Bases de concursos literarios: dónde poner el ojo (y todos los sentidos)

Mariana Eguaras Marzo 6, 2017 @ 9:43AM

Por el 25 May, 2015 | 29 comentarios

 

Participar en concursos literarios puede ayudar a un autor a salir del anonimato y lograr que una editorial publique su novela. Lo que muchos autores desconocen es qué implica su participación en distintos concursos literarios, qué derechos están cediendo sobre su obra y qué consecuencias puede tener esta participación en el futuro.

Cierto es que participar en concursos literarios organizados por escuelas de escritores, pequeñas editoriales o pequeñas entidades no es lo mismo que aquellos organizados por sellos editoriales reconocidos y grandes grupos editoriales. Es necesario considerar los matices, el alcance de unos y otros concursos, y el lector sabrá juzgar cuándo lo dicho a continuación aplica a uno y a otros.

Hay concursos y concursos, sí, pero todos más o menos poseen los mismos objetivos. Fomentar los valores literarios, promover la escritura como medio de creación y comunicación y expresiones similares son frases muy bonitas y es elegante incluirlas en las bases de un concurso. Pero la editorial es una empresa y como empresa necesita obras para convertirlas en libros y que esos libros se vendan. Por tanto, sin dejar de lado los valores altruistas que motivan la organización de un certamen literario, también debes saber que los objetivos —totalmente lícitos— de los concursos literarios se centran en:

  • Publicitar un sello o editorial: lograr difusión de una casa editora o sello editorial, tanto entre los autores como entre los lectores, y hacerse (más) conocidos. Crear concursos literarios siempre es un buen gancho para hacer promoción de la propia editorial, empresa o institución.
  • Conocer nuevos autores: es una manera habitual de acceder a obras inéditas y que lleguen a la editorial sin necesidad de salir a buscarlas. Los propios autores envían las obras siguiendo unas pautas que facilitan el trabajo de la editorial a la hora de realizar la selección.
  • Captar clientes: algunos concursos literarios están pensados para conseguir clientes. Una obra es premiada pero todas las demás son susceptibles de ser publicadas si el autor paga por los servicios editoriales (ver editoriales de coedición). Como la intención de publicar por parte del autor es patente, resulta más fácil conseguir clientes a través de un concurso que salir a buscarlos.

Bases de concursos literarios: dónde poner el ojo (y todos los sentidos)Este último caso también es lícito, siempre que el concurso no se organice con la intención del timar a los autores; es decir, con premeditación y alevosía. (*)

También es público y conocido que muchos concursos literarios están resueltos de antemano, que el sello o la editorial sabe quién será el ganador antes del fallo del jurado. El concurso en sí tiene como objetivo primordial pre-promocionar el libro ganador, calentar motores para cuando el libro esté a la venta e inundar los medios con la noticia. (**)

No es contraproducente participar en concursos literarios, siempre que leas y, sobre todo, comprendas todas y cada una de las cláusulas de las bases de participación. De esta forma, sabrás el recorrido que tendrá tu obra y cómo podrás disponer de ella en el futuro.

 

Bases de concursos literarios para tener muy muy en cuenta

Cuando lees las bases de los concursos literarios en los que te interesaría participar debes prestar atención a cada una de las cláusulas que componen esas bases, porque puede que estés hipotencando la gestión de tu obra por muchos años.

