presentan algunas preguntas:

  • ¿Cómo procedemos en un libro con un tipo de edición y cómo en otra?
  • ¿Qué hacemos si publicamos un libro en tres o cuatro modalidades distintas? Por ejemplo, en tapa blanda, tapa blanda con solapas, tapa dura y libro digital.
  • En tales casos, ¿colocamos la biografía de autor siempre en el mismo lugar o lo adaptamos al formato?
  • ¿En qué momento de la narración incluiríamos la biografía de autor en un audiolibro?

Estas y otras inquietudes son las que pretendo exponer en esta entrada sobre la carrera de un autor como escritor.

En qué lugares del libro ubicar la biografía de autor

Primeramente, no es un requisito indispensable que los libros lleven una biografía de autor.

Ciertos libros no contienen un texto sobre quién es el creador. Tal es el caso de los títulos para niños, producidos en tapa dura.

También la no inclusión de este texto puede ser un criterio editorial. Por el motivo que sea, el editor decide no incorporar este recurso textual en los títulos de una colección o de un sello.

En aquellas obras en las que sí va una biografía, básicamente, contamos con tres espacios en los que situarla:

1. En una solapa

Enseguida nos viene a la mente la solapa de la cubierta, pero también puede ser la solapa de la sobrecubierta.

A excepción de algún caso, esta hoja de vida literaria se pone en la primera solapa.

Cuando el libro se produce en tapa dura, la parte que suele mostrar la biografía es la solapa de la camisa o sobrecubierta.

Ejemplo de biografía de autor

(Haz clic sobre la imagen para agrandar)

También suele haber libros producidos en tapa blanda en los que, para no interferir en el diseño, se les adiciona una camisa y es allí donde va el texto de la biografía.

Un ejemplo es la edición en rústica publicada en 2015 en Buenos Aires de Hombres buenos, de Arturo Pérez Reverte.

Las cubiertas del libro tienen impresas una obra de Nicolas-Jean-Baptiste Raguenet.

2. En la contracubierta

En caso de la que la edición en tapa blanda no lleve solapas, y se desee que el texto sobre el autor esté en la parte exterior del libro, indefectiblemente, el otro espacio es la contracubierta.

Y dentro de este plano lo habitual es incluir la biografía debajo de la sinopsis del libro y antes del código de barras del ISBN.

Si se prefiere que en el exterior predomine el diseño vertical, la biografía puede emplazarse en uno de los laterales.

1. En la tripa

Ejemplo de biografía de autor - Rosa Montero

(Clic sobre la imagen para agrandar)

En el interior del libro, la semblanza puede ir en las páginas del inicio o en las del final, antes o después de la obra en sí.

Si se es un autor reconocido es más factible que este texto esté delante; como, por ejemplo, en La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero (edición Booket, 2018).

Caso contrario, este paratexto informativo se ubica en las páginas finales con el título “Biografía” o “Sobre el autor”.

¿Por qué parte del libro decidirnos?

Dónde situar la biografía en un libro impreso también es una decisión de criterio editorial.

No existe un espacio mejor que otro, sino el más adecuado atendiendo la línea editorial.

Si publicas por tu cuenta también puedes determinar un criterio a seguir en todos tus libros; sea incluir o no la biografía como hacerlo siempre en la contra o en el interior.

Por otro lado, existen las limitaciones propias de los soportes en los que se plasman las obras.

En un libro de bolsillo de dimensiones reducidas raramente quede espacio en la contracubierta; por tanto, la biografía irá en la tripa.

En un libro electrónico, indefectiblemente, el texto sobre el autor irá en el interior, ya que no cuenta con contraportada.

Respecto a los audiolibros, consulté con quien sabe mucho de ellos: Valeria Marcon, de Club Mundo Audiolibro, a quien agradezco toda la información sobre esta modalidad de publicación.

Le pregunté si se suele incluir una biografía del autor en los audiolibros; si era así, en qué momento de la narración se hacía y si era habitual tanto en obras de ficción como de no ficción.

Valeria me cuenta que “en los audiolibros que he escuchado de ficción y de no ficción no he encontrado una biografía del autor antes de comenzar con la propia historia, ni al final”.

Y agrega: “sí hay, casi siempre en no ficción, agradecimientos y una referencia a cómo contactar con el autor o dónde conseguir sus charlas, conferencias o cursos”. Y ejemplifica con el audiolibro Los 88 peldaños del éxito.