Para no hacer una entrada más extensa, me limitaré a señalar aquellos puntos o cláusulas de los concursos donde debes poner especial observación si quieres participar:

  • Obra original: parece redundante, pero aclararé que la obra debe ser original, producto de la imaginación del autor y no copia o reinterpretación de otra. No valen para este caso las obras de dominio público revisadas o anotadas.
  • Obra inédita: una obra inédita es una obra no publicada. Esto significa que no puede haber sido publicada anteriormente por una editorial, pero tampoco autopublicada. Por ejemplo, una obra publicada en Amazon KDP no podría participar en un concurso que establezca como condición que la obra sea inédita.
  • “Autor inédito”: cuando encuentres la frase “que el autor no tenga ninguna novela publicada con anterioridad” se aplica la misma variable que para el punto anterior. Ninguna novela publicada incluye las publicadas por cuenta propia; nada de Amazon, Bubok, Nook, Kobo, etc. Esta cláusula es habitual y de obligada inclusión cuando los concursos literarios son organizados por agencias literarias, ya que su principal interés reside en representar autores y si no han publicado, mejor.
  • Representación y agencia: deriva directamente del punto anterior y hace alusión a que si ganas el concurso pasarás a ser representado por un agente literario o agencia.
  • Participación/premiación en otros concursos: hay concursos que no permiten la participación de una obra que haya sido premiada en otro concurso, y hay otros concursos que no permiten la participación de una obra que haya participado en otro concurso. Es decir, hay que prestar atención a esta diferenciación de palabras.
  • “Participante”/”Ganador”: aplica el mismo criterio que el punto anterior. “Los autores participantes aceptan ceder…” significa todos los que participan en el concurso, no solo el ganador. Puede suceder que solo por participar en un concurso tu obra quede anulada para presentarla en otros.
  • Formatos y soportes: si el concurso establece “…ceder los derechos de edición sobre la obra en cualquier formato o soporte y canal conocido”, significa que cedes todas las modalidades de edición existentes para la obra en papel (trade, tapa dura o hardcover; rústica o paperback; de bolsillo; de texto; edición especial; para quiosco, etc.). Y también para las diferentes modalidades digitales (libro electrónico, aplicaciones, etc.), además de las audiovisuales (cine, TV, radio, etc.).
  • Territorios geográficos y lingüísticos: la terrible frase “para todos los países y lenguas del mundo” significa exactamente eso, aunque parezca un despropósito: para todos los países del mundo y todas las lenguas existentes —hay unas 200 naciones en la actualidad y más de 6.900 lenguas en todo el mundo—. Más información en Cómo detectar un contrato de edición abusivo.
  • Derechos derivados: si además de las modalidades de edición anteriores el concurso alude a la cesión de los derechos derivados, significa que estarás dando tu permiso para que la editorial explote tu obra traduciéndola, adaptándola y transformándola.
  • Tiempo de la cesión de derechos: si las bases del concurso especifican los años es fácil, ese es el dato. La duda se presenta cuando aparece un párrafo como este: “por todo el período de vigencia de los derechos de Propiedad Intelectual“. ¿A qué periodo se refiere? ¿Al periodo que abarca la vida del autor y 70 años después de su muerte? No, por suerte, porque sería el colmo de abuso. Por tanto, el periodo es de 15 años, el máximo tiempo que establece la Ley de Propiedad Intelectual para un contrato de edición.
  • Promoción: en caso de resultar ganador de un concurso y este incluya la cláusula “el autor se comprometerá activa y personalmente en la promoción de la obra ganadora que la Editorial estime necesaria” deberás estar disponible para la editorial y realizar todas las acciones de marketing que esta te proponga.
  • “Cláusula remate”: precaución con cláusulas como estas: “la editorial se reserva el derecho de obtener la cesión para la explotación en cualquier modalidad de las obras que, presentadas al Premio y no habiendo sido galardonadas, pudieran interesarle, siempre que comunique al autor correspondiente dicha decisión en el plazo máximo de X días hábiles a contar desde la fecha en que se haga público el fallo del Premio. El autor se obliga frente a Editorial, en el supuesto de recibir dicha comunicación en el plazo indicado, a ceder, en las condiciones que se establezcan, los derechos de explotación de su obra”. Esto significa que si has presentado una obra al concurso, no has ganado pero la editorial te notifica que está interesada en obtener los derechos de esa obra, estás obligado a hacerlo, tendrás que ceder los derechos de explotación de tu obra a la editorial, te guste o no, porque es una de las condiciones de las bases.

 

Debes saber que las bases de un concurso no son negociables, son como las lentejas… Es un paquete cerrado: aceptas todo lo que está asociado a él o no participas en el concurso. Además, todos los premios de los concursos literarios constituyen un adelanto por publicar una obra. Para entendernos con claridad: es un adelanto en concepto de derechos de autor emperifollado de premio, un adelanto por el que tendrás que facturar y declarar como ingreso.

 

Bases de concursos literarios: dónde poner el ojo (y todos los sentidos)

 

(*) Información al respecto en Cómo estafar a los escritores: Concursos, premios y editoriales de las que hay que cuidarse, y en los comentarios de esta misma, algunos muy jugosos e informativos.

(**) Este es, por ejemplo, el caso del famoso Premio Planeta. Y no lo digo yo, sino gente que sabe mucho más, como La Patrulla de Salvación, aquí, aquí aquí, más un extra de un premio del otro gran grupo editorial aquí.

Base gráfica de las imágenes: © Freepik

    29 Comentarios

  1. Muchas gracias por tus anotaciones, son de mucha ayuda. Siempre he tenido una duda, cuando uno quiere someter una obra a un concurso, ¿es necesario ya haberla registrado, es decir, que ya tengas tú los derechos de autor? ¿o las obras se mandan sin derechos de autor? Gracias.

    Itzel

    25 Mayo, 2015

    • La ley de Propiedad Intelectual establece, en su artículo 1, que “la propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación”, sin necesidad de registro o certificación de autoría. Por ello, el registro de una obra en el Registro de la Propiedad Intelectual es voluntario (no es obligatorio) y no suele incluirse esta cuestión como un requisito de los concursos literarios. Por tranquilidad del escritor este la suele registrar su obra y siempre es mejor hacerlo antes de cualquier participación en un concurso. Cuando acabas de escribirla, derecho a registrarla :-).
      Los derechos morales del autor son irrenunciables, solo los derechos patrimoniales se pueden ceder.
      Saludos.

      Mariana Eguaras

      25 Mayo, 2015

  2. Hola Mariana,

    gracias por todas estas aclaraciones.

    Es muy importante para un escritor novel o independiente estar al día de todas estas cuestiones legales que muchas veces se escapan y luego te pillan con el pie cambiado.

    Pasa un poco como con la letra pequeña de algunos productos financieros. Al principio sólo ves las ventajas y luego te das cuenta de que las cláusulas pueden ir en contra de tus intereses.

    Un saludo
    Peio

    Peio

    26 Mayo, 2015

    • Hola, Peio. La letra pequeña, sea donde sea, siempre es peligrosa. Un saludo.

      Mariana Eguaras

      26 Mayo, 2015

  3. Hola Mariana, nos encantaría poder hacerte una entrevista para nuestro espacio literario “Tusitala” en la 105.9 de la FM de Radio Guiniguada en las Islas Canarias, para que nos hablases de este tema. Si te apetece hacerlo me puedes mandar correo o responderme a este mensaje. Un abrazo.

    Ana María Márquez

    26 Mayo, 2015

  4. Estimada Mariana: Te felicito por esta publicación. No te olvidaste de ningún detalle. La experiencia como autor veterano, me permiten avalar que las cosas son tal como las has descrito. En Argentina hubo (y habrá) muchos casos en los que el autor novel, entregó su obra a una editorial que no se mostró interesada. Al cabo de corto plazo, esa misma obra fue escrita por otro autor del staff de la editorial organizadora. Este autor pasó años de desgaste tribunalicio antes de cobrar el juicio por plagio.
    Otro caso (de los tantos que podría contarte) fue el de dar por ganadora una obra que había sido encargada a un autor que ya trabajaba para esa editorial. Premiarlo fue un argumento para promocionar el libro. Lo más grave es que esa es una editorial de renombre en Argentina y no pasó de ser un escandalete sin mayores trascendencias para la empresa, pero que sí acabó con el prestigio del autor, al descubrirse que todo estaba arreglado de antemano.
    Permíteme recomendar tu comentario.