“También encontré dedicatorias al comienzo o al final, casi siempre en no ficción. Asimismo, encontré la narración del prólogo, pero siempre en textos de no ficción”, agrega.

Valeria matiza en que “la mayoría de los audiolibros de no ficción están escritos en primera persona y comienzan con anécdotas biográficas”. Pero aclara que “son reflexiones para entrar de lleno en el tema que van a desarrollar” y no una semblanza personal.

Apuntes sobre la redacción y extensión de una biografía de autor

Entre los muchos materiales adicionales que debes preparar para tu libro uno de ellos es una biografía.

Lo incluyas o no en las versiones de tu libro sugiero que siempre tengas a mano un texto sobre tu recorrido como escritor.

Incluso aunque sea el primer libro que publicas, tendrás algo que decir sobre tu trayectoria. Tal vez escribas en un blog o redactes notas para prensa, corrijas artículos o hagas copywriting; de ahí puedes sacar letra para la biografía.

Sea para el momento de su lanzamiento o para la promoción debes tener un texto que hable de tu faceta de escritor.

En realidad, lo ideal sería que elabores dos, e incluso tres, si lo consideras oportuno.

A efectos prácticos, creo que resulta de utilidad tener tres biografías: una estándar, una larga y otra superreducida.

1. La biografía estándar vendría a ser la que utilizarás para la solapa de la cubierta y la contracubierta.

También aquella idónea para tu perfil de autor de Amazon si vas a publicar en esta plataforma.

Es posible que debas hacer ciertos ajustes, reducirla un poco si el espacio de la contracubierta es escueto; o bien, alargarla para ocupar más espacio de la solapa o la contracubierta.

2. Por su parte, la biografía de autor larga se presta para incluirla en el interior del libro, en la tripa. Y también será la idónea para enviar como información de la autoría del libro a quien lo requiera.

3. La biografía superreducida te servirá para la descripción de tu perfil en las redes sociales. O cuando la presentación debe hacerse en una frase de muy pocas palabras.

Lo bueno, si breve, ¿es dos veces bueno?

La extensión de cada biografía es un aspecto de amplio debate. La gran mayoría de los artículos dicen que la biografía tiene que ser breve.

Pero ¿cuánto es breve? ¿Breve comparado con qué? ¡He aquí la cuestión, autores!

Mi sugerencia es que antes que breve porque sí, es que sea concisa, veraz y sincera. Que cumpla con la función informativa, que es el objetivo principal de un relato de vida literaria.

La biografía de un escritor no vende libros; vende su trayectoria, su escritura, su fama, pero no su biografía, por muy tortuosa o majestuosa que sea la vida del creador.

De ahí que su función sea la de informar al lector quién es y hace (o fue e hizo) esa persona que escribió lo que va a leer.

Si me preguntas sobre la cantidad de palabras de cada biografía te respondería lo siguiente. Alrededor de 100 palabras para la biografía corta —veinte menos, veinte más— y unas 300 palabras para la larga.

Si un escritor hace décadas que escribe seguramente tenga varias obras publicadas y haya ganado premios; esto hará que la biografía sea más larga que si se trata de un autor que publica su primer o segundo libro.

La biografía superreducida rondará los 150 caracteres o dos frases cortas. Por ejemplo, el límite de Twitter para la descripción es de 160 caracteres.

Revisa el perfil de Ana González Duque en Twitter y aprecia la cantidad de información que da con menos de veinte palabras:

Escritora de fantasía juvenil y comedia romántica. Explico http://marketingonlineparaescritores.com. Poeta si me dejan. Booktuber. Podcaster. Y sobrevivo.

En tanto la biografía estándar te vendrá de perlas para el perfil de Amazon Author Central, que recomienda que tenga menos de 1000 caracteres.

Por ejemplo, la trayectoria literaria —que no es poca ni corta— de Matilde Asensi en el perfil de Amazon está condensada en poco más de 900 caracteres.

¿Es necesario acompañar la biografía con una fotografía?

¿Vale la pena adicionar a la semblanza una fotografía? Depende. Puede que no te guste, pero la editorial te lo exija debido al diseño de sus libros.

Ejemplo de biografía de autor

(Clic para agrandar)

Lo cierto es que si bien no es indispensable, sí es recomendable; al menos para que los lectores te pongan cara si no te conocen.

Por tanto, acompaña la semblanza con una fotografía lo más profesional posible. Si no puedes o no quieres ir a un estudio fotográfico para obtener imágenes tipo superstar sigue estas sugerencias.