    Eduardo Jorge Arcuri

    6 Junio, 2015

    • Hola, Eduardo. Gracias por las felicitaciones y por recomendar el artículo.
      Por favor, no copies y pegues todo el contenido de esta entrada en tu blog; copiar-pegar contenido no es recomendación sino contenido duplicado que en lugar de recomendar perjudica. Te agradeceré leas esta entrada para saber cómo compartir mis contenidos: Pauta para compartir mis contenidos en tu blog
      Saludos.

      Mariana Eguaras

      7 Junio, 2015

  5. Hola. Agradecería mucho que me aclararan, desde su experiencia con respecto a concursos literarios, unas dudas puntuales que tengo, pues es un tema nuevo para mí. Primero: ¿Se justifica proteger o registrar con alguna plataforma virtual como Safecreative o Creative Commons cuentos cortos de como dos páginas? y segundo: ¿Es un problema si uno envía una obra ya registrada a un concurso en cuyas bases se dice que el ganador debe ceder derechos de publicación? Me refiero a que, en esos casos, ¿la entidad convocante del concurso debe pedir permiso de todas maneras, puesto que la obra se encuentra protegida por derechos de autor, o no es necesario que pidan permiso, puesto que en las bases se ha explicitado que uno debe ceder los derechos? Espero su respuesta, que estén bien.

    César

    30 Junio, 2015

    • Hola, César. 1. Si se justifica o no registrar ese tipo de obra es una cuestión personal. 2. El registro no tiene que ver con la sesión de derechos y es un acto voluntario. En caso de litigio, el hecho de tener la obra registrada caería el cargo de la prueba en la otra parte. No, ningún problema es enviar una obra registrada a un concurso, incluso algunos concursos exigen en sus bases que la obra esté registrada. El registro vendría a confirmar los derechos morales y los únicos derechos susceptibles de ser cedidos son los patrimoniales o económicos. La entidad convocante nunca debería publicar la obra sin el consentimiento del autor porque se expone a una denuncia por infracción de los derechos de autor. Saludos.

      Mariana Eguaras

      30 Junio, 2015

      • Ok, muchas gracias.

        César

        30 Junio, 2015

  6. hola Mariana! Primero gracias por el blog y toda la información que ofreces desinteresadamente, son de gran ayuda para much@s!

    Segundo, no sé si podrías aclararme una dudita respecto del contenido del artículo. Es sobre la cláusula remate. En concreto: “El autor [no ganador] se obliga frente a Editorial, en el supuesto de recibir dicha comunicación en el plazo indicado, a ceder, en las condiciones que se establezcan, los derechos de explotación de su obra.”
    Me parece muy cuestionable legalmente este punto, pues no especifica las condiciones, sólo dice “las que se establezcan”. Es decir, que deja puerta abierta a un royalti del 0,0001% en lugar del típico 10%, por poner un ejemplo extremo.
    ¿Cuál es tu visión/experiencia respecto a esto?

    Muchas gracias!

    Wilson L.

    27 Marzo, 2016

    • Hola, Wilson:

      Es una cláusula ambigua, tanto para el autor como para la editorial. “En las condiciones que se establezcan” no se especifica quién establecerá las condiciones ni si serán consensuadas con el autor; quiero creer que es esto último sino además de ser una cláusula abusiva es muy poco ética por parte de la editorial (es un ninguneo al autor). Y los derechos de explotación son cinco, se entendería que el autor se encuentra obligado a ceder los cinco ala editorial.

      Como está redactado “en el supuesto de recibir dicha comunicación en el plazo indicado” da pie al autor a decir que nunca ha recibido dicha notificación y, por tanto, no se encuentra obligado a ceder los derechos sobre su obra 😉

      Un saludo.

      Mariana Eguaras

      27 Marzo, 2016

      • Gracias!
        Como dices, cláusula abusiva aunque el escritor@ siempre tendrá la opción de hacer oídos sordos, si es que ha encontrado alternativa, ya que de lo contrario difícil será que no responda al mensaje de la editorial 😉

        salud!

        Wilson L.

        28 Marzo, 2016

  7. Hola Mariana:
    Antes de nada, muchas gracias por realizar esta guía para estar atento con los concursos.

    Hay algo que me ha llamado la atención de un concurso literario al que me quiero presentar, y es que no se menciona en ningún momento nada respecto a los derecho de publicación. Decir que el objetivo es para la creación de una edición no venal con fines divulgativos, para colegios, etc.

    Si no se menciona nada en relación a los derechos, ¿cómo debería entender la cesión de un texto para fines divulgativos? ¿Se utilizaría el máximo de 15 años de forma predeterminada?

    Muchas gracias.

    Jesús

    22 Junio, 2016

    • Hola, Jesús:

      Si no se especifican los años de sesión de los derechos (que además hay que ver cuáles solicitan) son 15 años, como indica la ley.

      El hecho de que las publicaciones sean no venales no implica la exclusión del derecho de distribución, comunicación pública, etc. Solo es que no habrá remuneración, cosa que debería especificarse.

      Esta entrada también puede arrojarte un poco de luz.

      Saludos.

      Mariana Eguaras

      22 Junio, 2016

      • Lo único que especifica sobre los derechos es el siguiente fragmento:
        «… 1.000€ en concepto de premio y derechos de autor».

        Entonces cuento con que serían 15 años de cesión.

        Muchas gracias.
        Un saludo.

        Jesús

        22 Junio, 2016

        • Demasiado ambiguo, tanto para el autor como para la editorial, ese fragmento para lo que está en juego: ¿incluye traducciones, adaptaciones, distintas modalidades de edición…? Si no dice nada, efectivamente, cuenta con 15 años.

          Mariana Eguaras

          23 Junio, 2016

          • No sería para una editorial. Sería para la Fundación Canal de Isabel II.

            Discúlpame, no quiero quitarte más tiempo jeje.
            Muchas gracias por todo.

            Un saludo.

            Jesús

            23 Junio, 2016

            • La cesión de los derechos patrimoniales por parte de un autor aplica para cualquier tipo de empresa, asociación o particular. Saludos.

              Mariana Eguaras

              24 Junio, 2016

  8. Buenas tardes,

    En el caso de que el concurso no tenga finalidades editoriales y que el importe sea reducido (estoy hablando de 300, 400€ máximo), también debe declararlos el escritor?

    Muchas gracias,
    Joan Antoni Forcadell

    Joan Antoni Forcadell

    9 Julio, 2016

    • Sí, al fin es un dinero obtenido que, como cualquier otro, tributa. Se considera rendimiento de trabajo cualquier derecho de autor que sea declarado como tal. Si lo que se gana en un concurso (no importa el fin) y no se declara como derecho de autor se tiene que pagar más. Encuentras más información en Cómo tributan los premios de los concursos. Saludos.

      Mariana Eguaras

      9 Julio, 2016

  9. Querría una aclaración sobre qué significa ceder los derechos de explotación de una obra, en razón de los textos que copio más abajo tomados de bases de concursos

    “La Diputación Provincial de Zaragoza editará un libro con el trabajo premiado en la colección Baltasar Gracián, reservándose todos los derechos de propiedad de la obra premiada… La entrega de… veinticinco ejemplares de los relatos ganadores cubren los derechos de autor de esta edición”

    “Los trabajos premiados quedarán en poder de la Organización, que se reserva el derecho de su publicación, ya sea en versión impresa o digital. En todo momento, el/la autor/a quedará mencionado/a.”