En El último judío, de Noah Gordon, la fotografía del autor aparece en medio de la sinopsis, sin más referencias. Igual en otros libros de esta colección.

Me resultó cuanto menos curiosa esta modalidad, ya que no se menciona al autor en la contracubierta ni se incluye una biografía suya en el interior.

¿Quién escribe la biografía de autor de un libro?

Lo ideal es que no sea el propio escritor, aunque siempre el primer texto (un borrador) lo acaba redactando él.

En las editoriales, es el editor de la casa o de la colección quien lo hace o debería hacerlo, aunque no siempre es así.

La escritora Care Santos lo relata en su en su blog: “La mayoría de editores, urgidos por la prisa o necesitados de personal, piden a los escritores que les faciliten un texto biográfico”.

Por tanto, mínimamente, se aconseja que el texto que saldrá publicado sea sometido a consideración de otras personas.

Para un escritor es complicado saber qué incluir y qué no cuando escribe sobre sí mismo. Al menos quien pretenda ser objetivo y sucinto, ya que hay textos que son una oda al ego.

Como dice Santos: “Los autores se despepitan escribiendo sobre sí mismos, de modo que luego salen las cosas que salen, y así tenemos las biografías de solapa convertidas en uno de los textos literarios más despiporrantes y absurdos del actual panorama literario”.

Por tanto, que otros profesionales aporten su mirada y (re)escriban la biografía del autor es sumamente recomendable.

Algunos ejemplos gráficos de la ubicación de las biografías

Parte exterior de "El huracán anónimo", de Alexis Díz-Pimienta

En esta imagen podemos ver la composición exterior del libro de Alexis Díaz-Pimienta, El huracán anónimo.

Se hizo con el arte final del exterior del libro, ya que la edición es en rústica con solapas; aunque bien podría ser también una sobrecubierta para un libro producido en tapa dura.

Parte exterior de "Digestión sana", de Publio Ayala Garza

En el libro Digestión Sana, del doctor Publio Ayala Garza, el texto sobre el autor se incluyó dentro del libro.

Se abogó por resaltar la sinopsis de contracubierta y por ello solo adicionó una fotografía a este plano.

Contracubiertas de cuatro libros con ejemplos de biografía de autor

En la imagen anterior podemos apreciar distintas maneras de plasmar la biografía de un autor.

Los libros sobre programación neurolingüística de Mónica Pérez de las Heras fueron publicados inicialmente solo en formato ebook.

Cuando esta periodista quiso publicar también en papel, nos encargó el desarrollo de las contracubiertas con los elementos que deseaba; además de la maquetación para libro impreso de cada uno de los títulos.

De este modo, creamos una retícula estándar para las contracubiertas de todos los libros de esta colección.

La que se ve en la imagen es la contracubierta de PNL para periodistas. Para los demás libros se siguió el mismo esquema cambiando la sinopsis y el color de fondo.

Por su parte, 20 casos reales para analizar competencias de liderazgo tiene dos autores y se decidió incluir una biografía y una fotografía de ambos.

Es un libro que se publicó mediante la plataforma Amazon KDP y, por tanto, es un libro sin solapas.

En consecuencia, la cantidad de palabras de cada texto debía ser escueta a la vez que tener una extensión similar para mantener cierto equilibrio.

En El alma de los espías, de Pablo Zarrabeitia, se abogó por no incluir detalles del autor; por el contrario, sí se destaca la figura que escribe el prólogo y una frase suya.

Finalmente, en Tu memoria en mis manos, de Pepita Cedillo Vicente, el texto biográfico es breve y no hay fotografía.

Fue un criterio editorial adoptado por la autora, ya que la cuestión del espacio (aún hay) no estaba en juego.

¿Qué información escribimos en estas biografías?

Como decía al inicio del artículo hay cientos de artículos donde se sugiere qué se debe y qué no incluir en una biografía de autor.

Los datos que se incluyan o no en la semblanza dependerán, en gran medida, de varios factores.

Por ejemplo, del tipo de libro y el género (o géneros) que escribe el autor; la trayectoria y recorrido literario que tenga el autor, como también lo que el editor quiera decir de él.

Para informarte sobre cómo elaborar una biografía de autor según tu perfil, lee este artículo en Literup y este en el blog de CEDRO.

También este de Notas para lectores curiosos, uno con ejemplos en Los libros de Javier y este de Javier Castro.

Esta nota de Beth Barany y esta en Self-Publishing School, en inglés, también te serán útiles.

¿En qué lugar prefieres incluir un texto sobre ti en tus libros?