    Tengo claro que, de acuerdo a estas cláusulas, los organizadores reciben la autorización del autor para publicar la obra premiada. Pero ¿es en exclusiva? La persona ganadora, ¿podría publicar a la par la obra por su cuenta o en editorial o entidad diferente?

    Muchas gracias por tu valiosa información.

    José Antonio Prades Villanueva

    22 Noviembre, 2016

    • Las respuestas a tus preguntas deberían estar respondidas en las bases del concurso. De no estarlo, la situación es confusa porque podría prestarse a interpretaciones varias.

      Mariana Eguaras

      22 Noviembre, 2016

  10. Buenas, la situación que planteo es la siguiente: participo en 2 concursos en los que explícitamente dice que la obra no puede estar pendiente de fallo en otro concurso. Se dan los resultados y gano el primero de los concursos. Inteligentemente, evitando un caso hipotético en que gane también el segundo, lo cual destaparía mi “¿farsa?”, envío un mensaje en el que renuncio a seguir participando en ese segundo concurso. ¿Existe sanción para este hecho? Me refiero a judicial y material, no moral. Es que simplemente para un escritor es difícil preparar un libro durante meses y solo poder concursar en un premio anual. Estaría agradecido por su respuesta.

    Jorge

    25 Mayo, 2017

    • Antes que nada, decirte que cuando participas en un concurso la situación es la misma que si participas en un juego: aceptas las reglas del juego o no juegas. Partiendo desde esta premisa, tú has incumplido alguna de esas reglas que se establecen y, si existe algún tipo de sanción por incumplirlas, estas estarán especificadas en las cláusulas de participación del concurso.

      Existen reglas, incluso leyes, que son o nos parecen injustas, pero no por ello dejan de tener validez y debemos atenernos a ellas. 😉

      Mariana Eguaras

      25 Mayo, 2017

  11. Buenos días, tengo una duda respecto a la presentación de una novela a concurso, en este caso en formato papel. Me temo que por ser la primera vez que lo considero, no tengo ni idea.
    ¿Qué se entiende por original debidamente encuadernado? ¿Qué se suele enviar? En un taller de impresión me han dicho que en espiral. Pero me parece que igual meto la pata…
    Y otra cosilla, fruto de vuestra experiencia: En caso de que no se diga el tamaño de letra (sí dicen que vaya a doble espacio) ¿el tamaño 11 se suele aceptar?
    Muchas gracias!!!

    Ingrid

    14 Junio, 2017

    • Hola, Ingrid:

      ¿Piden un manuscrito “debidamente encuadernado” en época digital? Vaya avance tenemos… Ironía aparte, entiendo que con una encuadernación de espiral es suficiente (lo pedirán así para que las páginas no se mezclen).

      Es extrañó que no se diga el tipo y tamaño de fuente y sí solo el interlineado. Times New Roman a 12 pt (un pelín más grande de lo que propones) está bien; nadie podrá decir que no se puede leer.

      Saludos.

      Mariana Eguaras

      14 Junio, 2017

      • ¡Muchísimas gracias, Mariana! El tema de la letra es debido a que mi novela es bastante larga (210.000 palabras) y me tiene preocupada que abulte mucho y se desanimen.
        Te voy a escribir a “contacto” para preguntarte por presupuesto y plazos aproximados para una revisión ortotipográfica.
        ¡Gracias de nuevo!

        Ingrid

        14 Junio, 2017

        • Pon menos milímetros en el margen y así la cantidad de páginas será menor. En TNR a 11 pt se ve perfecto también (a menos que algún jurado sea muy miope 😀 ). Estoy de vacaciones hasta 26 de junio; responderé correos a partir de esa fecha. Te lo comento por si tienes cierta urgencia con el trabajo.

          Mariana Eguaras

          14 Junio, 2017

Trackbacks/Pingbacks

  1. Revista Jus - Bases de concursos literarios: dónde poner el ojo (y todos los sentidos) Participar en concursos literarios puede ayudar a…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *